GRACIAS A UN VÍDEO EN TIME LAPSE DE 17 MESES

Descubren que los cadáveres "se mueven" más de un año después de la muerte

Una investigación con cuerpos en descomposición ha permitido entender cómo evolucionan los cadáveres después del fallecimiento de las personas

Foto: Han descubierto qué les pasa a los cadáveres durante su descomposición (EFE/Tannen Maury)
Han descubierto qué les pasa a los cadáveres durante su descomposición (EFE/Tannen Maury)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Se las llama "granjas de cadáveres", aunque los científicos prefieren otros nombres menos macabros como cementerio forense. Son lugares en los que se investiga qué sucede con los cuerpos humanos después de su muerte y son imprescindibles para ayudar tanto a la comunidad científica como a los diferentes cuerpos de policía en sus investigaciones.

En esas granjas los cuerpos se dejan en distintas posiciones: al aire libre, semienterrados, tapados por un plástico, rodeados de una jaula… la intención es conocer cómo se descomponen tras la muerte y qué sucede en el lugar en el que descansan. Con esa información se puede mejorar la identificación de personas o ayudar a resolver todo tipo de crímenes.

Estados Unidos es el país que más granjas de cadáveres tiene, un total de siete, pero también existen en otros lugares como Australia. Allí trabaja Alyson Wilson, una científica que ha descubierto que los cuerpos “se mueven” más de un año después de la muerte y lo ha hecho grabando durante 17 meses la descomposición de un cadáver con la técnica del ‘time lapse’.

El cadáver ‘se mueve’

En declaraciones que recoge la BBC, Wilson señala que en el cadávez que estudió los brazos se movieron, pasando de estar junto al cadáver en el momento de la muerte a terminar abiertos hacia los lados: "Creemos que los movimientos se relacionan con el proceso de descomposición a medida que el cuerpo se momifica y los ligamentos se secan".

El descubrimiento es muy importante para resolver crímenes, ya que puede cambiar el punto de vista policial al analizar posibles causas de una muerte

Xanthe Mallett, profesora de la Universidad de Newcastle, antropóloga forense y criminóloga, supervisó la investigación de Wilson y asegura que "es la primera vez que se captan en cámara los movimientos en el proceso de descomposición". Y es muy importante para las investigaciones policiales: hasta ahora se asumía por norma general que la posición en la que encuentran un cadáver es la misma que tenía en el momento de la muerte, si no hay pruebas de que se haya movido.

Wilson explica que, a partir de ahora, las teorías cambiarán: "Si una persona muere de una sobredosis de drogas, la policía esperará hallar una jeringuilla en la mano o muy cerca de la mano de la persona fallecida. Pero debido a los movimientos postmortem, las manos pueden haberse movido bastante lejos de la jeringa. Y eso podría llevar a una interpretación errónea de la causa de muerte".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios