Salud: 5 signos cotidianos de que vas a sufrir un ataque al corazón. Noticias de Alma, Corazón, Vida
pon atención

5 signos cotidianos de que vas a sufrir un ataque al corazón

Muchas veces los consideramos síntomas insignificantes, pero si los padeces persistentemente, deberías acudir al médico. La salud de tu corazón podría estar en juego

Foto: Corazón roto. (iStock)
Corazón roto. (iStock)

Un hombre va andando por la calle sintiéndose totalmente normal cuando, de repente, se agarra el pecho y se desploma. Así es como los ataques al corazón generalmente ocurren en las series de televisión o en las películas. Pero en la vida real no funciona de esa manera.

Aun así, no quiere decir que los infartos sucedan de la nada y sin previo aviso. "La mayoría de los pacientes pueden ver señales antes de que les pase", asegura James Park, médico y director del Programa Cardíaco y Vascular de Texas Health Dallas. "Es solo que a veces, los hombres los ignoran y los atribuyen a otra enfermedad", añade.

Siete millones de personas al año mueren en todo el mundo a causa de los infartos. Las enfermedades cardiovasculares son el mayor asesino en serie del planeta, sin embargo no todo el mundo dispone de los conocimientos adecuados para saber qué hacer cuando este acontecimiento ocurre por sorpresa.

Piénsalo: si has sentido un dolor muy fuerte en el pecho, lo mejor es que vayas a que te hagan una revisión. Pero si quieres saber las señales más sutiles para no dejarlas de lado y posponer una cita médica, pon atención a tu cuerpo. Tomar en serio estos síntomas inusuales puede ayudarte a detectar un ataque al corazón antes de que suceda e incluso salvarte la vida. Aquí tienes algunos:

Estás cansado

Este podría ser el símbolo más difícil de descifrar y asignar a estos problemas, ya que hay millones de razones por las que nos podemos sentir cansados. La fatiga extrema es un signo conocido y revelador de un inminente infarto para las mujeres. Y aunque los estudios no pueden decir con certeza si pasa exactamente igual en los hombres, "debes prestar mucha atención si tu rutina diaria ahora se ha convertido en una cuesta arriba inexplicable o estás físicamente exhausto para hacer tus tareas normales", explica Robert Segal, doctor y fundador de Manhattan Cardiology.

No es raro que muchas personas sufran calambres en el estómago y el problema real lo tengan en el corazón

Sentirse extremadamente cansado puede indicar que tienes el ventrículo izquierdo débil (principal músculo responsable de bombear sangre desde el corazón al resto del cuerpo). Si dejas de realizar tu tarea bien, podrías sufrir un infarto. Si este músculo no bombea tan fuerte como debería, es posible que tu órgano no pueda hacer circular suficiente sangre por todo su cuerpo o que no se llene adecuadamente con sangre fresca entre cada latido. ¿El resultado? Agotamiento incluso después de haber descansado correctamente porque tus tejidos no están recibiendo la oxigenación necesaria.

Problemas de erección

La dificultad ocasional para poder lograr una erección puede darse de forma natural en cualquier hombre. En algunas ocasiones puede ser producto del cansancio, el consumo de alcohol u otras sustancias, o por alguna incomodidad del lugar en el que se intenta realizar el acto sexual. Detectar y atender estos elementos de forma temprana puede ayudar a prevenir que se desencadene una disfunción eréctil o de algún tipo de problema cardíaco.

No estés preocupado. (iStock)
No estés preocupado. (iStock)

Tus vasos sanguíneos están dañados y hay una gran probabilidad de que los que están cerca de tu corazón también lo estén. La sangre fluye con menos facilidad y es muy posible de que mantener la erección cuando estás excitado te cueste más. Una de las principales causas de este daño es la acumulación de placa y si esto ocurre, es probable que el infarto esté cerca.

Dolor en las extremidades

Es posible que tu cadera o tu pierna te esté avisando de que tu corazón no está bien. Si tienes ardores o calambres en las pantorrillas y sientes que se dirigen hacia los muslos, es mala noticia. Es un signo común de enfermedad arterial periférica (PAD): un estrechamiento de las arterias que limita el flujo sanguíneo a tus extremidades, estómago y cabeza.

Siete millones de personas al año mueren en todo el mundo a causa de los infartos

"La mayoría de los pacientes admitirán no poder caminar distancias normales sin síntomas o tener que detenerse para descansar antes de poder volver a andar sin ellos", asegura Park. Pero tus brazos y piernas no son las únicas en riesgo. La PAD es similar a la enfermedad de las arterias coronarias, donde la placa se acumula alrededor de los principales vasos sanguíneos del corazón. Por lo tanto, esta contribuye al estrechamiento de las arterias.

Ronquidos

Si en vez de respiran normal, bufas como un animal y te despiertas en mitad de la noche porque te falta el aire o te sientes cansado durante todo el día a pesar de haberte ido a la cama en un momento razonable, puede ser que padezcas apnea del sueño, un trastorno marcado por las pausas en la respiración. Si no se trata, las probabilidades de que tu corazón sea el que acaba sufriendo son muchas.

Tras todas esas pausas tu cuerpo puede sentirse estresado y elevar tu presión arterial, hacer que tu corazón vaya irregularmente y aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca, explica Segal.

Dolor de tripa

"Mucha gente asume que tener un dolor en el pecho o en el brazo izquierdo es síntoma de sufrir un infarto, pero no se dan cuenta de que este puede notarse también en otras partes del cuerpo", comenta Segal. "No es raro que muchas personas tengan calambres en el estómago y el problema real lo tengan en el corazón". Cuando sientes esos pinchazos agudos, es posible que tu corazón esté mandando señales al estómago, por lo que si nunca antes los habías tenido, deberías acudir al médico.

Además, a veces las náuseas, la indigestión o los continuos eructos no son solo un signo de una infección estomacal. "El sistema nervioso a menudo se confunde con señales procedentes de diversas partes del cuerpo", explica Parker. Los nervios en el tracto gastrointestinal están estrechamente entrelazados con los del corazón. Como resultado, un problema que podría estar gestando en el corazón podría traducirse como malestar estomacal.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios