8 de agosto

Día del Orgasmo Femenino: de feminismo, un poco de historia y consejos para llegar a él

No hay certezas sobre el origen de este día, pero sí una historia de un político que quiso llevar la sexualidad a la vida pública

Foto: ¿Puede un orgasmo de 15 minutos mejorar nuestra vida? (Corbis)
¿Puede un orgasmo de 15 minutos mejorar nuestra vida? (Corbis)

Casi cada día se celebra un 'día de' y este 8 de agosto, como era de esperar, tiene el suyo propio. Detrás de muchos de estos 'días de' hay, a veces, personas que buscan cambiar algo en el mundo; en otros casos lo que se esconde tras la fabricada celebración es una marca o colectivo que busca aumentar las ventas durante una jornada baja en ingresos, como ocurre con el Día de la Cerveza. Pero en otros casos, son simplemente personas excéntricas que deciden celebrar algo fuera de lo común. Hay muchos casos. Y entre todos ellos, este 8 de agosto, cuando se celebra el Día del Orgasmo Femenino. Lo cierto es que desde el feminismo, el orgasmo femenino es digno de ser reivindicado, alejándose así de la percepción de la mujer como una simple herramienta para favorecer la reproducción del ser humano y pasando a un escenario en el que el placer sea importante para todas las partes de la ecuación en una relación sexual.

Qué es y para qué sirve el orgasmo femenino siguen siendo preguntas que a día de hoy se hacen muchos, y sus respuestas ocupan el centro de muchos debates, en función de cada corriente evolucionista. La duda gira en torno a la función biológica del orgasmo femenino, teniendo en cuenta que el masculino sí tiene un objetivo definido: la eyaculación, imprescindible para la inseminación. Menos difusa es la cuestión de los beneficios de un orgasmo femenino, múltiples, que van desde el favorecimiento de la conciliación del sueño a su función como analgésico natural, pasando por la disminución de situaciones de estrés y depresión y la segregación de dopamina, esa hormona relacionada con el placer, de manera natural. ¿Todo esto merece un día especial? Habrá quien considere que sí y otros que no, pero el caso es que existe y si bien no se celebra como tal, sí se reivindica.

Lo que no está tan claro es de dónde viene esta celebración y, sobre todo, por qué la fecha. Numerosas historias hablan de un concejal (eso sí, un hombre) en un municipio brasileño llamado Esperantina, en el estado de Piauí, en el este del país, cerca de la costa del Atlántico norte. Con algo más de 38.000 habitantes, esta ciudad decidió hacer de una celebración su propia ley. La primera vez que se celebró fue en 2001, pero ni siquiera fue un 8 de agosto, ni tampoco estaba dirigido al orgasmo femenino, sino que fue un 9 de mayo y era un Día del Orgasmo, así, en general: la idea surgió del exconcejal del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil José Arimatéia Dantas, fue aprobada por unanimidad en la Cámara aunque vetada por el propio alcalde, José Ivaldo Franco (Partido de la Socialdemocracia de Brasil, PSDB): "No tengo prejuicios contra esto, pero el municipio tiene otras prioridades", argumentó entonces.

Celebración del 9 de mayo en Esperantina (Brasil)
Celebración del 9 de mayo en Esperantina (Brasil)

La idea se le ocurrió al concejal, ahora abogado, mucho antes de que se convirtiera en ley: tras su fiesta de graduación, el propio Dantas tuvo un 'affaire' con una chica, y tras hora y media de caricias, no pudo más. Al terminar, le preguntó a su en ese momento pareja sexual si había tenido o no un orgasmo, aun sabiendo cuál iba a ser la respuesta: "Fue la pregunta más difícil que he hecho en mi vida", aseguraba al diario brasileño 'O Globo'. Este momento fue clave en el pensamiento del político, que comprendió la dificultad que existía en la sociedad a la hora de hablar de temas de sexualidad, por lo que su iniciativa para crear este día tenía un objetivo claro: obligar al Gobierno a debatir este tipo de temas, desde la eyaculación precoz a la frigidez, pasando por el sexo y el placer en etapas como la adolescencia o la vejez.

"Este debate agita a los hombres. La verdad es que mientras los hombres tienen 'toda esta pelota', las mujeres no se sienten capaces de hablar. Y esto lleva a la burla. Y no, las mujeres se lo toman en serio", explicaba entonces. Aunque en gran parte del mundo también ocurría, en Brasil el placer femenino había sido un tema completamente tabú hasta la década de los setenta: "Se trataba en silencio en las columnas de asesoramiento como 'felicidad en el matrimonio', el único modo aceptado socialmente de que una 'mujer honesta' tuviera relaciones sexuales'", explicaba Matilde Silveira, periodista de 'O Globo', hace un año. Y todo esto, "muy velado", incluyendo una serie de consejos que implicaba "renuncia, sacrificio y dedicación" a la felicidad en el matrimonio. "Pero ni una palabra sobre el placer sexual".

Convencido de su importancia, Dantas insistió en la celebración de charlas sobre sexualidad, en la necesidad de llevar la salud sexual a las políticas públicas. "Si no se resuelve este aspecto, la gente no está completamente feliz. No hay vida sin orgasmo. Es una fuente de felicidad a coste cero. Con el orgasmo, no hay traición en una relación. Hablar sobre el orgasmo es hablar de felicidad", decía, aunque considera que en la actualidad tienen más crédito las discusiones que mantiene la propia sociedad que las que hace el poder público. Por eso, el Día del Orgasmo ya no tienen por qué ser una fecha oficial para que todo el mundo hable de él. Lo cierto es que para Dantas no importa tanto quién es la musa que inspiró su iniciativa, sino todo lo que conllevó comenzar a hablar en público del orgasmo.

"¡El orgasmo necesita hablar!"

Con lemas como 'El orgasmo es un regalo de Dios', 'Se acabó el silencio' o '¡El orgasmo necesita hablar!' se celebró la segunda edición del Día del Orgasmo en la ciudad brasileña: conferencias, una 'urna del deseo' en la que los ciudadanos pudieran plantear sus dudas y exponer sus opiniones, charlas sobre impotencia y una ciudad unida en torno a un tema que afecta a todos. "El político tiene que buscar resolver problemas que van más allá de los salarios y de la vivienda. Cuando las personas acumulan frustración sexual termina en violencia", defendía Dantas.

El cambio político en el Ayuntamiento de Esperantina y una serie de inundaciones provocadas por la subida del río Longá en el año 2011 dejaron a esta pequeña ciudad sin la celebración del Día del Orgasmo. "Estoy a favor de celebrar este día; muchos especialistas y médicos vienen a dar conferencias de salud, sexualidad y placer y la población ya ha dejado atrás el hecho de que este tema sea tabú. Pero no tenemos dinero, y tenemos que tratar las inundaciones", defendió el entonces alcalde Janio Aguilar. Este día se celebra en muchas otros países, como en Reino Unido, Australia, Canadá o Estados Unidos, aunque siempre bajo el paraguas del orgasmo y no del orgasmo femenino, y no siempre en el mismo día. En los ahora citados se celebra el 1 de agosto, por ejemplo, y son muchos los expertos que insisten en que es importante dejar de enfocarse únicamente en él... para poder disfrutarlo.

Tanta incertidumbre genera la función biológica del orgasmo femenino como su alcance: ¿cuántos orgasmos puede llegar a tener una mujer en una sola relación sexual? ¿Y qué tipos de orgasmos puede sentir? Y más aún... ¿cómo se pueden llegar a conseguir? Según la experta Audrey Andrews, la mujer es capaz de experimentar hasta 12 tipos diferentes de orgasmos, desde el clitoriano hasta el vaginal, pasando por el anal, el cervical o el mixto. Hay multitud de estudios que investigan las relaciones sexuales, y que sugieren que el orgasmo femenino puede generarse desde al menos cinco áreas diferentes. Los hay que corroboran que son más hombres los que alcanzan el orgasmo en comparación con las mujeres, pero también que el clímax dura más tiempo para ellas (un 41% de las mujeres disfrutan de once segundos de clímax, frente al 26% de los hombres).

Más hombres son capaces de alcanzar el orgasmo, pero los de las mujeres duran más
Más hombres son capaces de alcanzar el orgasmo, pero los de las mujeres duran más

Cómo llegar al orgasmo femenino

Esta es la gran duda para la pareja masculina, que desconoce de primera mano los placeres que se pueden alcanzar en una relación sexual. Y la respuesta es compleja: si el orgasmo femenino puede generarse desde cinco áreas (clítoris, punto G, cuello uterino, pezones y lóbulos de las orejas) hay muchas, muchísimas maneras de llegar a él. Algunas mujeres incluso pueden alcanzarlo solo con su imaginación. "La evolución quiso que nosotras disfrutáramos del sexo", dice la antropóloga y bióloga Helen Fisher. "Complacer a una mujer en la cama es una ventaja para cualquier hombre. Si lo consigue, volverá y lo hará de nuevo".

La verdad sobre las mentiras que las mujeres cuentan sobre el sexo

Si bien es cierto que, como dicen los estudios, más hombres alcanzan el orgasmo en comparación con las mujeres, éstas tienen una ventaja de la que ellos no disfrutan: los orgasmos múltiples. Pero hay mucho detrás para llegar a alcazarlos: hay que tener en cuenta los preliminares, el tiempo que se tarda en alcanzarlos... aunque hay trucos que ayudan a alcanzarlos los multiorgasmos, eso sí, sabiendo cuál es el botón indicado para activar ese placer nunca antes experimentado. Los trucos no se quedan aquí: en el mundo del sexo hay infinidad de consejos para alargar el placer, como el sexo tántrico, que permite alcanzar orgasmos que duren mucho más tiempo. No obstante, los consejos dependen de lo que uno busque:

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios