Por qué han aumentado las muertes por infarto e ictus: los motivos
  1. Alma, Corazón, Vida
CUÍDATE MUCHO

Por qué han aumentado las muertes por infarto e ictus: los motivos

Además, los accidentes cerebrovasculares y las arterias obstruidas también crecen por primera vez en 50 años. La diabetes y la hipertensión son un factor clave en su aparición

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Según la British Heart Foundation (BHF), las muertes por enfermedades cardíacas, arteriales y los accidentes cerebrovasculares han aumentado por primera vez en 50 años entre los menores de 75 años. La diabetes, la hipertensión, el colesterol alto y la obesidad están jugando un papel en las crecientes tasas de mortalidad entre los jóvenes.

Un nuevo informe de la organización benéfica asegura que el ritmo histórico en la reducción de los niveles de fallecidos por estas causas "se ha desacelerado hasta casi detenerse". Millones de personas también viven con afecciones no diagnosticadas que aumentan el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

Foto: Jorge Javier, en 'GH Dúo'. (Telecinco)

"Factores como la diabetes o la presión arterial alta combinados con una creciente población conducen a que cada vez más personas mueran de enfermedades cardíacas y circulatorias antes de cumplir los 65 años", asegura el informe en 'The independent'

Problemas del corazón

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en 2015 (último año del que se han publicado datos) murieron 17,7 millones de personas por enfermedades cardiovasculares, lo que representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo. Además, según un estudio del Servicio de Cardiología del Hopital Vall d´Hebron de Barcelona, la mortalidad tras sufrir un infarto es el doble en mujeres que en hombres. La tasa de mortalidad para ellos es del 9%, mientras que para las pacientes es del 18%.

Para evitar el desarrollo de la diabetes y de la hipertensión es muy importante tener una correcta alimentación y hacer ejercicio regular

El motivo principal es que las mujeres tardan más en acudir a urgencias y esto es así por varias causas; porque minimizan la gravedad de los síntomas, porque tienen más resistencia al dolor y hay una tercera causa de origen social: ellas priorizan lo que estén haciendo en ese momento antes que su propia salud. Estas afecciones son actualmente la principal causa de fallecimiento en todo el mundo: cada año mueren más personas por alguna patología relacionada con la salud cardiovascular que por cualquier otra causa.

Ictus

Esta enfermedad es un problema cerebral que se ha convertido en una de las principales causas de muerte en España y que afectó solo en 2017 a casi 120.000 personas en todo el país. Se produce por la interrupción del flujo sanguíneo en alguna zona del cerebro, que provoca la pérdida de alguna capacidad asociada a esa área. Según la federación Española de Daño Cerebral (Fedace) y la asociación Alento, puede ser mortal en un 20% de los casos y origen de una discapacidad grave en el 44% de las personas que sobreviven a uno.

En cuanto a los factores de riesgo, hay muchos y muy variados. Suelen estar relacionados con la edad: a partir de los 60 se es más propenso por la vida sedentaria y los antecedentes familiares. Para evitar cualquier percance se deben controlar con especial atención la hipertensión arterial (valores superiores a 140/80 deben ser controlados periódicamente por el médico), las enfermedades cardíacas (sobre todo angina de pecho o infarto de miocardio), el consumo de tabaco, drogas y alcohol, la grasa en sangre (colesterol y triglicéridos), la obesidad y la vida sedentaria.

Las culpables

Como asegura la investigación, la hipertensión (afecta a casi el 40% de los adultos, y en los ancianos alcanza el 70%, según datos de la Fundación Española del Corazón) y la diabetes (un 13,8% de los españoles sufre esta enfermedad, lo que equivale a más de 5,3 millones de personas y el mayor problema es que existe mucho desconocimiento por parte de los pacientes, ya que 2,3 millones, el 43% del total, no saben que son diabéticos) son las principales culpables. Su pronta prevención es la clave para evitar un mal mayor.

El ictus es un problema cerebral que se ha convertido en una de las principales causas de muerte en España: 120.000 personas en 2017

Para evitar el desarrollo de ambas enfermedades es muy importante tener una correcta alimentación y hacer ejercicio regular. Una dieta alta en azúcar, grasa y sal puede derivar en el desarollo de diabetes, por lo que efectuar una serie de cambios alimenticios es imprescindible si crees que puedes padecerla. Entrenar unos minutos diariamente, abadonar la sal y el acohol también te ayudarán a limitar la presión arterial alta.

Salud Vida saludable Enfermedades cardiovasculares Infartos Diabetes
El redactor recomienda