Por las altas temperaturas y el agua

Las 10 enfermedades más típicas del verano y cómo tratarlas, según Consumer

La revista especializada en consumo de la Fundación Eroski ha hablado con la médico de familia Carmen Jodar Casanova la cual ha dado las claves de las afecciones

Foto: Las 10 enfermedades más típicas del verano y cómo tratarlas, según Consumer (EFE)
Las 10 enfermedades más típicas del verano y cómo tratarlas, según Consumer (EFE)
Autor
Tiempo de lectura6 min

El verano es una época para disfrutar, descansar y refrescarse. El sol, excepto a las horas más conflictivas, es un reclamo para que la gente salga a las calles y pasen su tiempo de ocio en parques, piscinas y sitios abiertos, pero esto puede traer también complicaciones. Las altas temperaturas hacen que la proliferación de insectos aumente, esto aunado, entre otras cosas, al mayor contacto con el agua puede hacer que surjan algunos problemas para la salud.

La revista Consumer, perteneciente a la Fundación Eroski, se ha puesto en contacto con Carmen Jodar Casanova, médico de familia de atención primaria en el centro de salud de Castilleja de la Cuesta de Sevilla, y ha relatado cuales son las posibles afecciones que pueden aparecer en verano, cómo son, cómo prevenirlas y los posibles tratamientos para cada una de ellas.

Gastroenteritis

Tipo: Afección intestinal que puede estar provocada por virus o comida en mal estado. Es la más común en época estival.
Síntomas: Dolor abdominal, diarrea, vómitos e incluso fiebre.
Duración: Entre tres y cinco días.
Tratamiento: Mantenerse siempre hidratado (especial atención a los niños y los ancianos), dieta absoluta en los primeros compases y después blanda. Tomar paracetamol si da fiebre. Evitar las pastillas para cortar la diarrea.

Qué comer cuando tienes gastroenteritis: síntomas y posibles causas

Conjuntivitis

Tipo: Afección ocular que consiste en una inflamación conjuntiva provocada normalmente por virus. Puede ir acompañada de catarros.
Síntomas: Picor de ojos, irritación y secreción en forma de legañas.
Duración: Entre cinco y siete días
Tratamiento: Al ser una enfermedad de carácter contagioso se recomienda acudir al médico para recibir un tratamiento personalizado y lavarse correctamente las manos. Para prevenirla hay que tener cuidado en la piscina y secarse muy bien los ojos.

Baños de manzanilla y otras cosas que no deberías hacer si tienes conjuntivitis

Picaduras de insectos

Tipo: En verano suelen estar provocadas por avispas, mosquitos o pulgas.
Síntomas: Pueden provocar reacciones, sobretodo a las personas alérgicas, inflamación y picor.
Duración: Entre cuatro y cinco días
Tratamiento: Para reacciones leves basta con soluciones de farmacia, para las más intensas se recomienda ir al médico para recibir un tratamiento específico. Las reacciones serán contrarrestadas con corticoides. Para evitarlas lo mejor es no acercarse a zonas donde haya mucha proliferación de insectos y utilizar repelentes.

Siete trucos para evitar las picaduras de mosquitos en verano

Catarros

Tipo: Pueden producirse por la mala utilización de los aires acondicionados ya que “los cambios de temperaturas crean un pico importante similar al de los peores de invierno”, tal y como explica la doctora Jodar.
Síntomas: Congestión nasal, dolores de garganta, de cabeza, musculares y fatiga.
Duración: Entre tres y cinco días
Tratamiento: No precisan de atención médica. En caso de fiebre tomar paracetamol. Para prevenirlos se han de evitar los cambios bruscos de temperatura.

Del salmón a la guindilla: 10 alimentos que ayudan contra el resfriado

Dermatitis

Tipo: Hay dos tipologías de dermatitis, las quemaduras solares y las causadas por el sudor.
Síntomas: Las primeras suelen causar irritación de la piel, enrojecimiento y dolor, pudiendo ir acompañadas por ampollas en los casos más severos. Las segundas suelen causar pompitas en la piel y un tacto lijoso acompañado por picores y dolor.
Duración: Entre tres y cuatro días las quemaduras y hasta 10 las causadas por el sudor
Tratamiento: Las quemaduras solares se tratan con agua, vinagre y ‘after sun’ y se previenen con cremas solares, mientras que las provocadas por el sudor dependen de la edad de quien la sufre: si son niños con dos o tres duchas al día y si son adultos con leves exfoliaciones diarias. Para prevenirlas se recomienda utilizar ropa que transpire.

Aprende a detectar si tienes la piel sensible

Impétigo

Tipo: Infección de la piel provocada por rascarse picaduras. Es contagiosa y suele propagarse en piscinas, principalmente por el uso conjunto de toallas.
Síntomas: Suelen salir costras de color amarillento encima de las picaduras, además de ampollas pequeñas.
Duración: Varios días
Tratamiento: Si son leves con limpiar la herida con antiséptico bastaría, por el contrario, si son más agudas han de tratarse con antibióticos utópicos (un tipo de crema) y orales en algunos casos. Para prevenirlas es recomendable cortarse bien las uñas y para no contagiarse evitar ir a la piscina.

Otitis externa

Tipo: Infección del canal auditivo que suele estar causada por mojar los oídos en piscinas.
Síntomas: Dolor de oído, supuración y secreciones purulentas.
Duración: Hasta una semana
Tratamiento: Antibióticos en gotas. Para prevenirlo es conveniente utilizar tapones, secarse bien los oídos y evitar sumergir la cabeza en el agua.

Otitis: ¿qué alimentos pueden ayudarte a combatirla?

Ototubaritis

Tipo: Producida por cambios de presión en los oídos, normalmente al bucear o en viajes en avión.
Síntomas: Sensación de taponamiento, dolor en los oídos.
Duración: Entre siete y diez días
Tratamiento: Se recomienda prevenirlo tragando o masticando chicle en los aterrizajes y despegues de los aviones, y hacer subidas y bajadas en el agua para igualar la presión al bucear.

Cistitis

Tipo: Es una infección leve de las vías urinarias que puede ser provocada por llevar ropa mojada durante un tiempo prolongado.
Síntomas: Molestias al orinar. Si se torna en un problema más agudo podría llegar a provocar sangrado en la orina, dolor intenso y hasta fiebre.
Duración: Varios días
Tratamiento: Si es leve basta con beber mucha agua y comer arándanos para tratarla. Si la cistitis es aguda se han de tomar antibióticos. Para prevenirlos es recomendable realizar ejercicios en el suelo pélvico.

Los arándanos, el mejor alimento para las infecciones de orina

Micosis cutánea

Tipo: Son los comúnmente conocidos como hongos. Se trata de una inflamación de la piel y es frecuente encontrarlos en los pies, causados por la humedad del sudor o de no secárselos bien.
Síntomas: Por lo general se encuentran en los dedos de los pies y provoca grietas en la piel y picor intenso.
Duración: Pueden llegar a durar hasta 15 días.
Tratamiento: Se ha de ir al médico, ya que se debe seguir un tratamiento específico. Para prevenirlos es conveniente utilizar calcetines de algodón y nunca usarlos para dormir, y sandalias de piel para ayudar a la transpiración.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios