stop bullying

Qué están haciendo los padres surcoreanos para parar a los matones de los colegios

Se cree que la intimidación en las escuelas de Corea del Sur se debe a la presión extrema a la que se enfrentan los estudiantes

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Corea del Sur es uno de los países más desarrollados de Asia. Cuenta con una economía sólida y con algunas de las mejores universidades del continente. También es uno de los centros financieros líderes y la cuarta economía asiática más grande.

Si hay algo en lo que destaca es su inversión en la educación. Durante los últimos 70 años ha sido la piedra angular de su crecimiento y tienen intención de continuar así, especialmente a nivel internacional (solo entre 2004 y 2011 el país inscribió a más de 85.000 estudiantes de 171 nacionalidades diferentes). Su objetivo es alentar a unos 200000 para 2020.

Como parte de este enfoque en la internacionalización, muchas universidades de la región están abriendo nuevos campus para satisfacer la creciente demanda. Pero llegar hasta esta etapa escolar es muy difícil. Desde pequeños, la competitividad en los estudios es un tema que asusta a la sociedad coreana. De hecho, hay padres que contratan a hombres musculados y tatuados (que simulan ser matones/guardaespaldas) para proteger a sus hijos del acoso escolar.

Alumnos en Daejeon, Corea del Sur. (iStock)
Alumnos en Daejeon, Corea del Sur. (iStock)

Según informes de medios locales ya hay varias empresas que ofrecen diferentes paquetes, a un precio que oscila desde los 390 a los 1500 euros al día, para garantizar la seguridad de sus hijos y tener la certeza de que están a salvo de sus compañeros agresivos.

Mucha competencia

El 'pack de pruebas' ofrece la opción que graba a los compañeros que hacen bullying en acción y presenta los datos al centro educativo. Si no hay medidas que lo sancionen, se hace público el vídeo. Además, está el 'paquete de acompañante' que implementa la táctica en la que se visita a los padres de dichos delincuentrs en su lugar de trabajo y los avergüenza públicamente.

El temor hacia el acoso escolar ha aumentado sin control y empuja a los niños hacia el suicidio, la causa de muerte más común entre los jóvenes coreanos de entre 15 y 25 años. Según la Revisión de Políticas de Chicago, los investigadores creen que está relacionado con este entorno académico ferozmente competitivo y las conductas de abuso en los colegios.

Desde muy pequeños sufren una presión por ser los mejores. No solo en el colegio, también en casa y esto provoca que muchos se suiciden

Según una encuesta de una institución oficial, un 31,8% de los ciudadanos de Corea del Sur ha tenido que sufrirlo en la persona de un familiar o un amigo. "Realmente no puedo compararlo con otros países, pero el problema es que los adultos tienen la tendencia a ignorarlo. Piensan en ello solamente como niños peleándose y los problemas más grandes vienen después de eso, cuando se quitan la vida", asegura N oh Yoon-ho, abogada de Seúl a 'The Telegraph'.

 Starfield Library, Seoul. (iStock)
Starfield Library, Seoul. (iStock)

Se recurre a estos falsos matones por temor a ser demandados (ya que es ilegal contratar a uno real). Aun así estas figuras atemorizan y previenen a los niños que hacen bullying de que si lo vuelven a hacer provocarán terribles consecuencias. Los intimidan y obligan a pedir disculpas. "Es una medida que ha surgido después de años de preocupación pública", añade Yoon-ho.

Presión en casa

Pero los dolores de cabeza no solo vienen de clase. La pasión de las familias por colocar a sus hijos en las mejores universidades se traduce también en una locura de gastos para completar su educación por medio de tutores o acudan a los Hagwons, institutos privados que ofrecen clases particulares a los alumnos en un amplio abanico de materias (y en el que aún se utilizan castigos como golpes con varas de madera cuando no se muestran las debidas aptitudes). Las estadísticas oficiales de 2016 mostraban que los surcoreanos se gastaron 16.000 millones dólares en estos conceptos.

Contratar a un falso matón es la medida que han tomado los padres coreanos para proteger a sus hijos del bullying de sus compañeros

Desde muy pequeños sufren una presión por ser los mejores. Y no extraña nada entonces que sus progenitores contraten a dichos matones para que los protegan de otros y así continúen en su camino por la excelencia. Según una encuesta realizada en 2013 por el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, casi uno de cada 10 estudiantes en de primaria y secundaria de Corea habían sufrido diferentes formas de violencia a manos de sus compañeros.

Este mal comportamiento hacia otros alumnos se debe a la competencia intensa y la presión para salir adelante, aunque algunos padres también creen que la falta de acción de los centros educativos también tienen la culpa de este mal. Ningún maestro quiere involucrarse por temor a perder su empleo o participar en demandas legales.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios