DESCUBRE LA VERDAD

Dime cómo andas y te diré si sufrirás disfunción eréctil

Un estudio ha medido la longitud y la altura de la zancada de varios hombres y ha demostrado que la manera de caminar determina la impotencia sexual

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La disfunción eréctil afecta a más del 40% de los hombres españoles que acuden a consultas de atención primaria. Así lo aseguraba en febrero un comunicado el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda.

Estos datos aparecen en el estudio de la Asociación para la Investigación en Disfunciones Sexuales en Atención Primaria (AISD-AP), realizado sobre 3.600 varones en toda España. Además, se calcula que para 2025, en menos de una década, afectará a 322 millones de chicos en el mundo.

Esta afección es un trastorno frecuente que afecta considerablemente a la calidad de vida de los hombres que lo padecen. Su prevalencia varía considerablemente según su definición, pero se conoce que oscila entre el 10 y el 52%, especialmente en hombres entre 40 y 70 años. En líneas generales, se refiere a la incapacidad sostenida para poder mantener o conseguir una erección lo suficientemente firme, que posibilite realizar el coito de forma satisfactoria. Es muy importante poder diferenciar cuando es de forma puntual, de la incapacidad consistente y mantenida para conseguirla. ¿Puede prevenirse? ¿Existen señales de advertencia?

Depende de tu zancada

Investigadores japoneses midieron la longitud del paso y la distancia a la que levantaron los pies del suelo de 324 hombres mientras caminaban. Los resultados revelaron que aquellos con zancadas más pequeñas tenían más probabilidades de sufrir impotencia que los que lo hacían de forma más larga. Los científicos creen que la fuerza de los músculos de la pelvis desempeña un papel muy importante en la capacidad de obtener y mantener una erección.

La disfunción eréctil también está causada por el estrés, el cansancio, la ansiedad o el consumo excesivo de alcohol

El autor principal, el doctor Shingo Hatakeyama, de la Universidad de Hirosaki, asegura que "la fuerza muscular y la flexibilidad de esta zona pélvica y las piernas son factores clave para la disfunción eréctil". "Creemos que tanto esta afección como los pequeños pasos pueden ser causados por la debilidad de los músculos", explica.

La prueba midió, por ejemplo, la distancia de dos pasos en centímetros y la dividió por la altura también en la misma unidad de medida. Esta fórmula representa el equilibrio, la flexibilidad y la fuerza muscular de las extremidades inferiores y se utiliza en Japón para evaluar el riesgo de movilidad reducida de una persona. Los hombres con zancadas pequeñas tuvieron una media de puntuación de 153 cm, y con pasos grandes una de 166 cm.

Músculos pélvicos

Después, los varones fueron divididos en dos grupos dependiendo de su puntuación (más y menos de 16) respecto a la prueba del Índice Internacional de la Función Eréctil de cinco ítems que abarca desde inexistente (de 25-22) hasta muy grave (5-7). Así, los resultados obtenidos fueron que los hombres con los pasos más pequeños tenían un 40% más de probabilidades de tener disfunción eréctil, independientemente de otros factores.

Creemos que esta afección asociada a dar pequeños pasos puede estar causada por la debilidad de los músculos pélvicos

"Las principales diferencias entre unos y otros incluyen componentes como el equilibrio, la flexibilidad y la fuerza muscular. Además, el riesgo de sufrir este trastorno si la puntuación era baja podría atribuirse a la debilidad de los músculos del suelo pélvico", aseguran los investigadores. El urólogo Raj Persad, explica en 'The Daily Mail', que "es posible que exista una correlación entre la fuerza de esta zona y la libido y, por lo tanto, la testosterona que impulsa la función sexual".

"Hacer ejercicio es muy bueno para el correcto funcionamiento. Se ha demostrado que los varones que practican cualquier tipo de actividad física tienen una menor probabilidad de sufrir esta afección. Si tienes una vida sedentaria debes empezar a entrenar para mejorar los niveles de testosterona, autoestima y manejo del estrés. Aun así, la impotencia también es causada por el estrés, el cansancio, la ansiedad o el consumo excesivo de alcohol", concluye el experto.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios