alguno de estos puntos los cumples

Así es el sexo normal (y no se parece en nada a lo que te han contado)

¿Y lo aliviados que nos sentimos cuando vemos que hacemos las cosas como todo el mundo? Pero, un momento, ¿cómo lo hacen ellos?

Foto: ¿Y esas caras? ¿Interrumpo algo?
¿Y esas caras? ¿Interrumpo algo?

Quizá el titular te haga pensar que siempre lo has hecho mal: "Eso es que tengo que ponerme como un contorsionista del Circo del Sol y no lo sabía". Nada de eso. Es algo natural, todo el mundo a la hora de la verdad se coloca y, simplemente, lo hace. Pero no es menos cierto que desde siempre supone un misterio, una curiosidad constante, y leemos sobre ello, buscamos en webs, miramos pornografía y, en definitiva, lo consumimos.

Además, entre amigos todo se sabe. El morbo siempre llama a tu puerta y entonces le preguntas a tus colegas de más confianza, en la intimidad: "¿Hiciste tal cosa? ¿Cuánto duró? ¿Te ha pasado alguna vez?..." y el estrella: "¿Crees que es normal...?". Después jugáis al "yo nunca" y todo el mundo tiene relatos eróticos ocultos que contar, todos beben y a todos les ha pasado. Tú te preguntas, de nuevo, ¿es normal lo que hago? ¿Con qué frecuencia, cuántos minutos, cuántos orgasmos, cuántas pulgadas, cuántas parejas, cuántos, dónde, cuándo? Pero ¿qué es realmente el sexo normal?

Mal de muchos, consuelo de tontos, y aun así siempre nos sentimos aliviados cuando comprobamos que alguien sufre lo mismo que nosotros. Por eso nos encanta leer lo que pregunta la gente en Yahoo Respuestas. Como dice el doctor Marty Klein en 'Psychology Today': "Lo peor que pueden decirle a alguien es que no es normal. Seamos claros. Si una vida sexual funciona para los involucrados está bien. Si no lo hace, no. Lo que otros practiquen es irrelevante".

Nos obsesiona ser normales. ¿Con qué frecuencia, cuántos minutos, cuántos orgasmos, cuántas pulgadas, cuántas parejas, cuántos, dónde, cuándo?

Sin embargo, el doctor experto en temática sexual se ha decidido mojar, después de 35 años oyendo frecuentemente esa pregunta, y ha señalado que son tres los datos que demuestran lo que es una relación sexual normal...

Qué cansancio, ¿lo hacemos?

Es un hecho. Y no debería ser así, pero la rutina nos lleva a practicar sexo cuando más cansados estamos. Eso de: "resérvate el sábado" o "¿quieres venir a mi casa a ver una película?" (todos sabemos cuál es el eufemismo de "película") no sucede en la vida corriente.

A la hora de la verdad, cuando la gente está cansada después de un día largo, es cuando encuentran el momento para tener relaciones. Por eso es probable que sea corto, superficial, orientado a unos objetivos concretos y mecánico. Y que si no encontramos rápido el preservativo o nos duela un poco un pie acabemos pasando.

Nada mejor que una copita antes de...

¿No te ha sucedido nunca? Es la primera cita con la persona de tus sueños, llevas meses planificando ese momento en tu cabeza y no quieres cagarla. Pero, como si en lugar de pasar una velada fantástica fueras a enfrentarte a un examen terrible o a una operación en quirófano, estás tan nervioso/a que necesitas cierta ayuda externa para sobreponerte. Es normal. Pero también hay más probabilidades de tomar decisiones que no son correctas y puede ser más difícil llegar al clímax, también.

Por mucha confianza que tengas...

... a veces no sabes realmente lo que le gusta a tu pareja. Y podéis llevar años y años. Aunque vivamos en un mundo hipersexualizado, lo cierto es que algunas cosas siguen siendo un tabú, y nos avergonzamos de preguntarle a nuestra media naranja. No nos cuesta decir cuáles son nuestras películas o libros preferidos, pero sí que el sexo oral es lo que nos hace llegar más rápido al orgasmo. Eso a veces se traduce en frustración, rutina y aburrimiento.

¿Tu pareja sabe que tomas viagra?

Y en un mundo en que nos da vergüenza admitir cuál es nuestra postura sexual preferida, desde luego no vamos a decirle a nuestra señora que tomamos viagra. No porque atente contra nuestra virilidad, por lo menos no solo por eso, sino porque también evita los: "Cariño, ¿ya no te resulto atractiva?". Es cierto que muchos problemas de erección se relacionan con las emociones del individuo o la relación (o ambas cosas). Pero otros no. Suena a cliché pero la comunicación es fundamental. Además, hay formas de disfrutar del sexo que no requieren de una erección.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios