EN LA UNIVERSIDAD DE TEXAS

Científicos investigan con ratas por qué tomar café acelera las ganas de ir al baño

Un equipo de expertos norteamericanos ha confirmado con animales que el café tiene efectos laxantes, aunque han descartado que sea como creíamos por la cafeína

Foto: Científicos investigan con ratas por qué tomar café acelera las ganas de ir al baño. (iStock)
Científicos investigan con ratas por qué tomar café acelera las ganas de ir al baño. (iStock)

Acaba de sonar el despertador para afrontar otro duro día de trabajo. Te duchas y, pocos minutos después, acudes a la cocina para desayunar: es el momento de preparar un café con unas tostadas, mientras echas un vistazo a las redes sociales. Pero esa misma taza que te ayuda a despertar tu cerebro también ha puesto en alerta a tu intestino: ahora, un equipo de científicos ha confirmado que esta situación es una consecuencia física real, pero no por lo que creías.

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano sabe que una taza de café suele tener como consecuencia una visita al baño en cuestión de minutos. Sin embargo, de momento no se han conseguido descifrar los efectos laxantes de este bebida estimulante. Por ello, un estudio científico ha decidido tratar de desvelar la razón del movimiento de nuestro intestino, descartando la principal hipótesis que todos teníamos en mente: no es por culpa de la cafeína.

Investigadores de la Universidad de Texas (Estados Unidos) han decidido analizar por qué el café provoca ese efecto en nuestro cuerpo, para lo que han decidido probar con ratas, confirmando que no es algo exclusivo del ser humano. "Cuando los animales fueron tratados con café durante tres días, la capacidad de los músculos del intestino delgado para contraerse pareció aumentar", asegura el autor principal del estudio, el gastroenterólogo Xuan-Zheng Shi.

Pero no solo han conseguido demostrarlo en animales vivos, sino que en las pruebas hechas en laboratorio con tejido intestinal ha dado el mismo resultado: cuando el tejido entra en contacto con el café, los músculos del intestino delgado aceleran su movimiento, provocando que el contenido que se encuentra en su interior salga más rápido que si no se hubiera consumido esta bebida, por lo que la reacción fisiológica tiene una explicación científica.

Este estudio fue dado a conocer durante la Semana de las Enfermedades Digestivas, pero aún queda mucho en lo que avanzar. No en vano, el siguiente objetivo es saber qué componente del café es el que provoca esta situación, pues se ha confirmado que la cafeína no tiene nada que ver, pues los efectos observados con el descafeinado son exactamente los mismos. Y, además, se observaron menos bacterias en el intestino de las ratas que sí tomaron café.

"Eso es realmente interesante, porque eso significa que el café podría ser un agente antibacteriano", afirma Shi. Y, en caso de que se confirmara que esa situación es así, quedaría por investigar si estos cambios provocados en el intestino son buenos o malos para los seres humanos, pues es necesario analizar lo que ocurre en el microbioma. Mientras tanto, los expertos han conseguido confirmar la máxima: es verdad, tomar café acelera tus ganas de ir al baño.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios