Una situación incómoda

Cómo explicar en una entrevista de trabajo que te han echado de tu anterior empleo

Un profesor universitario experto en Recursos Humanos da varias claves para poder abordar esta mancha en el currículum y salir airoso

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Encontrar un nuevo empleo puede ser difícil según el sector laboral al que pertenezcas y la experiencia que tengas. El simple hecho de acceder a un proceso de selección puede ser complicado, incluso si tu currículum es maravilloso. Pero, ¿y si hay una mancha en tu expediente laboral?

Una de las mayores incomodidades a las que te puedes enfrentar en una entrevista de trabajo es explicar a qué se debe un vacío temporal en tu currículum, un fenómeno muy común en la sociedad española en la que hay un exceso de trabajo temporal. Eso sí, si el motivo es que te han echado de tu anterior empleo, dar una explicación adecuada puede ser la llave para un nuevo puesto. Del mismo modo, la respuesta incorrecta podría hacer que te descarten automáticamente del proceso de selección.

Es fundamental prepararse una respuesta que muestre todo lo que hemos aprendido sobre el despido y mostrar capacidad de resiliencia

“Si te han echado de un trabajo, algo que nos puede ocurrir a todos en nuestra vida laboral, lo más importante es prepararte bien cómo explicarlo en las futuras entrevistas”, explica a El Confidencial, Carlos González Alonso, profesor del Máster en Dirección de Personas y Desarrollo Organizativo de Esic.

Honestidad y transparencia

Aunque pueda sonar seductora la idea de escurrir el bulto sobre este tema o directamente mentir, “hay que ser honestos y transparentes”, apunta el experto en Recursos Humanos. “Si te han despedido es un hecho que no tiene sentido ocultar. Sobretodo porque se puede detectar muy fácilmente en los procesos de selección, ya que se suelen pedir referencias, ya sea directamente a la empresa anterior o por contactos de LinkedIn”.

“Hay que decir la verdad y preparase una respuesta que muestre todo lo que hemos aprendido sobre ese fracaso”, insiste. “Es fundamental mostrar esta capacidad de aprendizaje y, sobretodo, resiliencia. Es algo que nos puede pasar a cualquiera y que, con total normalidad, tenemos que afrontar y continuar adelante”, destaca.

No culpes a la otra empresa

En algunas ocasiones el instinto más básico nos lleva a culpar a otros de las cosas que nos salen mal en la vida. Y cuando nos despiden de un trabajo, con más o menos razón, por lo general hacemos lo mismo. A pesar de ello, esto debe evitarse a toda costa en una entrevista de empleo.

“Hablar mal de un excompañero de trabajo, del exjefe o de la antigua empresa no es un buen consejo. Especialmente porque da la sensación de que en un futuro también podrías acabar hablando mal de la compañía para la que te postulas, sus clientes y empleados”, señala el profesor de Esic.

Hablar mal de la anterior empresa da la sensación de que en un futuro podrías acabar haciendo lo mismo en la compañía a la que te postulas

Incluso si te preguntan directamente si el motivo del despido fue no tener una buena relación con los compañero o los superiores, aunque sea cierto, González recomienda responder con frases como: “Prefiero no entrar en esto porque es un tema del pasado, además la otra persona no está presente” o “Prefiero hablar del futuro y de lo que puedo aportar a esta empresa”. De este modo demostrarás que no existe un resentimiento hacia la compañía anterior y la capacidad de aprendizaje.

Y es que aunque te hayan echado de otro empleo “no estás marcado”, sentencia el especialista. En el caso de que aborden el final de tu empleo anterior, “el seleccionador lo que realmente quiere saber es lo que has aprendido de ese despido”, concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios