Nutrición: Esto es lo que debes cenar si quieres adelgazar de verdad
perder peso es posible

Esto es lo que debes cenar si quieres adelgazar de verdad

Una de las nutricionistas estadounidenses más importantes y colaboradora del 'New York Times' aconseja qué comidas tomar por la noche si quieres bajar esos kilos de más

Foto: ¡No picotees! (iStock)
¡No picotees! (iStock)

Muchos clientes de Cynthia Sass, profesional de la alimentación en 'Health', aseguran que comen saludablemente hasta que llega la hora de cenar. Cansados y hambrientos, piden comida para llevar y toman queso, patatas fritas o cualquier otra cosa mientras esperan. Abren una botella de vino o toman un par de refrescos y eso les conduce a una noche de picoteo frente a la tele.

Si os encontráis en una rutina similar, existe una manera de romper este patrón: el truco para tener una buena alimentación, saludable y equilibrada por la noche, especialmente uno que apoye tus propósitos de pérdida de peso, es pensar en la cena de antemano. Esta experta te propone varias fáciles opciones:

Cuando no estás de humor para cocinar

A todos nos gusta utilizar la 'app' de turno y que nos traigan algo hecho. Es la mejor forma de ahorrar tiempo y no ponerte frente a los fogones. Por eso, llama al restaurante chino más cercano y pide dos raciones de verduras al vapor con camarones y una guarnición de arroz integral. Mientras viene, prepara tu propia salsa para que puedas escapar de la versión cargada de azúcar y almidón que normalmente tienen la que ellos traen.

Hay muchas recetas que puedes cocinar. Si estas no te convencen, mira por internet o cómprate un libro de comidas saludables

En un tazón pequeño, mezcla dos cucharadas de mantequilla de almendras sin azúcar, una de vinagre de arroz integral y una de miel. Añade media de jengibre rallado fresco y ajo picado y un poquito de pimiento rojo triturado. Cuando llegue la cena, mezcla las verduras y los camarones en la mezcla que has hecho, cúbrelo bien y pon como guarnición el arroz.

Verduritas al vapor. (iStock)
Verduritas al vapor. (iStock)

Si eres cocinillas

Cuando te pones a preparar comidas no puedes parar: si cuentas con un día libre puedes dejarlas hechas. Puedes ponerte a realizar una frittata de verduras que después puedes congelar y coger el día que necesites. También puedes batir media docena de huevos, y luego añadir un cuarto de taza de leche de almendras sin azúcar, media de mostaza, media de ajo picado y nuez moscada y un poquito de sal y pimienta.

En una sartén mediana a fuego lento, mezcla una cucharada de aceite de oliva virgen extra, la cantidad que te apetezca de col rizada o espinacas (porque tienes que tener claro que las verduras son muy buenas y puedes comer lo que quieras), pica también media cebolla, medio pimiento rojo y verde y un tomate y viértelo en un recipiente todo junto. Mételo en el horno cuando esté caliente a unos 350 grados durante 40-45 minutos.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hay muchas recetas que puedes cocinar. Si estas no te convencen, mira por internet o cómprate un libro de comidas saludables y rápidas que te ayuden a dejar las cenas hechas y preparadas para toda la semana.

Si 'necesitas' cenar ya

Algo a la plancha es siempre la mejor opción. Coge la sartén y haz unos filetes de salmón ​ a la parrilla con una cucharadita de mostaza y un chorrito de aceite de oliva. Corta un pimiento por la mitad, quita las semillas y rellénalo con el pescado. Fácil, sencillo y para toda la familia.

Salmón a la plancha. (iStock)
Salmón a la plancha. (iStock)

Si vas a trabajar por la noche

Vas a pasarte toda la noche en la oficina, poniendo copas o cualquier trabajo con turno de noche y necesitas energía para aguantar. Deja las bebidas energéticas de lado y reduce las grasas y comidas pesadas. Como el trabajador no tiene a su disposición un comedor o una cafetería y tiene la presión de estar despierto, suele optar por consumir alimentos con muchas calorías y bebidas estimulantes que repercuten negativamente en la salud.

Arroz y pollo al horno. (iStock)
Arroz y pollo al horno. (iStock)

No obstante, la mejor opción de comida para llevar en el horario de trabajo nocturno es una ensalada de verduras cocidas y un segundo plato de carne, pescado o huevo con una salsa con poca grasa, pan, fruta o yogur como postre.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios