A LOVE STORY

Era el amor de su vida, pero murió de cáncer. 8 meses después, apareció una mujer idéntica...

Jake y Emmy se conocieron en la infancia y estuvieron juntos hasta que un cáncer les separó para siempre. Ahora, él se ha enamorado de otra mujer clavada a Emmy

Foto: Jake y Emmy en una foto de hace años del Instagram de Emmy
Jake y Emmy en una foto de hace años del Instagram de Emmy

Su historia bien valdría por varias películas lacrimógenas de Hollywood. Aunque esta vez, el relato es real y termina bien. Muchas veces, la vida junta y separa a las personas en una serie de adioses que bien pueden ser definitivos o un mero 'hasta luego'. Nunca puedes llegar a comprender qué clase de destino te aguarda, si con esa persona o sin ella. O, tal vez, con ella para siempre.

Un amor verdadero de la infancia

Jake Coates conoció a Emmy Collet a los once años durante su etapa escolar. A los trece, ya no pudo aguantar más y se declaró. Ella, por supuesto, le dijo que sí, y comenzaron un idilio amoroso que duró tres años. Cuando llegó la hora de ir a la universidad, la pareja tuvo que volver a decirse adiós. No fue hasta 2015, diez años después de aquella última separación, cuando se reencontraron y establecieron de nuevo la relación como si no hubiera pasado el tiempo por ellos.

De nuevo, el destino les tenía reservados una nueva separación. La distancia llegó a su vida en común cuando él partió a Sidney para ejercer como doctor médico, mientras que ella se quedó ejerciendo como maestra en Londres. Según explicó Coates al 'Daily Mirror', todos los días se comunicaban por Facetime y, de vez en cuando, él viajaba a Londres para visitarla.

La pareja decidió aprovechar juntos cada minuto que les brindaba la vida en lugar de acobardarse

Seis meses más tarde, y tras acordar unas vacaciones en Filipinas, ella recibió la terrible noticia de que padecía un grave cáncer de tiroides. Emmy Colett sufría de agudos problemas intestinales y el día anterior a su viaje, los médicos confirmaron que la enfermedad se había extendido a su columna vertebral, hígado y huesos, con lo que ya no se podía hacer nada por salvarla. En el 'Royal Marsden Hospital' le dijeron que si se lo hubieran diagnosticado antes, podría haberse salvado y recuperado por completo. Ella siempre soñó con ser mamá, algo que el cáncer también acabaría por arrebatarle.

“Nos explicaron que mis problemas intestinales se debían al alto nivel de la hormona calcitonina, secretada por las células cancerosas”, escribió Emmy en su blog. “Necesitaba vaciar mis intestinos cada 15 minutos, día y noche, lo que estaba teniendo un grave impacto en mi calidad de vida: fatiga extrema, ano irritado, pérdida de peso y menstruación errática”.

Pero en lugar de acobardarse o pensar en lo que podría haber sido, la pareja decidió aprovechar al máximo cada minuto que les brindaba la vida juntos. Los dos enamorados se apoyaron en sus familiares y amigos. “A pesar de todas esas trágicas e impactantes noticias”, aseguró Emmy, “me he dado cuenta de lo importante y valioso que es cada día y de disfrutar y atesorar cada momento. Lo creas o no, soy más feliz que nunca. El amor es realmente la mejor droga que hay. Soy la dama más afortunada del mundo por estar rodeada de gente tan maravillosa".

Un tour en bici por toda Europa

Al verse impelidos a transitar un camino tan difícil, la joven pareja decidió aprovechar al máximo posible el tiempo que les quedaba juntos. Por ello, el 26 de junio del año pasado, Jake y Emmy se embarcaron en un viaje en una bicicleta de dos personas de 2.000 kilómetros. Desde Londres a Copenhage, pasando Brujas y Amsterdam, a lo largo de la Ruta del Ciclo del Mar del Norte, recaudaron dinero para la asociación 'The Royal Marsden Cancer Charity'. A día de hoy, su sitio web ha conseguido reunir 138.913 libras con fines benéficos.

Jake y Emmy enseñan sus tatuajes de la bici que usaron para hace el tour por Europa. (Instagram)
Jake y Emmy enseñan sus tatuajes de la bici que usaron para hace el tour por Europa. (Instagram)

Un post de despedida

“Mi Emmy querida falleció a las ocho y media de la tarde del viernes del 16 de junio. Estaba rodeada por toda su familia. El sol de la tarde todavía brillaba, las puertas francesas todavía estaban abiertas, los pájaros cantaban su canción nocturna, tres perros y un mohoso Milly Moo jugaban y bailaban alrededor de ella en una perfecta y bendita ignorancia. Era exactamente como Emmy hubiera querido que fuera”.

Así anunció Jake Coates la muerte del amor de su vida en público y a través de su muro de Facebook. “Este post nunca hará justicia a todas las emociones que quiero transmitir, así como tampoco para expresar la enorme gratitud que siento por todos los mensajes de amor y apoyo que nos habéis hecho llegar”.

Ella era la razón para levantarme cada mañana. Mi compañera en la bici. Mi mejor amiga

Después de este increíble viaje, Emmy murió el 20 de junio de este año a los 31 años. “Me siento totalmente perdido y vacío sin ella. No puedo mirar hacia el asiento del copiloto del coche mientras lo conduzco, sin que el dolor más profundo se extienda por mi pecho. No hay un momento que pase sin acordarme de ella y extrañarla. Era mi norte, mi sur, mi este, mi oeste. La razón por la que quería levantarme cada mañana y ser mejor persona. Mi compañera en la bici. Mi mejor amiga. Mi 'langosta'. Mi esposa. Verdaderamente, mi héroe”, publicó.

Un vientre de alquiler y un premio nacional

Después de su muerte, un desconsolado Jake reveló que planeaba tener el bebé que él y su esposa siempre habían deseado a través de un vientre de alquiler y embriones congelados. Antes del fallecimiento, los médicos cosecharon óvulos y esperma de Jake. La pareja finalmente se quedó con nueve embriones viables. En noviembre, Liz Begg, una antigua compañera, se ofreció para llevar al bebé en su vientre, pero lamentablemente, el proceso no funcionó. Emmy murió creyendo que finalmente sería madre, pero unos días después de su muerte, los médicos descubrieron que el embarazo era ectópico: el bebé no lograría sobrevivir.

En enero, Coates resultó ganador del título 'Pride of Britain', un galardón anual que se concede a británicos que han actuado con valentía o en situaciones extraordinariamente difíciles y que se televisaron por primera vez en 1999.

Jenna Elsby: idéntica a Emmy

Ahora, semanas más tarde, ha encontrado el amor otra vez. La afortunada, Jenna Elsby, una coordinadora de eventos y estilista que actualmente reside con él en Islandia para un próximo maratón. La noticia la reveló a través de su cuenta de Instagram con una foto de Jenna. Para sorpresa de sus seguidores, su nueva novia se parece muchísimo físicamente a Emmy Colett. No está del todo clara la fecha de inicio de su relación, pero Jake, de 32 años, insiste en que “no influye” en su deseo de mantener vivo “el mensaje de su difunta esposa” para siempre.

Jenna Elsby, la nueva novia de Jake, e increíblemente parecida a Emmy. (Instagram)
Jenna Elsby, la nueva novia de Jake, e increíblemente parecida a Emmy. (Instagram)

“Jenna y yo somos muy felices”, admite el viudo. “Nos tenemos una gran cantidad de respeto y comprensión sobre lo sucedido antes de que nos encontrásemos, y estamos enfocados en seguir adelante y ser felices en el futuro. Esto no tiene nada que ver con mi deseo de mantener vivo el mensaje de Emmy y continuar recaudando fondos en su memoria por la maravillosa institución que es 'The Royal Marsden Hospital'”. Además, añadió: “Todas las personas que me aman, me conocen y me respetan han estado en contacto para decirles lo felices que están de verme tan feliz, lo cual es encantador”.

Jake publicó una imagen en Instagram de su nueva novia posando junto a una maleta, llamándola “pequeña y bella pastelito”. Pero mientras que algunos de sus seguidores lo felicitaron por las noticias y le desearon felicidad con su nuevo compañero, a otros no les hizo tanta gracia. La afligida hermana de Emmy, Sophie Collet, dijo que todo esto “le rompería” el corazón a su difunta hermana y que “no hay nadie en el mundo como Emmy”. Sophie manifestó estar “desconcertada por la insensibilidad”.

Por favor, no vuelvas a comentar sobre lo que Emmy querría o no, ya que puedo asegurarte que esto le rompería el corazón

Aunque Coates manifestó que su antigua esposa “querría que fuera feliz”, la hermana le respondió: “Por favor, no vuelvas a comentar sobre lo que Emmy querría o no, ya que puedo asegurarte que esto le rompería el corazón y la dejaría devastada”. Jake, que se ha propuesto correr 10 maratones en menos de dos meses para recaudar dinero para el hospital situado en el barrio de Chelsea, no pareció responder directamente a su cuñada en su perfil. Sin embargo, aludió a “los comentarios negativos extraños” que había eliminado.

Así es como les dijo a los usuarios: “Gracias a todos por sus amables palabras positivas, realmente significan mucho para mí. Los comentarios negativos que se han escrito (por personas que no me conocen o que no entienden mi vida o por lo que he pasado), han sido eliminados porque no tengo ningún espacio en mi vida para la negatividad. Solo hago lo mejor que puedo todos los días para ser feliz. Les deseo a todos mucha felicidad y amor”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios