infección poco común

Un tampón va a provocar que pierda las dos piernas: este es el síndrome que sufre

El dolor insoportable que tiene esta reina de la belleza está causado por la enfermedad del shock tóxico. El mal uso de los productos de higiene femenina tiene consecuencias

Foto: Lauren Wasser. (Reuters)
Lauren Wasser. (Reuters)

El caso de la modelo Lauren Wasser es bastante inusual. Perdió una pierna a causa del síndrome del shock tóxico (SST), asociado al uso de tampones. La joven de 27 años inició hace unos años una batalla legal contra Kotex Natural Balance, el fabricante de productos de higiene femenina que utilizaba habitualmente y al que acusa de ser el responsable de su enfermedad.

Wasser comenzó a encontrarse mal el 3 de octubre de 2012, aunque no le dio mucha importancia y siguió con su día a día. Por la noche, las molestias habían avanzado y "todo lo que quería, era dormir", según relataba en 'Vice'. La situación empeoró rápidamente y su madre, muy preocupada al ver que su hija no respondía a las llamadas, envió a una amiga al apartamento donde la encontraron inconsciente. Una ambulancia la llevó al hospital donde confirmaron el SST.

Tras la amputación de la pierna derecha y de los dedos del pie izquierdo la modelo continuó con su carrera mientras superaba cada obstáculo que se le ponía por delante. Cinco años después ha confesado en una entrevista para la revista 'InStyle' que dentro de poco perderá la segunda pierna: "Dentro de unos meses, inevitablemente me amputarán la otra. No hay nada que pueda hacer"

Los primeros signos de advertencia son síntomas parecidos a la gripe combinados con una erupción cutánea en las manos y los pies

Wasser desea que su historia no vuelva a repetirse y quiere advertir a todas las mujeres de los peligros de esta enfermedad: "Lo que puedo hacer es ayudar a asegurarme de que esto no le pase a los demás. Teniendo en cuenta que la vagina es la parte más absorbente del cuerpo de una mujer y una puerta de entrada a muchos de nuestros órganos vitales, es crucial que los consumidores conozcan la realidad de lo que podría sucederles".

Piernas de Lauren. (Instagram)
Piernas de Lauren. (Instagram)

Qué es el síndrome del shock tóxico

La enfermedad, de la que hablan los prospectos de la mayoría de marcas de tampones, puede estar causada por dos tipos de bacterias, el Staphylococcus aureus y el Streptococcus pyogenes, algunas de cuyas cepas son capaces de producir una toxina con gran poder para desencadenar una sepsis. Pero no todas las infecciones por estos patógenos provocan un SST, sino que este solo aparece en las personas cuyo sistema inmunitario no ha desarrollado anticuerpos para hacer frente a la acción dichas toxinas.

Para prevenir la aparición del síndrome del shock tóxico se recomienda evitar el uso de tampones altamente absorbentes y cambiarlos con frecuencia

"Mi pie izquierdo tiene una úlcera abierta y a diario sufro un dolor insoportable. Mi cuerpo ha producido mucho calcio y mi cerebro ordena que los huesos del pie sigan creciendo y he necesitado varias cirugías para limarlos porque caminar se hace casi imposible", explica la modelo.

Esta enfermedad afecta a menos de una de cada 100.000 personas en EEUU. Desarrollar la afección, si usas los tampones adecuadamente, es muy difícil. Los primeros signos de advertencia son síntomas parecidos a la gripe (vómitos, fiebre alta, diarrea y debilidad muscular) combinados con una erupción plana y roja que puede aparecer en las palmas de las manos o de los pies. "Si muestras alguno de ellos y tienes el periodo, no hay motivo para entrar en pánico. El sarpullido es la clave", explica Gillian Dean, directora de servicios médicos de Planned Parenthood Federation of América.

Un tampón va a provocar que pierda las dos piernas: este es el síndrome que sufre

Mood⚠️ @glassbook

Una publicación compartida de Lauren Wasser (@theimpossiblemuse) el

Generalmente, se diagnostica erróneamente porque los síntomas se asemejan a otras enfermedades más comunes. La enfermedad llegó a los titulares estadounidenses a finales de la década de 1970 y principios de los 1980 después de la muerte de varias jóvenes que usaban una marca de tampón superabsorbente y que terminaría retirándose del mercado.

Robin Danielson

Esta reina de la belleza aboga por un proyecto de ley, presentado diez veces pero nunca sometido a votación ante la Cámara de Representantes, que lleva el nombre de la primera mujer que murió con este síndrome en 1998, Robin Danielson. Lleva años luchando para que se promulgue una legislación que inste a los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos a realizar más investigaciones para conocer un poco mejor acerca de los productos de higiene femenina.

Tampones. (Reuters/Stefan Wermuth)
Tampones. (Reuters/Stefan Wermuth)

Para prevenir la aparición de un síndrome del shock tóxico asociado al uso de tampones se recomienda evitar el uso de los altamente absorbentes, cambiarlos con frecuencia (cada 4-8 horas) y al menos una vez al día durante la menstruación (por ejemplo, durante la noche) o recurrir a otras opciones higiénicas.

"Soy consciente de que hay que cambiarse el tampón cada tres o cuatro horas. Lo cumplí. Sabes que los cigarrillos pueden matarte, así que cuando los usas, es tu elección. Si hubiera conocido más acerca de la enfermedad, nunca hubiera utilizado este producto", asegura Wasser.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios