el descanso importa

La increíble relación que existe entre la dieta keto y descansar bien

¿Has comenzado un régimen y tu calidad del sueño ha empeorado? Quizá debas conocer esto antes, para considerar qué debes hacer

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Estás pensando hacer la dieta keto? Pues vayamos al principio, aunque ya deberías saberlo: se trata de una de las más polémicas que existen. La 'descubrió' en 1921 el endocrino Henry Rawle Geyelin, y se centra en la ingesta de más alimentos ricos en proteínas y grasas y la restricción de glúcidos y azúcares con el objetivo de generar una situación de cetosis –exceso de cetonas en la sangre– similar al ayuno.

Aunque no lo creas, en su momento estaba concebida para tratar a niños con epilepsia, pero su popularidad actual se basa en que el cuerpo entre en "cetosis", produciendo que las reservas de grasa se conviertan en cetonas, las cuales alimentan los músculos y el cerebro en lugar de los carbohidratos. El resultado es la quema de grasa y pérdida de peso relativamente rápida en comparación con una dieta tradicional.

Dieta y descanso

¿Los contras? No hay uno solo, de ahí la polémica. El estado de cetosis del que hablábamos antes es complicado de mantener, y una vez que se logra, el cuerpo puede reaccionar de formas extrañas o incluso dolorosas. Por ejemplo, en el sitio web Reddit (algo así como nuestro Forocoches) se han abierto docenas de hilos de personas que piden ayuda pues han comenzado el régimen y han notado los efectos secundarios del mismo. "Noto una erupción en el pecho izquierdo a los tres días de comenzar", "estoy empezando a desarrollar costras y ampollas y me duele mucho", son algunos de los comentarios: se trata de una erupción conocida como prurigo pigmentoro y existe una vinculación entre ella y la cetosis.

Pero la keto también tiene otros efectos secundarios. Si conoces a alguien que la esté practicando (o quizá seas tú mismo), es probable que hayas notado problemas para dormir. Una gran reducción en la ingesta de carbohidratos combinada con un aumento significativo en la ingesta de grasas puede causar cambios en los patrones del sueño, explica el doctor Michael J. Breus en 'Psychology Today': "Algunas investigaciones sugieren que comer grasas abundantes puede mejorar la calidad del sueño, mientras que otros estudios muestran que las dietas altas en ellas están relacionadas con un sueño más disruptivo y problemas para conciliarlo. Además, también se ha demostrado que las personas con trastornos del sueño tienden a consumir menos carbohidratos que las personas sin ellos", apunta.

"Por tanto, se han establecido estudios de todo tipo", indica. "Uno demostró que las dietas cetogénicas aumentan el sueño REM y su calidad en grupos de niños con epilepsia. Otro que acaba de ser publicado descubrió que este plan de alimentación ayudó a reducir la somnolencia diurna en un grupo de pacientes obesos, y lo más fundamental, algunas nuevas investigaciones muestran que este régimen tiene efecto en un químico cerebral muy importante para la regulación del sueño: la adenosina", explica.

Cuando se comienza la dieta, produce problemas para dormir a corto plazo, pero al perder peso la calidad del sueño mejora

¿Qué es? Es un nucleósido que, según el médico, se acumula en el cuerpo durante todo el día. Contribuye a que nos sintamos cada vez menos alertas y despiertos a medida que avanza el día, y finalmente ayuda a promover un sueño más profundo de onda lenta por la noche. "Necesitamos realizar más investigaciones para comprender mejor la relación entre la dieta keto y la adenosina para dormir directamente, pues cuando se promueve su actividad en el cuerpo, esto ayuda a relajar el sistema nervioso y reducir el dolor y la inflamación. Puede ser que, en un principio, cuando se comienza la dieta, esta produzca problemas para dormir a corto plazo pero que finalmente al adelgazar mejore la calidad del sueño. Aún es pronto para saberlo, tendremos que seguir estudiándolo", apunta el doctor.

Por ahora, hay dos cosas que debes tener en cuenta si vas a seguir una dieta, ya sea la keto o cualquier otra que pueda ser baja en carbohidratos:

Cualquier cambio en la dieta puede alterar tu sueño. Qué y cuándo comemos afecta nuestros ritmos circadianos, nuestra salud intestinal, nuestros niveles de energía y las hormonas y bioquímicos. Si estás comenzando un régimen, ten en cuenta que tu sueño puede cambiar al principio y no te preocupes.

Perder peso te ayudará a dormir mejor. Dormirás más cómodamente y te despertarás con más energía durante el día, pero eso sí, perder peso a expensas de una rutina de sueño sólida no es una estrategia inteligente, lo importante es mantener un peso saludable y, por supuesto, descansar bien.

Por lo tanto come sano y duerme lo suficiente, pues las investigaciones siguen en pie.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios