Es noticia
Menú
Cinco trucos para ser más inteligente según un gurú de éxito
  1. Alma, Corazón, Vida
trucos PARA EL ÉXITO

Cinco trucos para ser más inteligente según un gurú de éxito

Si dudas de todo, atesoras pasión por el conocimiento, desconfías de lo racional, tienes paciencia o posees una opinión flexible, tal vez seas más inteligente que el resto

Foto: ¿La inteligencia nos hace mejores personas? (iStock)
¿La inteligencia nos hace mejores personas? (iStock)

¿Qué determina que una persona sea más inteligente que otra? ¿Puede uno aspirar a cosechar más conocimiento para alcanzar unos resultados notorios en su vida diaria? ¿Nos hace mejor personas? ¿Está directamente relacionado con el éxito o más bien al contrario? Muchas veces, una mente avezada no te abre las puertas a una vida mejor, y es un hecho que muchos de los mayores genios de la humanidad se echaron a perder por no ser constantes. Entonces, ¿el conocimiento es eso que determina que logres tus metas o todo parece estar abocado a una serie de causas encadenadas que te dirigen hacia un destino singular?

Se han escrito ríos de tinta sobre el tema. La sociedad siempre crea narrativas sobre lo que está bien y lo que está mal, quién es inteligente y quién no, o las técnicas más fiables para evitar el fracaso. Tal y como pensaba Samuel Beckett, el autor por antonomasia del absurdo, el fracaso es consustancial al ser humano. Precisamente, algo que distinguía a este escritor de los demás fue su fría inteligencia a la hora de arremeter contra las nociones del éxito contemporáneo en su obra 'Rumbo a peor': "Todo de antes. Nada jamás jamás. Jamás probar. Jamás fracasar. Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor".

La pasión por el conocimiento es mucho más valiosa que el conocimiento en sí

Tras este breve paréntesis con sabor pesimista, es algo obvio que ser más inteligentes nos garantiza, al menos, tener más capacidad que el resto de cara a resolver nuestros problemas. El escritor y conferenciante estadounidense Ayodeji Awosika, uno de los más afamados gurús del mundo, parece tener la respuesta. En un artículo publicado en la revista Medium, ofrece cinco trucos para adquirir más conocimiento y así gozar de mayor perspectiva sobre nosotros mismos y el mundo que nos rodea.

Nunca aceptes nada a primera vista

Quizás, uno de los rasgos que mejor definen a una persona inteligente es saber dudar de todo, incluso de lo que parece evidente o se nos muestra de forma indiscutible y manifiesta. Existen muy buenas razones entre los seres humanos, pero también muy buenos argumentos para mentir. Sospecha. No es oro todo lo que reluce. Ante una gran decisión en la que todo parece venir dado, es mejor pensárselo dos veces y ponderar diferentes alternativas.

placeholder Fingers crossed
Fingers crossed

Uno de los mayores errores en los que caemos es considerar que solo hay dos bandos de personas: los ganadores y los perdedores. El mayor experto de cualquier materia también se equivoca, y no por ello es menos inteligente, al contrario: de los errores se aprende. Los seres humanos más inteligentes de la humanidad, como Einstein, fueron unos fracasados a ojos de los demás años antes de ser considerados genios. De nuevo, como decía Beckett: "Fracasa de nuevo. Fracasa mejor".

No dejes de aprender

La pasión por el conocimiento es más valiosa que el conocimiento en sí. "La mayoría de la educación de las personas termina cuando acaba su educación", asegura Ayodeji Awosika. "Si te conviertes en un estudiante autodidacta de muchos temas, adelantarás a la competencia. Las personas inteligentes consumen tanta información provechosa como sea posible porque saben que puede ser útil en algún momento. Cuanto más desarrollada esté su amalgama de habilidades, más oportunidades tendrás". No todo lo que te propones lo vas a conseguir rápidamente. Alcanzar una meta te podrá deparar años de trabajo y esfuerzo, sin ver ningún resultado.

No todo lo que te propones lo vas a conseguir rápidamente. Alcanzar una meta te podrá deparar años de trabajo y esfuerzo, sin ver ningún resultado

Ser el mejor en algo muchas veces no es suficiente. Ser versátil, sin embargo, te abrirá muchas más puertas que si concentras todos tus esfuerzos en un solo ámbito de conocimiento. ¿Qué combinación de habilidades puede resultar más pertinente para destacar sobre los demás? Todo el mundo nace con algún tipo de talento. Agrega más capacidades a tu repertorio de lo que sabes hacer, y serás imparable.

Desconfía de todo lo racional

La intuición, ese sentido innato que muchas veces aparece para avisarnos de algo que va o puede suceder, o bien activa la alarma ante un problema inminente, también es muy útil. En algunas ocasiones, te puede servir de mejor ayuda que la adquisición de conocimientos automática y aprendida de carrerilla. Establece una relación entre ambas para poder tomar la mejor decisión.

Foto: Debes estar atento a los signos. (iStock)

En realidad, todos echamos mano de atajos mentales y nociones preconcebidas para sobrevivir y salir adelante. Es algo natural. Si tuviéramos que procesar todo lo que deberíamos tener claro, nunca haríamos nada. Por otro lado, nuestras emociones y prejuicios pueden meternos en serios problemas.

Ten paciencia

No todo lo que te propones lo vas a conseguir de forma rápida. Alcanzar una meta te podrá deparar años de trabajo y esfuerzo, y sin embargo no apreciarás resultados hasta bien pasado el tiempo. Sé paciente. La suerte existe y juega un papel importantísimo en nuestras vidas. Por ello, lo mejor que puedes hacer es seguir aumentando tus probabilidades de éxito.

placeholder Cropped shot of a group of businesspeople holding hands
Cropped shot of a group of businesspeople holding hands

"Puede que haya momentos en los que pienses que no estás llegando a ninguna parte y que todo tiempo fue en vano, pero cada minuto dedicado a la construcción y perfeccionamiento de sus habilidades te prepararán de forma inevitable para un salto en el futuro", explica Awosika.

Una opinión flexible

La contradicción también resulta ser uno de los rasgos principales de una persona inteligente. No le tengas miedo a cambiar drásticamente de opinión. Como nada es absoluto ni totalmente verdadero, es inútil obcecarse en ello como un cabezota. Por ejemplo, cuando el científico naturalista Charles Darwin desarrolló su teoría revolucionaria sobre la evolución, se concentró en tratar de refutarla y ponerse en contra con el objetivo de fortalecer su posición.

Pocas personas son capaces de oponerse a su orgullo personal y profesional y mirar desde otras perspectivas. Hacerlo, hará que destaques frente a ese grupo de dogmáticos que siempre pretenden tener todo atado y solucionado.

¿Qué determina que una persona sea más inteligente que otra? ¿Puede uno aspirar a cosechar más conocimiento para alcanzar unos resultados notorios en su vida diaria? ¿Nos hace mejor personas? ¿Está directamente relacionado con el éxito o más bien al contrario? Muchas veces, una mente avezada no te abre las puertas a una vida mejor, y es un hecho que muchos de los mayores genios de la humanidad se echaron a perder por no ser constantes. Entonces, ¿el conocimiento es eso que determina que logres tus metas o todo parece estar abocado a una serie de causas encadenadas que te dirigen hacia un destino singular?

Inteligencia emocional
El redactor recomienda