ponte a prueba

Las mejores formas de poneros calientes para disfrutar del sexo

¿Últimamente no pasáis por vuestro mejor momento y queréis reavivar la llama? Solo tenéis que seguir estos sencillos consejos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Quizá suene un poco a estereotipo, pero los hombres, por lo general, no tienen muchos reparos para decir "sí" al sexo. Para las mujeres suele ser un poco más complicado, aunque sabemos que no es bueno generalizar. El problema es cuando la pareja no se encuentra en sintonía y a uno le apetece mientras que al otro no y viceversa. Si la situación se repite durante mucho tiempo, puede conllevar verdaderos altibajos.

Las complejidades de la química del cerebro son difíciles de comprender, pero hay maneras posibles de calentaros mutuamente para acabar gozando, que de eso se trata, al fin y al cabo. Si tu pareja o tú no estáis atravesando el mejor momento tenemos algunos trucos para vosotros que podréis poner en práctica y que seguro que os ayudan a reavivar de nuevo la llama.

Un masaje

A nadie le amarga un dulce. Las manos sirven para mucho, y los masajes eróticos pueden ser una manera fantástica de relajaros o dar pie a algo más. No solo sirven para liberar la tensión, sino que también excitan, aunque es fundamental saber hacerlos con propiedad y no frenar a la primera de cambio. Si tienes a mano un buen aceite o loción, tu pareja disfrutará mucho más. Puedes comenzar lentamente, tocando cada músculo, y luego acercarte poco a poco hacia otras partes más sexys.

Según un informe publicado en el 'Journal of Sex Research', las mujeres piensan en el sexo una media de 19 veces al día

El agua es otro lugar en el que podéis despertar vuestros instintos. Tanto en una ducha como en un spa, tiene un efecto relajante que disparará vuestra libido. ¿Pensabas que era una casualidad que los anuncios sobre medicamentos para la disfunción eréctil siempre muestren parejas caminando por la playa y mirando al mar? No, amigo.

Mensajes picantes

Son otra manera de avivar la llama. Conoces a tu pareja mejor que nadie, así que sabes qué tipos de mensajes pueden ponerla a tono, pero lo que nosotros aconsejamos es comenzar con mensajes más dulces y cariñosos y, poco a poco, durante el día, ir virando hacia los picantes. Cuando lleguéis a casa te garantizamos que ambos os moriréis por cumplir todas esas fantasías de las que habéis estado hablando.

Las fantasías

Según un informe publicado en el 'Journal of Sex Research', ellas piensan en el sexo un promedio de 19 veces al día. Según una encuesta de 'Men's Health', una de cada tres mujeres tiene en mente algo que se mueren por probar en la cama pero, a la hora de la verdad, no se atreven a confesarlo. Hay muchas maneras de hacerle saber a tu pareja que estás dispuesto a cumplir sus fantasías. Podéis ver porno juntos, regalaros libros eróticos o (¡aunque suene increíble!), atreverte a preguntarle si hay algo que quiera probar o contarle eso que quieres hacer tú. La comunicación es importante.

Deporte y un buen descanso

A veces el cansancio tiene mucho que ver con el apetito sexual (o la falta de). Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Michigan descubrió que una buena noche de sueño puede aumentar la libido de una mujer. Dormid una siesta y aprovechad cuando estéis descansados para comenzar, de manera relajada, a tocaros. Algunas investigaciones han demostrado que dormir las horas adecuadas aumenta las hormonas sexuales, lo que puede influir en los sentimientos de deseo.

De la misma manera, el ejercicio también es vuestro aliado. Investigadores de la Universidad de Texas en Austin descubrieron que la actividad física puede preparar el cuerpo de una persona para la actividad sexual al hacer que el cuerpo sea más sensible al tacto. Esto se debe a que acelera la red de neuronas que forman el sistema nervioso simpático, que a su vez controla la excitación. Más ejercicio fuera de casa implica más ejercicio en el dormitorio.

Las luces

Quizá también tengáis que pensar en el ambiente. Las luces de la habitación a veces tienen mucho que ver, todos preferimos hacerlo en un lugar relajado, con buena ambientación, aunque no sepamos muy bien por qué. Quizá es porque al apagar las luces nos sentimos menos cohibidos y, por tanto, más relajados. Si tienes un interruptor con el que las luces se puedan atenuar, un minipunto.

Y recuerda...

El sexo no se basa solo en la penetración. Si ves que escasea por culpa de la rutina y las obligaciones, lo que debéis hacer es programarlo. Podéis probar a masturbaros o a intimar de cualquier otra manera que os haga sentir cómodos. Además, los expertos dicen que tomar un descanso a corto plazo de todas las formas de sexo puede ayudaros a redescubriros.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios