¿COSAS DE ANCIANOS?

Los consejos que te dieron tus abuelos: cuáles conviene seguir y cuáles no

Que la experiencia es un grado es algo que no se puede discutir y por eso nos fiamos fehacientemente de lo que nos digan nuestros mayores. Pero no siempre llevan razón

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Siempre has escuchado que "más sabe el diablo por viejo que por diablo", pero, ¿por qué? Lo cierto es que la experiencia brinda más conocimiento y sabiduría que la astucia o inteligencia inherentes en una persona.

Si bien estas dos últimas cualidades son de inmenso valor, adquirir información y momentos vividos a lo largo del tiempo permite una nueva dimensión, una mayor densidad y provecho. ¿Entonces deberías hacer caso a nuestros mayores? ¿Son nuestros abuelos la mayor fuente de experiencia? Seguramente en casi todos los casos, sí.

Muchos disfrutan de los consejos de nuestros familiares más longevos por razones obvias. No solo porque estos quieran lo mejor para nosotros sino porque con los años han aprendido de las situaciones del día a día, aunque no todas las ocasiones aciertan. ¿Cómo saber la diferencia? Varios expertos han analizado algunos de ellos sobre dinero, relaciones y vida y han descubierto cuáles debemos de ignorar y cuáles seguir.

A seguir

Haz las cosas con alegría y entusiasmo. Las personas mayores suelen echar de menos sus épocas más activas, por ello, es habitual que recomienden a los más jóvenes sobre el trabajo y la actividad en general. Aunque la contraprestación económica es importante, los más experimentados aseguran que con el paso del tiempo, se valoran otros detalles de la profesión como lo aprendido, los grandes o difíciles momentos vividos en sus respectivas profesionales o las personas que conocieron gracias a sus empleos. Por eso, los abuelos nos suelen recordar que no valoremos tanto el sueldo de un trabajo.

Ríete siempre un poco más. Soltar algunas carcajadas es la mejor medicina para el estrés y el dolor. Puede mejorar rápidamente tu estado de ánimo, así como aumentar la intimidad, la felicidad y la comprensión, ayudándote a relacionarte con los demás. De hecho, un estudio de la Universidad de Kansas da validez a los datos que los abuelos suelen mencionar: las parejas que se ríen juntos, permanecen juntas. "En mi opinión, el propósito de la vida es divertirse", afirma Mike Goldstein, coach a 'Reader's Digest'. "Si puedes encontrar tiempo para hacer eso con tu media naranja es que os dirigís hacia la dirección correcta", añade.

La idea de que las fortalezas de uno compensan las debilidades del otro suena bien, pero es mejor tener ideas similares para los temas más relevantes

Y ese consejo no vale solo para el amor. Incorpóralo siempre que sea posible a tu vida diaria tratando de tener humor incluso en las situaciones difíciles. Puedes marcar la diferencia entre un buen y un mal día para ti y para quienes te rodean.

Valora el medio ambiente. Aunque ahora nos estamos dando cuenta de lo importante que es el planeta y la naturaleza, ellos lo han tenido en cuenta siempre. Con el paso de los años y las vidas ajetreadas nos olvidamos de lo importante que es preservar donde vivimos. Los abuelos nos recuerdan siempre que respetemos, cuidemos y tengamos una buena relación con el medio natural.

Ahorra un poco todos los días. Parece que es un consejo bastante común, pero si crees que tendremos pensiones el día de mañana cuando nos jubilemos, estás equivocado. El sistema no aguantará tantos años, así que ve apartando cada día unos pocos euros. Pero no solo eso. Si vives al día jamás tendrás nada reservado para cualquier imprevisto.

Puede parecer imposible ahorrar incluso un poco, pero realmente necesitas elaborar un plan. Después de todo, nunca se sabe cuándo tendrá goteras en casa, si tu coche se averiará, si se te romperá una muela o si tu empresa reducirá su tamaño.

Qué debes olvidar

Asiente y da la razón siempre. Ese "mejor no discutir" ya no tiene sentido en el mundo en el que vivimos. No expresar tu opinión por miedo al qué dirán o por las consecuencias que tendrá no es una solución. No pasa nada si después te equivocas y debes pedir perdón, pero mejor eso a guardarte sus sentimientos. Vale para el trabajo o para una relación, la cosa es descubrir cómo hacer las cosas bien y que funcionen.

Deja de lado los pequeños roces y valora qué cosas tienen importancia de verdad. Discute solo, y de manera madura, las que realmente sean asuntos serios. No grites y sé lo más productivo posible concentrándote donde realmente esté el conflicto.

Los abuelos nos recuerdan siempre que respetemos, cuidemos y tengamos una buena relación con el medio ambiente para vivir mejor

Los polos opuestos se atraen. La idea de que las fortalezas de uno compensan las debilidades del otro suena bien al principio, pero según John y Julie Gottman, fundadores del Instituto Gottam (hacen investigaciones sobre relaciones entre personas), esta creencia no es real. "Podemos ser opuestos en temas de poca relevancia, pero cuando se trata de cosas económicas o disciplina con los hijos es mejor ser parecidos", aseguran.

"Cuando dos personas se encuentran en los extremos de un problema, pueden terminar discutiendo para convencer al otro. Esto podría haberse evitado si eligieran a alguien que estuviera más alineado con sus propios sistemas de creencias", añaden.

Cásate con alguien con dinero. Está claro que es uno de los peores consejos que un abuelo puede darte. Debes hacerlo, en el caso que de verdad creas en el matrimonio, con una persona a la que quieras y respetes. Olvida de dónde viene o si tiene en el banco muchos ceros, lo importante son los sentimientos hacia el otro. ¿Qué más dan sus orígenes?

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios