¿qué está pasando?

Las razones por las que los hombres no hacen el amor (y cómo evitarlo)

Ponerle solución al problema, el consenso y la comunicación entre ambos es lo más importante. Sé paciente y todo acabará saliendo bien

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

No hay nada más frustrante e incluso hiriente que cuando notas que tu marido ha perdido el interés en el sexo. Cuando dice: "Estoy demasiado cansado", o si te das cuenta de que no es él quien empieza las relaciones sexuales desde hace varios meses, seguro que por tu mente pasan las peores razones posibles: "¿Ya no se siente atraído por mí?", ¿es infeliz?, ¿está teniendo una aventura?

"La sociedad nos hace pensar que es anormal si un varón no quiere hacer el amor todo el tiempo", afirma la terapeuta de pareja neoyorkina Cynthia Pizzulli a 'Prevention'. “Entonces, si mi chico no quiere tenerlas significa que algo debe estar mal conmigo. Ya no me desea. ¡Oh, Dios mío, es una catástrofe! Vamos a terminar divorciados". Pero lo cierto es que es normal que la intimidad sexual cambie en el curso de cualquier relación, especialmente una que sea tan duradera como un matrimonio. Lo importante es que si observas que tu pareja se aleja mucho de tener sexo cada vez con más frecuencia y eso te afecta negativamente, debes identificarlo como un problema conjunto y trabajar hacia una solución.

"La falta de relaciones intimas es un problema de pareja, no individual", asegura Pizzulli. "La mujer debe evitar ser la víctima". Aquí hay cinco razones comunes por las que ellos podrían estar perdiendo interés y qué puede hacer para reavivar la chispa.

Prioridades

La vida puede volverse agitada y, como resultado, el deseo puede quedar en un segundo plano. Especialmente si tienes hijos, es posible que llegar a casa e iniciar el acto sexual de inmediato no sea lo más importante. "Cuando regresas al final del día y has trabajado muchas horas o te sientas a ver la televisión o te vas a dormir. A veces, es preferible descansar", explica la experta.

Además, una vez que estás casado y el sexo deja de ser una novedad, es común que los hombres cambien su enfoque y sus prioridades a otras cosas. "Piensa en los de las cavernas. Una vez que consigues a tu mujer, ahora la cosa va de criar bebés y luego cazar y recolectar, ¿no? Entonces quizás tengas algo de sexo, pero el enfoque principal ahora está en el mantenimiento. Y para muchos de ellos el trabajo se convierte en el centro de su ciclo de vida cuando intentan cuidar de sus familias", añade.

Si tu marido aparentemente ha perdido el interés en empezar el acto sexual, podría ser que simplemente no se sienta cómodo haciéndolo

La clave es normalizar que las prioridades cambian a lo largo de los años. "Esto no es algo catastrófico para la relación. La frecuencia con la que se tiene relaciones aumentará y disminuirá a lo largo del tiempo varias veces", continúa. Si quieres ponerle de buen humor deberás tomar medidas para recuperar la pasión.

¿El primer paso? Comienza a planear el sexo respecto a tus horarios. "Que algo sea espontáneo a veces es muy difícil. Planificamos todo lo demás en nuestras vidas, ¿por qué no esto? Tienes que reservar tiempo. Establece una 'cita' para la noche del sábado y respétala, preferiblemente durante un tiempo sin los niños en casa para evitar posibles distracciones", comenta.

Problemas médicos

Al igual que las féminas, a medida que ellos envejecen, el riesgo de contraer ciertas enfermedades aumentan, incluida la disfunción eréctil y el cáncer de próstata, los cuales pueden tener un impacto grave en la vida sexual. "La primera lleva a algunos evitar el sexo por completo", explica Alyssa Dweck, ginecóloga. Cuando se trata de la otra enfermedad, la cirugía podría ser un requisito y eso conducir a un cambio en la definición que se tiene sobre el sexo.

Lo primero que tenemos que entender es que hay muchas cosas sexuales que se pueden hacer. No todo es la penetración. "El sexo no es solo el coito. Es muchas cosas, y es algo destinado a la excitación de cada uno. Así que sí, vas a tener que amoldarte, pero la intimidad viene en muchas formas diferentes", asegura.

Entonces, cuando tu pareja recibe un diagnóstico que podría afectar su vida sexual, lo primero que debes hacer es aseguraros de que está recibiendo la atención médica que necesita y brindarle apoyo. "Cualquier persona puede ayudar al otro mostrándose comprensible y teniendo un interés activo en el problema de su ser querido", explica Christine Milrod, terapeuta sexual e investigadora.

Estrés

En el transcurso de cualquier relación habrá momentos que serán significativamente más estresantes que otros. ¿Dos grandes causas? Trabajo y dinero. "Que te despidan es un asesino definitivo de la libido y la ansiedad aumenta", reconoce la experta. Es común que las parejas discutan sobre temas económicos o la seguridad laboral, pero esos pequeños argumentos pueden acumularse con el tiempo hasta el punto en que eventualmente afecten al deseo sexual dentro del matrimonio.

La clave es normalizar que nuestras prioridades cambian a lo largo de los años

"Aunque la sociedad crea que a los hombres no les sucede, al igual que nosotras, se retraen emocional y físicamente, ya que se crea una herida mental que tarda en curarse".

Incomodez por iniciarlo

Lo creas o no algunos simplemente no son tan sexuales. "Si ella es la que lo inicia siempre, al final acaba pensando: 'Bueno, algo debe estar mal conmigo si no empieza él", dice Pizzulli. Si tu marido aparentemente ha perdido interés en empezar el calentamiento podría ser que simplemente no se sienta cómodo haciéndolo. Simplemente le avergüenza o cree que tu vas a estar incómoda si él insiste", continúa.

La sociedad nos hace pensar que es anormal si un varón no quiere hacer el amor todo el tiempo

Esto podría ser así incluso al principio, aunque él lo empezara regularmente al principio del matrimonio. "Solo lo hacen en ese momento de la relación porque esa es la norma social", agrega.

Relación platónica

Si has estado en una relación durante 30, 20, 10 o incluso 5 años, las cosas pueden comenzar a familiarizarse. Os habéis metido en una rutina y esa comodidad (que es muy buena en algunos aspectos) no es adecuada para tu vida sexual.

"Relajarse crea una especie de pantalla en la relación. Todo se convierte en un matrimonio sin sexo cuando empiezas en una situación en la que realmente sois solo mejores amigos y el erotismo ha disminuido. Lo más probable es que doblar la ropa y lavar los platos juntos, aunque posiblemente mejora otro tipo de cosas dentro de la pareja, no sea tu mayor excitación. Si el tiempo que pasáis juntos se dedica principalmente a ver la tele o a cuidar los negocios de la casa, no habrá nada que lo despierte", concluye Brandy Engler, psicóloga especializada en relaciones y sexualidad.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios