"No te escapes": Los 10 mandamientos de un campo de concentración en Corea del Norte
  1. Alma, Corazón, Vida
cadena perpetua para 15.000 prisioneros

"No te escapes": Los 10 mandamientos de un campo de concentración en Corea del Norte

La única persona que ha nacido, se ha criado y ha conseguido escapar de una de las prisiones políticas del país asiático ha revelado sus leyes internas

Foto: Imagen del Campo 14. (Departamento de Estado de EEUU)
Imagen del Campo 14. (Departamento de Estado de EEUU)

A escasos 200 kilómetros de la ultramodernidad de Seúl, se encuentra Kaechon, o Campo 14, en Corea del Norte, donde al menos unos 15.000 prisioneros trabajan de por vida hasta la extenuación, son forzados a presenciar ejecuciones periódicas, son golpeados, violados, desfigurados y torturados, y obligados a comer roedores, ranas, serpientes o su propio vómito para evitar la deficiencia de proteínas o para no morir de hambre.

Estos y más detalles sobre la vida en los campos de trabajo no reconocidos por el gobierno de Kim Jong-un emergen de 'Evasión del Campo 14', un relato del experiodista del 'Washington Post' Blaine Harden, basado en las entrevistas con Shin Dong-hyuk, la única persona (que se conoce) que ha nacido, se ha criado y ha escapado de una de las prisiones.

Los prisioneros viven bajo 10 reglas que tienen que aprenderse de memoria. En caso de que se infrinjan, el supuesto culpable “será disparado”

Al igual que en el resto de campos de Corea del Norte, señala el Departamento de Estado de EEUU, algunos prisioneros de Kaechon son víctimas de las “tres generaciones de castigo” del régimen, en la que las dos generaciones posteriores al preso político tendrían que nacer y morir en la cárcel, sin necesidad de haber cometido un crimen.

Al menos otros 26 desertores han conseguido escapar de los campos de trabajo, lo que ha permitido a Harden corroborar el penoso estado en el que se encuentran los prisioneros y las leyes bajo las que se rige su estancia allí. Sin embargo, el relato de Shin se distingue por el hecho de que él, habiendo nacido en el campo, no conocía una alternativa de vida y, como tal, no tenía expectativas. El aislamiento es tal que Shin solo tenía una vaga noción de quiénes eran los líderes de Corea del Norte y ni siquiera había oído hablar de Pyongyang, Corea del Sur, China o EEUU.

No solo hay paralelismos evidentes entre la historia de Shin con 'Archipiélago Gulag' de Solzhenitsyn o 'La noche' de Elie Wiesel, sino que también recuerda a aspectos de 'Rebelión en la granja' de George Orwell. En concreto, los prisioneros viven bajo 10 reglas que tienen que aprenderse de memoria, la mayoría de las cuales vienen con la coletilla de que el infractor “será disparado inmediatamente”. Incluso hay incentivos para que los reclusos informen a los superiores de las infracciones de otros.

1. No tratar de escapar

  • Se disparará de inmediato contra quien se descubra escapando.
  • Se disparará de inmediato contra el testigo de un intento de escape que no lo denuncie.
  • Se prohíbe la reunión en grupos de dos o tres para planificar o intentar un escape.

2. No hacer reuniones

  • Se disparará de inmediato contra quien no obtenga un permiso de un guardia para una reunión de más de dos detenidos.
  • Se disparará de inmediato contra quienes ingresen a la zona de viviendas de los guardias o destruyan la propiedad pública.
  • Ninguna reunión puede superar el número de prisioneros que haya permitido el guardia a cargo.
  • Ningún grupo de detenidos se puede reunir sin permiso más allá del trabajo.
  • Tres o más prisioneros no pueden viajar juntos de noche sin el permiso del guardia a cargo.

3. No robar

  • Se disparará de inmediato contra quien se descubra robando o posea armas.
  • Se disparará de inmediato contra quien no denuncie o ayude a un individuo que haya robado o que posea armas.
  • Se disparará de inmediato contra quien robe o esconda alimentos.
  • Se disparará de inmediato contra quien dañe de manera deliberada los materiales que se emplean en el campo.

4. Obedecer a los guardias incondicionalmente

  • Se disparará de inmediato contra quien tenga resentimiento por un guardia o lo asalte físicamente.
  • Se disparará de inmediato contra quien no demuestre completa docilidad ante las instrucciones de un guardia.
  • No se puede hablar mal de un guardia a sus espaldas ni quejarse de él.
  • Cuando alguien se cruce con un guardia, debe inclinarse con deferencia.

5. Denunciar de inmediato a un fugitivo

  • Se disparará de inmediato contra quien encubra o proteja a un fugitivo.
  • Se disparará de inmediato contra quien posea o esconda las posesiones de un fugitivo, o conspire con él, o no lo denuncie.

6. Vigilarse mutuamente

  • Cada detenido debe observar a los demás y mantenerse vigilante.
  • Se debe observar con detenimiento el discurso y la conducta de los otros. Si algo despierta sospecha, se debe notificar a un guardia de inmediato.
  • Los prisioneros deben asistir fielmente a los encuentros de lucha ideológica y deben censurar a los otros, y a sí mismos, con vehemencia.

7. Cumplir con el trabajo

  • Se considerará que los prisioneros negligentes en su trabajo o que no lo cumplan guardan rencor contra los guardias, y se les disparará de inmediato.
  • Cada detenido debe responsabilizarse individualmente del cumplimiento de su trabajo.
  • Completar el trabajo es lavar los pecados, y también recompensar al Estado por el perdón que ha demostrado.
  • No se puede cambiar la cantidad de trabajo que asigna un guardia.
Ilustración de la ONU de uno de los campos de concentración de Corea del Norte. (Reuters)
Ilustración de la ONU de uno de los campos de concentración de Corea del Norte. (Reuters)

8. No mezclarse entre sexos

  • Si existiera contacto físico sin aprobación previa, se disparará de inmediato contra quienes lo cometan.
  • Más allá del trabajo no deben existir conversaciones entre los sexos sin aprobación previa.
  • Se prohíbe ir a baños designados para miembros del sexo opuesto sin aprobación previa.
  • Sin razón particular, los miembros de sexos opuestos no pueden tomarse de la mano ni dormir uno al lado del otro.
  • Los prisioneros no pueden visitar los dormitorios del sexo opuesto sin aprobación previa.

9. Arrepentirse de los errores

  • Se disparará de inmediato contra quien no reconozca sus pecados y en cambio los niegue o tenga una opinión anormal sobre ellos.
  • Uno debe reflexionar profundamente sobre los pecados que ha cometido contra el país y la sociedad y esforzarse por quedar limpio de ellos.
  • Un detenido sólo puede comenzar de nuevo después de haber reconocido sus pecados y haber reflexionado profundamente sobre ellos.

10. Se disparará de inmediato

  • Todos los detenidos deben considerar que los guardias son sus maestros verdaderamente y, con el acatamiento de las diez leyes y normas del campo, rendirse al trabajo duro y la disciplina para limpiar sus errores pasados.
Social Noticias de Corea del Norte Prisiones
El redactor recomienda