AL BORDE DEL CLÍMAX

La "excitación duradera": la guía para mejorar los orgasmos masculinos

¿Quieres impulsar tu placer sexual al máximo? ¿Estás sumido en la monotonía cuando lo hacéis? Un grupo de expertos sexólogos tiene los métodos más efectivos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

En el amplio y vasto mundo de los orgasmos masculinos, parece que hay un objetivo claro: acaba antes o después, pero acaba. Esa sensación de puro placer físico que aparece y desaparece en cuestión de segundos durante el coito puede llegar a ser uno de los principales de cabeza en la vida sexual de miles de españoles. Además, la desinformación que existe sobre el tema no ayuda nada a la hora de intentar arrojar un poco de luz que despeje las innumerables dudas a las que se enfrentan.

Rumores, leyendas urbanas e infinidad de consejos sobre cómo aumentar tu estimulación sexual abundan en la red. ¿Cuáles de todos ellos son verdad o una mera superchería? El orgasmo masculino corre el riesgo de caer en la abulia y la rutina. "A veces nos podemos sentir como máquinas sin emociones que están predispuestas genéticamente a eyacular y volver a eyacular hasta que morimos", escribe Quinn Myers, periodista de 'Mel Magazine' en un artículo sobre el tema.

Todos los orgasmos son iguales desde el punto de vista físico, pero no desde el emocional

Por otro lado, el sexo es un camino lleno de baches y complejos. El género masculino también posee muchísimos perjuicios que pueden dañar no solo su autoestima, sino la relación con sus parejas; existe pues una preocupación constante por satisfacer a la otra persona, tanto es así que muchas veces acaba dejando aparcado la necesidad de sentir también placer. Myers ha hablado con una serie de expertos para ver cómo podrías disfrutar muchísimo más en la cama y tener una relación sexual contigo y con los demás más sana y plena.

"Un orgasmo es un orgasmo", asegura Nicole Prause, neurocientífica y fundadora de Liberos, una compañía de biotecnología que investiga y mide específicamente el orgasmo humano. "Todas las investigaciones apuntan a que no hay una forma real de sentir el clímax más intenso. No se cree que varíen mucho en términos fisiológicos". Es decir, hay un número determinado de contracciones que producen que sean más o menos intensos, pero nunca "más fuertes".

Uno de los consejos más extendidos entre los sexólogos para hacer crecer esa excitación es mediante los ejercicios de Kegel, los cuales ejercitan la pelvis, Pero para Prause, "no hay ninguna evidencia de que verdaderamente mejoren los orgasmos". ¿Y en cuanto a aumentar su duración? "No se han documentado jamás orgasmos de un ahora o experiencias similares", avisa. "Sin embargo, son todos muy diferentes entre sí y vale la pena explorarlos".

Mejor con amor

Uno de los factores que hacen variar esa intensidad es, sin duda, el emocional. De ahí que siempre se diga que hay una gran diferencia entre hacer el amor o "darse una alegría al cuerpo". Prause está completamente de acuerdo. "Hay un contexto emocional que hace que te sientas más cerca de la pareja y que influye muchísimo en el grado de placer, al igual que la cantidad de tiempo que has tardado en obtener ese clímax".

Los ejercicios de Kegel entrenan los músculos de la pelvis, por lo que te ayudarán a alcanzar un clímax más profundo e intenso

En otras palabras, si de verdad quieres tener un momento único, no hay nada mejor que acostarte con tu pareja justo en el instante en el que más os echáis de menos. De ahí que el sexo entre exnovios sea tan placentero (al menos "in situ", luego es posible que te arrepientas, y en ese caso piénsalo dos veces por si acaso). En resumen, todos los orgasmos son iguales desde el punto de vista físico, pero no desde el emocional.

Por otro lado, merece la pena hacer una distinción entre eyaculación y el orgasmo, ya que no es lo mismo. La primera es el resultado de la segunda, y sirve de alivio a la presión sexual que sientes antes de terminar. "Los hombres creen que hay diferentes tipos de orgasmos, pero la eyaculación siempre es igual", explica el experto. ¿Es realmente posible conseguir una experiencia más intensa?

Como los estornudos

Carole Quinn, sexóloga, ve el orgasmo como una sensación similar a la de un estornudo. En este sentido, para que el estornudo sea más fuerte o intenso lo que hay que hacer es aguantarse las ganas hasta que ya sea imposible pararlo. "Si estornudas de inmediato, no es tan explosivo", asegura. "La excitación se acumula hasta que ya se hace insostenible". Por ello, lo mejor si quieres sentirlo de verdad es aguantarte y no pensar en unos cuantos días en sexo. Cuando vuelvas a hacerlo, gozarás mucho más.

Para conseguir una "excitación duradera", lo mejor será que ambas personas se mantengan siempre al borde del orgasmo. Justo en el momento en que crees que ya no puedes más, vuelve a empezar. "Tan solo carga de energía todo el cuerpo", asegura la sexóloga. "Al igual que con el estornudo, no descargas la energía de forma inmediata, sino que estás dejando que crezca la excitación, y esto impulsará al máximo el orgasmo cuando finalmente suceda".

"Cuando se puede continuar con la estimulación sexual y sensual sin eyacular rápidamente, puede suceder algo casi mágico", añade. ¿Cómo? Pues en este caso sí, los ejercicios de Kegel son lo mejor para ello. Cuando llegas al clímax, los músculos de la pelvis se tensarán y harán que se sienta muchísimo más intenso. "La sensación que emerge y ayuda a la eyaculación se debe a estos músculos. Fortalecerlos puede conseguir un orgasmo muchísimo más poderoso", concluye Queen.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios