en la cama todo es probar

El barco velero, la postura sexual de los orgasmos más intensos

¿Quieres pegarte un viaje hasta la isla del placer? Coge el timón de esta posición en la que disfrutarás al máximo con quien quieras. Ya sabes, el placer es lo primero

Foto: Postura 'El barco velero'. (iStock)
Postura 'El barco velero'. (iStock)

"Ese barco velero cargado de sueños, cruzó la bahía... Me dejó aquella tarde agitando el pañuelo sentada en la orilla", no sabemos si Isabel Pantoja se refería a cómo se sentía tras probar alguna postura sexual, lo que sí es que tú deberías experimentar esta posición que te llevará al orgasmo rápidamente.

¿Listo para la travesía del placer? El barco velero te llevará a lo más hondo de tus instintos y a llegar a un puerto que quizá no habías conocido: el clímax. El placer físico aumenta cuando las relaciones nos liberan de nuestra normalidad, cuando eliminan nuestros tabúes, y nos permiten un espacio privado para demostrarnos que, a veces, nos complace controlar o, por el contrario, nos encanta que nos manejen.

A toda vela

Recuéstate sobre la cama. Coge una almohada y póntela detrás de la cabeza para no tener molestias en el cuello después. Una vez que estés cómodo estira las piernas y deja que ella se suba en el mástil de tu barco.

La buena sincronización en el movimiento de la mujer será el elemento clave para experimentar que el buen oleaje os lleve a tocar el cielo

Sus piernas deben ir una a cada lado como si fueran los remos de una pequeña embarcación. Su tronco hará de asta y su cabeza de cola (parte donde se suele colocar el vigía para buscar tierra). Tu mirada y la suya deben compenetrarse. Sus ojos miran hacia los tuyos (que hacen la función de toldilla de proa). Si realmente queréis crear la imagen de un barco debes poner tus brazos estirados en sus hombros (y viceversa), así parecerá una vela.

La buena sincronización en el movimiento de la mujer será el elemento clave para experimentar que el buen oleaje os lleve a tocar el cielo. El vaivén del viaje no es otro que balancear el cuerpo de tu compañera con gestos suaves de izquierda a derecha, durante la penetración. Si quieres hacer alguna variación, puedes agarrar sus pechos como si fueran el timón del barco y hablarle un poco como si fueras su capitán para ir "como una ola".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios