reinas, princesas y alimentos censurados

Lo que le ha prohibido comer la reina Isabel a Meghan Markle

La Casa Real británica cuenta con muchísimas normas y reglas de protocolo de obligado cumplimiento por parte de sus miembros. Esta es la peor

Foto: La duquesa de Sussex, Meghan Markle. (Eddie Mulloholland/ Getty Images)
La duquesa de Sussex, Meghan Markle. (Eddie Mulloholland/ Getty Images)

La Corona británica ha demostrado numerosas veces cumplir a rajatabla una serie de protocolos harto surrealistas o poco convencionales. Nadie hay más especial que ellos cuando se trata de actitudes, formas y conductas en público. Como nuevo y fastuoso miembro favorito de la Casa Real, pensarías que Meghan Markle, la duquesa de Sussex, tendría el mundo entero a su alcance. Sin embargo, puede que no. O al menos, sufre de ciertas restricciones cuando se trata de acceder a la despensa del reino.

Ella está aprendiendo todas las sorprendentes tradiciones de los antepasados que pasaron por el trono antes que ella. Sin embargo, hay una en particular con la que ella nunca podría tragar: la familia real no puede comer ajo mientras está de viaje. El disgusto de la reina Isabel por el ajo ha sido de conocimiento público durante años y años. "Nunca podemos servir nada con ajo o demasiadas cebollas", asegura el chef real Darren McGrady en la revista gastronómica 'Food & Wine'. "La reina en el jamás de los jamases tendría ajo en el menú".

Markle demuestra mucho gusto por el ajo y se le permite comer todo lo que quiera. Eso sí, en privado

Pero para disgusto de la reina, parece que la nueva princesa no está dispuesta a doblegarse tan fácilmente a todas las exigencias de protocolo, según el diario británico 'The Express'. Desde el lado del resto de la familia, creen que es una tradición a la que sacar provecho para evitar algo realmente incómodo, y más viniendo de príncipes y princesas: el mal aliento. A su vez, hay otra regla bastante similar que todos cumplen a rajatabla: no comer marisco durante las visitas oficiales. La razón es puro pragmatismo real: estar seguros de que una intoxicación alimentaria no afecta a sus planes.

'The Express' señala que Markle ha demostrado gran afinidad por el ajo en el pasado y que se le permite comer todo lo que quiera, pero en privado. Parece ser que la laxitud en las normas inquebrantables por fin ha llegado a la Casa Real británica; gracias a ella, la modernidad ha entrado por la puerta grande en el Palacio de Buckingham. A decir verdad, debe ser un poco díficil desprenderte del amor al aroma y sabor que desprende el ajo y su papel tan fundamental que tiene dentro de la gastronomía.

Mientras tanto, en abril de este año y antes de la boda con el príncipe Harry, los medios del Reino Unido informaron que la futura princesa debería tomar el té de forma apropiada antes de reunirse con la reina para asegurarse de que no romper ninguna regla de protocolo o etiqueta. Debe ser ahora mismo la yerna con más exigencias por parte de sus suegros de todo el planeta. Y es que esta es otra de las reglas más estrictas que existen y que está relacionada directamente con el vestuario. Esta vez no recae sobre Markle, sino su cuñada, la duquesa de Cambridge, Kate Middleton.

Y es que Middleton ha destacado muchísimo en los últimos años por su imagen, en especial por sus abrigos. ¿Por qué? Siempre lleva puesto el mismo. Y nunca se desprende de él. La razón no es más que el protocolo. Una norma no escrita, y que considera que el acto de quitarse el abrigo es "impropio de una dama", obligándola a desprenderse de él solamente cuando no haya cámaras delante ni esté en un acto público.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios