¡QUÉ LOCURA!

'La manchega', la postura sexual con la que delirarás como Don Quijote

¿Quieres llegar al orgasmo rápidamente y hacer que tú y tu pareja disfrutéis juntos? Prueba esta posición y consigue llegar a ese clímax que tantos ansían

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Que el sexo es un placer del que todo el mundo quiere disfrutar es algo innegable, pero a veces, cuando llevas muchos años con tu pareja, la monotonía se apodera de la relación y algunos matrimonios se estancan en un pozo del que pocos consiguen salir.

La convivencia, los niños, los conflictos maritales y el paso de los años intensifican los distanciamientos. Es una realidad. Mantener la llama de la pasión encendida es un trabajo duro que ambos miembros deben cuidar si no quieren que todo acabe terminando. ¿Qué se puede hacer cuando te aburres siempre? Si estás cansado del misionero y quieres probar cosas nuevas, desde El Confidencial te proponemos una posición para innovar.

"En un lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme...". Todos los lectores influyentes sabrán perfectamente de qué novela de caballerías viene esta cita. Muchos se preguntarán qué tiene que ver Don Quijote con la posición sexual de 'la manchega', y aunque sus aventuras recorren esta tierra de viñas y molinos, su relación es más estrecha con la locura que sufría su personaje.

Cómo se hace

No te lo vamos a negar: para hacer esta postura sexual es mejor estar un poco en forma. Sobre todo la persona que se vaya a poner encima. De todas maneras, con un poco de práctica todo puede conseguir sin problemas ni lesiones. Recuerda que cuantas más veces lo hagas, más cómo te encontrarás y mejor te saldrá. Ah, y que no es lo mismo repetir una y otra vez a mano una multiplicación interminable, que un ejercicio de placer como este.

Si quieres llegar al clímax y disfrutar con tu pareja, la clave es la confianza. Ponle un poco de gracia e imaginación a vuestras relaciones

El hombre debe elegir una superficie lisa, holgada o con almohadas, en definitiva, que le resulte confortable para tumbarse. Una vez tendido, el otro miembro de la pareja, ya sea hombre o mujer, deberá introducirse el miembro (todo esto habiendo realizado unos buenos preliminares con besos, roces, caricias, tocamientos...Recuerda que todo deprisa y corriendo suele ser peor opción).

¡Gira como las aspas de un molino! (iStock)
¡Gira como las aspas de un molino! (iStock)

Una vez te coloques en la posición que ves en la foto, la idea es que puedas girar como las aspas de un molino de viento. Don Quijote veía gigantes, pero la sensación que vas a tener mientras te mueves, sí que va a ser grande. Además, puedes usar movimientos de cadera para que tu pareja goce muchísimo más.

El hombre debe abrir sus brazos y no tocar el cuerpo del otro. ¿Por qué? Que la otra persona domine la situación, juegue y se mueva como quiera sin que su pareja pueda ni siquiera rozar con sus manos ninguna zona provocará una excitación doble porque se sentirá acorralado, sin ningún tipo de poder, como cuando el caballero se siente así en el capítulo final.

No sabemos si el protagonista inventado por Miguel de Cervantes y su amada Dulcinea del Toboso la practicaron o no, lo que sí es que si quieres llegar al clímax y disfrutar con tu pareja, la clave es la confianza. Si crees que vuestras relaciones sexuales se han marchitado, ponle un poco de gracia e imaginación. Hablad sobre qué os gusta a cada uno y quereros mucho.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios