EN 2021 EN LOS EE.UU.

¿Quieres convertirte en abono después de morir? Una empresa ya ofrece este servicio

El proceso se basa en los principios tradicionales de los entierros naturales y tus restos se convierten en compost

Foto: Katrina Spade, fundadora y CEO de Recompose. Foto: Twitter
Katrina Spade, fundadora y CEO de Recompose. Foto: Twitter

Cuando abandonamos este mundo, hasta la fecha teníamos dos opciones principales: ser enterrados o ser incinerados. Ahora, una compañía, a partir de 2021, nos da una nueva posibilidad: ser convertidos en compost, es decir, servir de abono para la agricultura.

El fin de la existencia humana puede tener un uso útil, servir como abono para los campos. O así lo cree Recompose, una compañía estadounidense que sostiene que cuando ya no estemos sobre la faz de la Tierra, nuestro cuerpo puede volver a ella mediante la transformación en compost.

Esto que quizás te parezca ciencia ficción está más cerca de lo que crees, ya que esta compañía va a comenzar sus operaciones en Seattle, Washington (Estados Unidos) en 2021, ya que se ha aprobado que Washington sea el primer estado estadounidense en permitir el compostaje humano.

Varias carretillas de tierra

El proceso se basa en los principios tradicionales de los entierros naturales y tiene lugar dentro de recipientes reutilizables, "Los cuerpos están cubiertos con astillas de madera y aireados, proporcionando el entorno perfecto para microbios de origen natural y bacterias beneficiosas", se señala desde la compañía."Durante unos 30 días, el cuerpo se transforma por completo, creando tierra que luego se puede utilizar para hacer crecer nueva vida".

"Durante unos 30 días, el cuerpo se transforma, creando tierra que luego se puede utilizar para hacer crecer nueva vida"

Según nos cuenta Science Alert, una vez completado el proceso de compostaje, se anima a familiares y amigos de los difuntos a tomar parte o la totalidad de la tierra que ha generado cada persona (difunta), que puede completar varias carretillas, y lo usen para cultivar sus propios jardines.

La "recomposición" supone, según los responsables de Recompose, un ahorro, por persona, de una tonelada métrica de CO2 respecto a un entierro convencional o a una cremación, al mismo tiempo que garantiza que tus restos podrán servir para generar vida y no "ocupar" espacio de la misma (dentro de una tumba).

Así, esta es una tercera alternativa para después de morir, que promete ser más ecológica y más sostenible. Su precio estimado es de 5.500 dólares (cerca de 5.000 euros) y, por ahora, solo está disponible para humanos, no para, por ejemplo, mascotas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios