Organización de Consumidores y Usuarios

¡Que no te piquen! Los 5 insectos más peligrosos y cómo evitarlos, según la OCU

La asociación informa de los peligros de algunos de los bichos que pueden causar más problemas de salud con su picadura, además dan consejos de como evitarlos

Foto: Un ejemplar de mosquito tigre. (Pixabay)
Un ejemplar de mosquito tigre. (Pixabay)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El verano trae consigo algunos invitados que en ocasiones se convierten en inoportunos, y no son otros que los insectos. Algunos son inofensivos y lo único que pueden causar es molestia y alguna que otra picadura que no irá más allá de un breve picor, pero realmente hay otros que entrañan ciertos peligros. Durante el periodo estival mosquitos, moscas y demás bichos toman las casas en busca de alimento y, en el caso de algunos, los humanos son su principal fuente.

El problema no es que estén ahí, pues muchas veces las personas ni siquiera se dan cuenta de su presencia, el verdadero quebradero de cabeza es toparse con algunas especies que sí que son altamente peligrosas y que pueden ocasionar problemas de salud. Como precaución, la OCU ha elaborado una lista de las cinco especies que entrañan más riesgo y que conviene evitar.

Mosquito tigre

De color negro y puntos blancos, este pequeño mosquito de nombre 'Aedes albopictus' puede transmitir enfermedades tropicales graves como el dengue o el virus del zika. Esta especie es diurna, por lo que rara vez actuará por la noche, y su lugar favorito para picar es en las piernas, pues suele volar casi a ras del suelo.

Además de por las manchas blancas de su cuerpo, si tienes buena vista, podrás identificarlos por una raya blanca que tienen en la cabeza y en el tórax. Desde la asociación recomiendan utilizar repelente anti mosquitos durante el día para intentar protegerse de este insecto. Es común encontrarlo en Cataluña, Levante, Islas Baleares, Murcia y esporádicamente en Andalucía.

Garrapata común

'Ixodes ricinus' es su nombre técnico, pero es comúnmente conocida como garrapata, aunque esta especie es diferente a la que suele picar a los perros. Suele encontrarse en entornos rurales y es fácil estar expuestos a ellas simplemente transitando por el campo, por bosques o por prados, donde normalmente se encuentran ocultas sobre animales.

Su peligrosidad se encuentra en que con su picadura puede provocar la enfermedad de Lyme. Es conveniente echar un vistazo en las zonas del cuero cabelludo, las axilas o las ingles tras paseos por zonas de campo para evitar tener problemas. Además de ello vestir pantalones y mangas largas puede ayudar a modo de prevención, así como aplicar permetrina, un tipo de insecticida, en la ropa.

Chinche de las camas

Aunque no hay indicios de que transmitan enfermedades, se están convirtiendo en un problema pues el aumento de su presencia en las grandes ciudades cada vez es mayor, siendo un problema que se va agravando por la dificultad que entraña el acabar con las plagas de esta especie, pues han evolucionado y son muy resistentes a la mayoría de los insecticidas normales.

Lavar la ropa a 60ºC, usar la secadora o utilizar una vaporeta pequeña para acceder a los pequeños rincones donde se esconden son algunas de las mejores maneras para intentar acabar con ellas y que no se expandan; sin embargo, si la plaga es muy grande, habrá que recurrir a empresas exterminadoras especializadas, o como recomienda la OCU, acudir a profesionales inscritos en el Registro Oficial de Establecimiento y Servicios Biocidas.

Hormiga argentina

Son hormigas depredadoras de insectos, de nombre 'Linepithema humile', que invaden todo tipo de edificios a través de miles de nidos interconectados que hacen que se formen colonias gigantes que resultan un auténtico quebradero de cabeza. Ya han acabado con otras especies de hormigas e incluso con orugas, como ha pasado en diversas zonas de costa. Encontrarlas en las viviendas es más complicado en verano, pero en los meses de frío la probabilidad es más alta.

Estos insectos son minúsculos, solamente 3 milímetros de longitud, y de color marrón. Una de las maneras para prevenir su aparición es evitar dejar comida a la vista pues se sienten atraídas por el azúcar. A diferencia de otras especies, a estas no hay que rociarles insecticidas comunes en los nidos, pues eso provocaría que los miles de hormigas que hay en cada uno se dispersasen, por el contrario, es recomendable utilizar insecticidas de efecto retardado.

Araña reclusa parda mediterránea

Tiene un aspecto muy curioso, de color marrón, la 'Loxosceles rufescens' tiene un dibujo en el tórax que recuerda a un violín. Aunque no es agresiva, su picadura es bastante peligrosa, pues la herida que provoca se puede necrosar. Se puede encontrar en zonas del sur, pues busca lugares cálidos, y suelen aparecer en rincones escondidos en el interior de las viviendas, tras muebles y en esquinas, por lo que se le conoce también como araña de rincón.

Al no tener un carácter agresivo no es frecuente que pique a las personas; sin embargo, puede ocurrir al meter la mano en algún rincón. Si esto pasa lo mejor es acudir a urgencias, habiendo identificado antes a esta especie para que el tratamiento sea el más adecuado.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios