Cómo escribir una carta de presentación para conseguir un empleo
  1. Alma, Corazón, Vida
Así destacarás

Cómo escribir una carta de presentación para conseguir un empleo

Un profesor universitario experto en Recursos Humanos da varias claves para poder realizar el documento perfecto y así sorprender al entrevistador

Foto:  Foto: Unsplash
Foto: Unsplash

Un buen currículum, evidentemente, es clave para obtener ese puesto de trabajo con el que siempre habías soñado o conseguir seguir ascendiendo en tu carrera profesional hasta poder alcanzarlo. La experiencia laboral y la formación que has tenido a lo largo de tu vida es un punto fundamental, pero la llave para conseguir ese nuevo empleo puede estar en la carta de presentación.

Escribir este documento, que nos diferenciará del resto de personas que se postulan para el mismo puesto, es el punto diferenciador. Por ello debemos saber cuál es la manera correcta de realizarlo y algunos puntos clave para que tu perfil destaque ante el responsable de Recursos Humanos.

Muestra de una manera clara y directa quién eres, por qué te postulas, qué te inspira para acercarte a la empresa y qué puedes ofrecer a la compañía

"Antes de nada debemos tener claro que la carta de presentación es un complemento del currículum", explica a El Confidencial Manuel García Palomo, profesor del Máster en Dirección de Personas y Desarrollo Organizativo de Esic. "Justamente por eso no se debe repetir información o, por lo menos, no decirlo de la misma manera", destaca. "Digamos que el currículum es una lista de ingredientes, mientras que la carta es la combinación de estos, la receta", ejemplifica.

"El objetivo de la carta es mostrar de una manera clara, directa y sencilla quién eres, cuál es la razón por la qué te postulas, qué te inspira acercarte a esa empresa y qué puedes ofrecer a la compañía", resume el especialista en Recursos Humanos. Eso sí, el profesor universitario aclara que "nadie va a conseguir trabajo a través de un currículum y una carta de presentación. El objetivo de estas es demostrar al seleccionador que tienes algo que te hace destacar para acceder a una entrevista personal", por ello es tan importante saber realizar ambos documentos. "Los procesos selectivos no son procesos de justicia, no es una comparación entre todas las personas, funciona mediante un procedimiento de rechazo", añade.

Estructura del documento

Como máximo el documento debe ocupar una hoja ya que "el tiempo del que se dispone en los procesos selectivos para eliminar currículums es muy breve", señala el profesor universitario.

Foto: Foto: iStock

Este documento debe incluir de manera organizada, fecha y lugar en el que se escribe e incluir a la persona a quién se dirige. "Frases como 'a la persona encarga de' o 'a quién corresponda', deben evitarse y mucho más con los medios que tenemos actualmente para buscar en internet a la persona a quién debe ir dirigida", aclara. Además, el saludo debe ser formal, "por ejemplo, un saludo correcto sería 'estimado señor'", destaca.

A continuación sería importante mostrar quién eres, por qué te interesa el puesto y qué puedes aportar a la empresa. "Estas ideas tienen que estar bien organizadas, con una introducción, un desarrollo y una conclusión. De este modo se traslada la estructura que tiene el sujeto en la cabeza y su capacidad comunicativa", explica el profesor de Esic. Pero aclara que no siempre un documento desorganizado tiene que hablar de una persona igual -o al revés-, pero es la forma de destacar. Asimismo, es importante mostrar interés por la empresa y que has hecho los deberes investigando sobre esta.

Las ideas que se transmiten en la carta tienen que estar bien organizadas: una introducción, un desarrollo y una conclusión

El último párrafo debe mostrar "cuál es tu disponibilidad para trabajar o tener un encuentro con los responsables de la empresa y movilidad. Sin olvidar tu nombre, apellido, datos y agradecer la atención a la persona que ha leído el documento", explica.

Errores que debes evitar

"Uno de los errores comunes que comente la gente que se postula a un puesto de trabajo es mandar una carta que no tiene una finalidad clara", destaca el experto. Igualmente, "se debe intentar evitar el utilizar mucho el 'yo', empleando más un aspecto impersonal". Y, sobre todo, "no intentes engañar nunca. Si no te pillan en el momento en el que están leyendo la carta, más adelante, en la entrevista se va a descubrir que lo que decías no se corresponde con la realidad y quien pagarás las consecuencias serás tú", sentencia.

Entrevista de trabajo Experiencia laboral Empleo Recursos humanos Perfil
El redactor recomienda