no deberías ignorarlos

4 trucos que debes tener en cuenta si quieres adelgazar rápido

Si estás a dieta y quieres que tu esfuerzo no sean en vano, atento a las cosas que debes tener presentes para que perder peso sea indoloro

Foto:

La mayoría de las dietas se abandonan por desilusión. Estás ahí pasando hambre, comiendo platos insípidos y aburridos, sin beber ni una gota de alcohol, y encima no ves ningún progreso ni en tu pantalón ni en la báscula. Te desanimas y comienzas con un "por un poquito de pan no pasa nada" y acabas el fin de semana cenando en el Mc Donald's tras tomarte tres copas.

Ante todo, has de ser realista. "Siempre le recuerdo a mis pacientes que como lo más probable es que no ganasen todo ese peso de más de la noche a la mañana, tampoco es que lo pierdan en ese periodo de tiempo", asegura la nutricionista Maya Feller a 'Prevention'.

Hacer un cambio en el estilo de vida, que es lo que requiere una pérdida de peso duradera, necesita de tiempo y esfuerzo, por lo que establecer objetivos pequeños y realistas te ayudará a evitar el bajón. En lugar de enfocarte en el resultado final, por ejemplo, perder 10 kilos, debes empezar poco a poco y concentrarte en bajar uno. Luego ya mirarás más allá. Como asegura Keri Gans, autora de 'The Small Change Diet', "el éxito alimenta el éxito".

Hacer un cambio en el estilo de vida para adelgazar requiere tiempo y esfuerzo, por lo que hay que establecer objetivos pequeños y realistas

También debes saber que no hay dos personas que pierdan peso al mismo ritmo. Es decir, no te desanimes si tú tardas una semana más en adelgazar lo mismo que otro, comiendo lo mismo y haciendo un ejercicio similar.

Por eso es importante estar al tanto de todas las cosas que pueden afectar tu rápida pérdida de peso, cosas que tal vez ni siquiera te has parado a pensar pero que son importantes si quieres adelgazar. Las dos expertas antes mencionadas detallan los trucos a tener en cuenta si tu objetivo es perder peso rápido.

1) Establece tu objetivo

Al comenzar una dieta, lo más probable es que comiences a perder mucho peso. Y cuantos más kilos te sobren, más rápido adelgazarás. A medida que avanzas y te apegas a tu plan por un período de tiempo más largo, los cambios del día a día no son tan llamativos.

Eso se debe a que algunos ajustes saludables realmente se pueden notar al principio, pero una vez que has comenzado a perder peso y has realizado muchos otros ajustes, debes seguir buscando otras formas de subir la apuesta.

Reducir drásticamente las calorías no es necesariamente un atajo, ya que así no perderemos peso más rápido

"Cuanto más gordo estás, más energía necesitas para que tu cuerpo funcione, por lo tanto, quemas más calorías naturalmente", dice Gans. "Si tienes que perder 30 kilos, vas a tener que hacer muchos más cambios saludables que alguien que tenga que bajar 5 kilos".

2) Restringe adecuadamente las calorías

Reducir drásticamente las calorías no es necesariamente un atajo. Existe la idea errónea de que si restringimos las calorías que comemos, podemos perder peso más rápido. El proceso natural de las restricciones calóricas a menudo te ayudará a adelgazar, pero las que son prolongadas y realistas pueden hacer que pierdas peso de donde no quieres, como de los músculos. Concéntrate en reducir las calorías de los azúcares simples y refinados, que es el mejor primer paso para perder grasa.

Y cuanto más lento lo hagas, mucho mejor. Un proceso más lento te ayudará a adaptarte mejor a los cambios que están teniendo lugar en tu cuerpo, y luego podrás adoptar esos hábitos para toda la vida. Deberías tratar de restringir solo lo suficiente como para perder entre medio kilo y uno por semana.

3) Haz el ejercicio justo

Necesitas quemar más calorías de las que consumes para perder peso realmente, lo que significa que el ejercicio y la pérdida de peso van de la mano. Entonces, si estás comiendo menos pero apenas vas al gimnasio, es posible que no veas resultados porque tu cuerpo pensará que estás en problemas y entrarás en el "modo reserva", almacenando esas calorías en forma de grasa. Y si haces ejercicio regularmente pero no cambias tu dieta, puedes fortalecerte y sentirte más en forma, pero tu necesariamente no disminuirá.

Sin embargo, no es necesario matarte en el gimnasio: las personas que hacen ejercicio moderadamente queman la misma cantidad de energía que aquellas que entrenan intensamente, ya que el cuerpo se adapta a diferentes niveles de ejercicio, según un estudio publicado en la revista 'Current Biology'. Intenta hacer al menos 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada por semana, y entrenamiento de fuerza dos veces por semana.

Las personas que no duermen lo suficiente tienen niveles más altos de hormonas de estrés que pueden contribuir a la inflamación del cuerpo

4) Descansa bien

Si estás haciendo las cosas bien todo el día pero sigues viendo muy pocos resultados, la clave podría estar en lo que está sucediendo de noche. Las personas que no duermen lo suficiente tienen niveles más altos de hormonas de estrés que pueden contribuir a la inflamación general del cuerpo. Esa inflamación puede contribuir al empeoramiento de enfermedades crónicas como la hipertensión, la diabetes y más.

Además, los investigadores descubrieron que las personas que dormían solo cinco horas y media almacenaban más grasa corporal y perdían masa corporal magra, frente a las personas que dormían 8,5 horas. Sin mencionar que la falta de sueño puede afectar a tu toma de decisiones saludables. Numerosas investigaciones han demostrado que un sueño insuficiente puede aumentar tu deseo de alimentos con mayor cantidad de calorías como resultado de los cambios hormonales que regulan el hambre y la saciedad.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios