a partir de ahora tú también lo harás

Las cosas que las personas sanas hacen siempre antes de las diez

Aunque dé pereza, levantarse pronto puede traer muchos beneficios, más aún si sigues esta serie de consejos para empezar el día con buen pie

Foto: Wake me up before you go go. (iStock)
Wake me up before you go go. (iStock)

En función de si eres mucho, poco o nada madrugador, las 10 de la mañana pueden ser o bien el ecuador de tu día o el momento en que abras los ojos para comenzar otra aventura. Si eres de los segundos es más que probable que aquellos que se levantan pronto para realizar tareas cuando podrían estar durmiendo te parezcan alienígenas. Aun así, como indica 'Reader's Digest', se pueden aprender muchas cosas de estos extraños seres.

Antes de que pongas los ojos en blanco, que te vemos venir, allá van algunos consejos que puedes seguir si algún fin de semana decides levantarte pronto y aprovechar el día un poco más. Desde dejar la mente en blanco durante un rato para afrontar con calma el día a tomarte un descanso del móvil, todo te servirá para ver las cosas de un color diferente.

Salta de la cama

No hace falta que des un salto mortal. Ponle que son las 8:30 de la mañana, ¿por qué no utilizar los primeros momentos de tu día para meditar? No tiene por qué ser un proceso largo para ser verdaderamente eficaz. La psicóloga Lillie Rosenthal explica que hacerlo al comienzo de tu día puede ayudarte a reiniciar tu sistema nervioso central. En lugar de salir corriendo a tomarte un café puedes hacer una breve pausa, respira suavemente, inhala y exhala y deja atrás durante un rato los malos pensamientos.

Después, puedes darte una ducha. Esta es una mala noticia si estás acostumbrado a hacerlo por la noche, pero según la alergóloga Tania Elliot la táctica más saludable es meterte en ella por la mañana. Si tienes tiempo porque te levantas antes es más probable que lo hagas. No solo te ayuda a sentirte más alerta y despierto sino que si agregas eucalipto o mentol podrás estimular tu nivel de concentración a través de tus fosas nasales. ¿Listo?

Aprovecha

Hay cosas que seguro que quieres hacer pero nunca tienes tiempo para ello. Por ejemplo, leer un buen libro. Según los estudios, las personas sanas buscan continuamente fuentes de inspiración para mantenerse en el estado de ánimo adecuado. También puedes dejar a un lado tu teléfono durante un rato, seguro que en más de una ocasión ha sido lo primero que has cogido al despertarte, aún en la cama, ¿por qué no dejar un poco de tiempo para el descanso y la reflexión? Ya tendrás muchos otros momentos del día en los que tengas que lidiar con los mensajes, los correos electrónicos, las llamadas y un largo etcétera.

Dúchate, medita, haz ejercicio, deja el móvil a un lado y para hidratarte bebe antes de desayunar un vaso de agua con un poco de limón

Igual que puedes usar tiempo para ti mismo puedes dedicarlo a otros. La directora ejecutiva de 'Sweat Life', Jeana Anderson Cohen, explica lo necesario que es pasar tiempo con aquellas personas que levantan nuestra moral. "La felicidad y la salud van de la mano", cuenta. También explica lo importante que es el ejercicio para nuestra salud, y empezar el día practicándolo puede ser verdaderamente beneficioso: cuando pones el entrenamiento en tu lista de prioridades fortaleces tu salud cardiovascular, reduces tu apetito, desarrollas músculos, estimulas los neurotransmisores en el cerebro y en general, aumenta tu felicidad. Mens sana in corpore sano.

Desayuna e hidrátate

Es de cajón, si te levantas antes tendrás más tiempo del día para hidratarte. Teniendo en cuenta que estamos esencialmente hechos de agua, no suena tan descabellado el beberla sin tener que esperar a tener sed (como solemos hacer la mayoría de nosotros). Como recomiendan beber unos dos litros al día, empezar la mañana con un buen vaso, sin haber desayunado, es una idea fantástica. Agrega limón y olvídate de las bebidas azucaradas y las dietéticas, que tienen muchos edulcorantes artificiales y aditivos químicos que el cuerpo procesa como azúcar.

Y ya llegan las 10 de la mañana, seguro que se te ha pasado volando. ¿Por qué no desayunar ahora? Muchos estudios apoyan las ventajas del ayuno, pues cuando pasas diez o más horas sin comer, tu nivel de azúcar en sangre se normaliza y tu metabolismo se reinicia. Esa es la razón por la cual algunas personas esperan para desayunar a esta hora. Y ya que te pones, hazlo bien, céntrate en opciones nutritivas y que no haya alimentos procesados en tu dieta, la avena y la fruta siempre son una gran idea. Después, ya estarás preparado para comerte el mundo el resto del día.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios