HAN TARDADO 15 AÑOS EN EXPLORARLO

El túnel bajo la pirámide de Teotihuacán que nunca se abrirá al público

El pasadizo de la serpiente emplumada, en la zona arqueológica de Teotihuacán, en México, sigue revelando información 15 años después de ser descubierto por casualidad

Foto: Zona arqueológica de Teotihuacán (Foto: INAH, México)
Zona arqueológica de Teotihuacán (Foto: INAH, México)
Autor
Tiempo de lectura3 min

En octubre de 2003, el arqueólogo Sergio Gómez se encontró un agujero en el suelo junto al Templo de Quetzalcóatl, conocido en México como la serpiente emplumada. Estaban trabajando en la zona de las "Pirámides de Teotihuacán" cuando la lluvia abrió un amplio boquete, un agujero que conducía a un túnel a 14 metros de profundidad que Gómez y un equipo de arqueólogos comenzó a explorar.

Quince años después se saben muchas cosas sobre ese misterioso túnel, aunque aún quedan muchas otras por descubrir. El pasadizo mide 103 metros de largo, comienza a 14 metros de profundidad y termina 18 bajo tierra, por lo que tiene una moderada pendiente hacia abajo. Los teotihuacanos lo usaron durante unos 250 años, según Gómez, y después lo clausuraron construyendo muros desde adentro hacia fuera.

La pirámide de la serpiente emplumada (Foto: INAH, México)
La pirámide de la serpiente emplumada (Foto: INAH, México)

Lo complejo de la exploración lo demuestra el hecho de que se tardaron casi 8 años en completarla, retirando mil toneladas de piedra y tierra y avanzando “con pinceles, agujas y herramientas de dentistas", reconoce Sergio Gómez, que tenía su propia teoría de lo que hallarían: "mi hipótesis es que íbamos a encontrar una tumba de alguien muy importante o una ofrenda espectacular".

Al final del túnel no había ninguna tumba, pero sí una cueva que se abre en tres cámaras y donde se encuentra esa ofrenda de la que hablaba el arqueólogo: cuatro esculturas, tres representando a mujeres y una a un hombre. Según Gómez, porque en Teotihuacán “la mujer tenía un papel más importante que el hombre. Eso se ve en que las figuras femeninas encontradas son más grandes que la masculina. Además, las mujeres están vestidas, mientras el hombre está desnudo”. Quien mandaba en Teotihuacán era la mujer.

Más de 100.000 objetos encontrados

Mientras las figuras encontradas llevaban en la espalda bolsas con objetos de jade y pirita, que se cree que eran usados para hacer magia y predicciones, el túnel fue arrojando cientos de objetos a cada paso que se daba. Las paredes están impregnadas de pirita, un mineral metálico que refleja la luz y que representaba las estrellas.

La exploración del túnel se ha llevado a cabo bajo un proyecto denominado 'Tlalocan', que significa ‘camino bajo tierra’, y ha sido la primera vez que se han utilizado robots en una exploración arqueológica en México, ya que antes sólo se habían usado en las pirámides de Egipto. Además, se ha incorporado también un escáner láser.

Los miles de objetos encontrados en el túnel, entre los que abundan piezas de jade, conchas, caracoles o incluso turquesas, demuestran los vínculos comerciales de los habitantes de Teotihuacán hace 2000 años, no sólo con otras partes de México, sino con lo que hoy en día es Estados Unidos, Guatemala u otros países centroamericanos.

Nunca se abrirá al público

Sergio Gómez reconoce que están trabajando en una reproducción virtual del túnel, ya que nunca podrá abrirse al público: “Es un lugar peligroso y debemos tomar las medidas necesarias para conservarlo. Es muy estrecho y podría dañarse con la visita masiva de personas".

El estudio del túnel de la serpiente emplumada podría ayudar a entender la función de otro túnel cercano, el descubierto en 1972 bajo la Pirámide del Sol, la más grande de esta zona arqueológica. Entonces no hubo arqueólogos en el hallazgo y se perdió casi toda la información, por lo que este descubrimiento puede ayudar a entender toda la zona de Teotihuacán.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios