FÁCILES DE LLEVAR A CABO

¿Problemas para ir al baño? Estos cambios de postura en el retrete pueden ayudarte

Los expertos señalan que el inodoro moderno no facilita que defequemos de la mejor manera. Hay, no obstante, algún truco que te puede ayudar

Foto: Mujer en el retrete de un sitio público
Mujer en el retrete de un sitio público
Autor
Tiempo de lectura2 min

Muchas personas tienen problemas para ir al baño. Bueno, más exactamente para evacuar en el baño a causa de diferentes problemas: estreñimiento, mala digestión, molestias intestinales, timidez, prisas, etc.

No obstante, quizás debas replantearte la manera en la que te sientas en el inodoro, puede resultar una solución sencilla y beneficiosa para tu salud, pues está demostrado que produce dolor abdominal, problemas en la espalda y acumulación de toxinas en tu organismo.

A esto hay que añadir el tiempo (muchas veces infructuoso) que pasamos sentados en el baño esperando a hacer nuestras necesidades. Una persona, de media, invierte seis meses de su vida sentada en el inodoro o retrete o, lo que es lo mismo, en torno a dos minutos por cada vez,

Ahorro de tiempo

Según nos cuentan desde BBC News, hay una manera mejor de sentarse en el retrete, ya que hay muchos expertos que sostienen que la posición sentada habitual que tenemos a la hora de evacuar no es la más adecuada para lograr nuestro propósito.

Esta ha sido vinculada a problemas de hemorroides, desmayos e, inclusive, derrames cerebrales. Valga como ejemplo la declaración del médico personal de Elvis Presley, que especuló que el ataque cardíaco que mató al rey del Rock fue causado por el esfuerzo que hizo yendo al baño.

No ir al baño puede ocasionarnos dolor abdominal, problemas en la espalda y acumulación de toxinas

¿Cómo lo hacemos entonces? ¿Reformamos el cuarto de baño? No tan rápido, Simplemente hay que elevar las rodillas mientras que estamos sentados sobre el retrete para cambiar el ángulo pélvico de 90 a 35 grados, algo que, según sostienen los expertos, podría ayudar a relajar tus intestinos y el constreñimiento en la curva donde el colon se une con el recto.

No hace falta que fuerces tus abdominales en ese proceso y mantengas tus piernas en vilo. Puedes colocar tus pies sobre un taburete o en una pila de revistas o libros para lograr el mismo efecto.

Preparado para la batalla

Otra idea que puedes tener en cuenta es la llamada postura del samurái. Esta técnica tiene un trasfondo histórico, ya que estos guerreros japoneses, cuando estaban luchando, tenían que defecar de manera rápida y estando siempre alerta ante un posible ataque enemigo.

Así, dejaban una pierna completamente libre del pantalón o armadura, para mantener su movilidad. Esa misma pierna la levantaban y la apoyaban sobre la otra pierna, formando un ángulo recto.

Esta posición, con los retretes actuales, puede resultar algo incómoda, pero permite relajar los intestinos y el esfínter, lo que facilita el tránsito de las heces, ayudando a las personas a hacer sus necesidades de manera más rápida y fácil.

Evidentemente, estas dos soluciones pueden ayudarte, pero no son la panacea ante problemas graves de estreñimiento o de otra índole. Ante ellos, lo mejor es que consultes con un especialista, que analizará tu caso en particular.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios