LOS PROCESOS AUTOMATIZADOS, PÉRDIDA DE TIEMPO

Cómo lograr un buen empleo aunque no tengas un título universitario

Construir una estrategia alrededor de la empresa a la que presentas tu candidatura es vital para poder lograr el trabajo de tus sueños

Foto: Ser capaces de llegar hasta la persona encargada de tomar la decisión final es imprescindible para tener éxito (Reuters/Keith Bedford)
Ser capaces de llegar hasta la persona encargada de tomar la decisión final es imprescindible para tener éxito (Reuters/Keith Bedford)

El mercado de trabajo en España no termina de despegar. Los más de tres millones de parados que aún existen en nuestro país no encuentran empleo y, quienes tienen la suerte de encontrarlo, se quejan de la precariedad en las condiciones laborales. Una situación que afecta sobre todo a jóvenes y a personas mayores de 45 años.

Uno de los grandes problemas del empleo en España es la sobrecualificación. Hay ingenieros, informáticos, periodistas y así un montón más de licenciados trabajando como camareros o en muchos otros puestos similares porque necesitan unos ingresos para llegar a final de mes. Y si para ellos encontrar trabajo es complicado, para quienes no tienen un título, la dificultad se multiplica.

Pero España no es el único lugar en el que hay problemas de empleo. En países como Estados Unidos, donde la tasa de paro apenas supera el 3 por ciento, la gran mayoría de las ofertas de trabajo exigen estar en posesión de un título universitario para poder acceder al proceso de selección. Un grave problema para aquellos que abandonaron sus estudios antes de tiempo.

Empleo sin carrera

Ante esta situación, los expertos en recursos humanos tienen algunos consejos para esas personas que no tienen estudios superiores y que, por tanto, se ven limitados a empleo poco cualificados y, por tanto, poco valorados económicamente. Porque sí, es posible no tener un título universitario y, pese a todo, encontrar un trabajo bien pagado.

La sobrecualificación es uno de los grandes problemas del mercado laboral en España

El primer consejo que recomiendan a Inc los expertos de Work it Daily es el de no mentir. Dice el refrán que ‘la mentira tiene las patas muy cortas’ por lo que, antes o después, terminará saliendo a la luz. Decir que tienes un título sin que sea verdad es sinónimo de problemas en el futuro, por lo que es mejor ir de frente y reconocer que no has cursado una carrera universitaria.

El segundo paso sería huir de las ofertas online. En muchos procesos de selección automatizados la casilla dedicada a la carrera universitaria es imprescindible. Si la seleccionamos y es mentira, volvemos al punto anterior. Si no la seleccionamos, no podemos seguir adelante. Por lo tanto, es mejor no acudir a esas ofertas de trabajo que son selectivas.

No tener un título universitario limita las opciones de encontrar empleo (Foto: iStock)
No tener un título universitario limita las opciones de encontrar empleo (Foto: iStock)

No solo eso: algunos estudios revelan que solo el 3 por ciento de las personas que presentan una candidatura online para un empleo son llamados para seguir adelante en el proceso de selección. Por tanto, perder el tiempo en enviar candidaturas para trabajos en los que exigen grados universitarios sin estar en posesión de alguno es evitable.

Recurrir a las redes

La solución, por tanto, hay que buscarla fuera de los procesos online, pero usando (y mucho) la red. La recomendación es crear una estrategia alrededor de los procesos de selección automatizados para tratar de llegar hasta las personas que tienen el poder final de decisión sobre la persona que se contratará para cada puesto.

Para ello, el primer paso es hacerse con una lista de trabajos en los que tus habilidades como empleado serían demandadas por las empresas. No tienes un título universitario, pero sí una experiencia como trabajador y unos conocimientos que las compañías necesitan, más incluso que el título en papel. Cuanto más ajustes tu búsqueda, más posibilidades de éxito.

A partir de ahí, tendrás que crear una historia por la que encajes perfectamente en el empleo que se ofrece. Una buena forma de acercarte a ese trabajo es hablar en primera persona de por qué deberías trabajar para esa compañía, por ejemplo explicando cómo ha afectado a tu vida los productos o servicios que ellos ofrecen.

Las redes sociales pueden ayudarte a conseguir tu empleo soñado, pero debes trabajar duro para conseguirlo

El último paso es el de investigar qué personas trabajan en esa empresa. Seguirlas, encontrarlas y establecer contacto con ellas es vital para tus posibilidades de éxito. Y para ello, las redes sociales son la mejor opción: si das con alguien que pueda decir a la persona que toma las decisiones “conocí a esa persona y encajaría aquí a la perfección”, estarás mucho más cerca de conseguir ese empleo por el que tanto has peleado.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios