ocurre también en españa

La palabra que no puedes utilizar sin pedir permiso en Reino Unido

Si estás pensando montar un negocio y no tienes ni idea de qué nombre ponerle, mejor que leas esto para que sepas las normas que has de seguir en caso de que elijas este vocablo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El mundo está plagado de leyes extrañas. En Singapur no puedes comer chicle, en Noruega está prohibido tirar de la cadena a partir de las 22:00 horas para no molestar a los vecinos, en Francia más vale que no se te ocurra llamarle Napoleón a un cerdo o en York es posible asesinar a un escocés dentro de un recinto amurallado, aunque, claro, este debe llevar arco y flechas, por lo que quizá se reduzcan las posibilidades de hacerlo. Y nosotros también tenemos nuestras cosas, no te vayas a creer.

Es algo que compartimos con Reino Unido. Ya sabes que nuestros vecinos isleños son muy fanáticos de su reina (no podemos evitar entonar 'God save the Queen' de los Pistols al pensarlo), pero, a la hora de la verdad, como sucede en nuestro país, lo cierto es que no tiene un gran poder. Sin embargo, quizá te sorprenda saber que no solo coincidimos con ellos en que tenemos monarquías, sino también en que, debido a ella, hay una palabra por la que hay que pedir permiso especial para poder usarla, según qué contextos.

Si quieres poner la palabra "Real" (Royal en inglés) en tu producto o negocio, antes debes obtener el consentimiento escrito

¿De qué palabra se trata? En inglés hablamos de 'Royal', y, en español, de 'Real'. Por supuesto, no quiere decir que tengas que pedir una audiencia con el rey Felipe VI cada vez que quieras usarla, pero si quieres usarla para poner nombre a tu empresa o producto (por ejemplo, Real Madrid, pero no le pongas ese nombre a ningún proyecto que hayas empezado porque te comunicamos que ya está cogido), sí debes solicitar antes permiso.

Otras palabras

¿Por qué? Se considera un contenido "sensible", porque puede engañar al público sugiriendo una asociación con la realeza que no existe. De hecho, en la web Gov.uk (Oficina del Gabinete de Londres) se recoge la manera en la que se debe solicitar el uso de la palabra, si quieres registrarla en tu negocio. No solo se debe explicar el motivo por el que se quiere usar el nombre, sino también los detalles de los miembros principales y los que participarán, enviándolo en un correo electrónico o carta.

No solo eso, en Reino Unido hay otras palabras que están prohibidas y, que si ves en algún establecimiento, será porque han sido antes debidamente concedidas: Rey/Reina, príncipe y princesa o duque y duquesa. Sin embargo, según un documento oficial del registrador de empresas del Reino Unido, las reglas están para romperse, y se puede hacer en casos de "eventos ocasionales de importancia nacional".

Como decíamos al principio, hay muchas leyes esperpénticas, y abundan en todo lo referente a la monarquía inglesa. Por nombrar unas cuantas: a la reina Isabel la despierta todos los días una gaita escocesa a las 7:00, es propietaria de todos los cisnes del río Támesis, puede conducir sin carnet y la ropa de Carlos y Camila no se lava jamás en lavadora.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios