MANTÉNTE DESPIERTO, NO ESTRESADO

El momento del día en el que el café hace más efecto (y no es la mañana)

Un gran estudio realizado por neurólogos resuelve que si tomas cafeína en horas no adecuadas, corres el riesgo de experimentar ansiedad, en vez de sentirte más despabilado

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Seas o no cafetero, a casi nadie le gusta madrugar. Evidentemente porque si te acuestas tarde, al día siguiente vas a encontrate somnoliento y cansado. Por eso, muchos recurren a la taza de café como socorro frente a esas mañanas perezosas en las que las sábanas se te pegan y te cuesta salir de la cama.

España es uno de los países que más consume del mundo: hasta 4,5 kilos per cápita al año, según los datos de 'Agrifood'. Esto supone mucho menos de la mitad de lo que se consume en algunos países como Finlandia, Noruega o Islandia, y mucho más allá de otros como Brasil o italia. Otro estudio, realizado por la empresa Cafés Novell, asegura que el 87% de la población española entre los 18 y los 64 años de edad lo toma, y un 70% lo hace a diario. La media se sitúa en 2,2 tazas al día y su lugar preferido es en casa (61%) y el trabajo (21%). Por último, un 76% lo toma para desayunar y otro 61% después de comer.

Si esperas a después de comer para tu primera taza, tus niveles de cortisol estarán muy altos, por lo que se limita su efectividad

Seguro que muchas veces, aunque ingieras esta bebida euforizante, no notas los efectos. Puede que lo atribuyas a que ya estás tan acostumbrado a consumirlo que ni te afecta. Pero en realidad esta no es la razón principal. Un macroestudio publicado en el 'Annual Review of Nutrition' basado en otros 127 estudios, concluye que tomar café cuando el sistema neurológico central (SNC) ya está liberando un montón de cortisol limita sus efectos positivos, ya que ya está "conectado". Así, si lo ingieres en determinadas horas, no te hará ningún bien porque si ya tienes los niveles de cortisol altos, lo único que hará es granjearte mucho más estrés adicional.

Por el contrario, si bebes café cuando los índices de cortisol son bajos, el estado de ánimo se suaviza y el nivel de energía sube para que puedas realizar más tareas, eso sí, sin producir nerviosismo. El estudio toma de media a una persona que se levanta a las seis y media de la mañana. Para este grupo de gente que se despierta entre las seis y media y las siete, los niveles de cortisol alcanzarán su punto máximo entre las 8 y las 9 de la mañana, la 1 del mediodía y de 5:30 a 6:30. Estas son las horas en las que no debes tomar café.

El café es beneficioso porque llena tu cuerpo de antioxidantes naturales, repara tu ADN y calma las inflamaciones relacionadas con el estrés

Si esa no es tu hora de abrir los ojos, no te preocupes: tan solo debes calcular la diferencia de horas que pasan después de levantarte para saber con exactitud cuándo no debes tomar café. Por ejemplo, si te levantas un poco más tarde, ya sea a las ocho a las nueve, lo lógico es que tu hora para no ingerir cafeína sea la de diez de la mañana a once. Por la tarde, habrá que adelantarlo una hora y media más, hasta las dos y media. Y la franja en la que no debes tomarlo de media tarde, evidentemente, se quedaría de siete a ocho.

"Debido a que los niveles de cortisol comienzan a aumentar en el momento en el que te levantas de la cama, si tomas tu primera taza de café en el desayuno o mientras está de camino al trabajo, no estás obteniendo los beneficios necesarios y puedes estar generando un estrés innecesario", aseguran Steven L. Miller, neurocientífico experto, a 'Inc'. "Igualmente, si esperas a después de comer para tu primera dosis, tus niveles de cortisol estarán muy altos, por lo que limita su efectividad".

Si te levantas muy tarde, olvídate de tomar por la tarde. A pesar de que el cortisol desciende durante horas vespertinas, la cafeína puede permanecer en tu sistema nervioso hasta doce horas después de tomarla, lo que puede originar problemas de insomnio o relacionados con el sueño. Y no digamos tomarlo por la noche; a no ser que tengas una entrega muy importante al día siguiente y quieras mantenerte despierto, lo mejor es que si lo adoras te pases al descafeinado.

"Por tanto, el mejor momento del día para que una persona promedia (es decir, ni los más madrugadores ni los búhos) tome cafeína es de nueve y media de la mañana a once y media", concluye Miller. Aunque los riesgos que pueda tener el café para la salud siempre están en el centro del debate, el estudio también certifica que si lo usas bien puedes ver una reducción del 20% del peligro de sufrir algún tipo de cáncer, un 5% de probabilidades menos de padecer una enfermedad cardíaca o un 30% menos de contraer diabetes tipo 2.

"Los beneficios del café se deben a que llena tu cuerpo de antioxidantes naturales, repara tu ADN, calma las inflamaciones relacionadas con el estrés y mejora la eficiencia de las enzimas que regulan la insulina y la glucosa", recuerda Miller en 'Inc'. "No es sorprendente que los bebedores de café tengan una esperanza de vida media mucho más alta que aquellos que se abstienen".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios