para dormir bien

Las siete cosas que nunca has de hacer antes de irte a la cama

Necesitas encontrar un remedio a tu insomnio, y lo antes posible. Cometes errores aprehendidos que impiden que concilies el sueño plácidamente. Te decimos cuáles son

Foto: Este nos ha hecho caso. (iStock)
Este nos ha hecho caso. (iStock)

Si has acabado leyendo esto puede ser solo por tres razones: duermes mal, conoces a alguien que sufre insomnio o eres fan de ACyV. Sea como fuere, necesitas encontrar un remedio, y lo antes posible. Antes de ponernos manos a la obra, no seas dramático: el insomnio es ya casi una epidemia global que afecta al 50% de la población mundial.

Los problemas de sueño afectan a uno de cada tres españoles. Algo que no solo repercute en el cansancio que sentimos durante el día, sino que puede causar problemas de salud como obesidad o enfermedades cardiovasculares en el largo plazo. Para intentar remediarlo, la mayoría de nosotros recurrimos a medicación o nos desesperamos y comenzamos a mirar el móvil o una serie. Los hay que se toman una copita de vino o los que salen a correr. Todo ello no solo no cura el insomnio, sino que lo agrava.

Los problemas de sueño afectan a uno de cada tres españoles. Algo que repercute en el cansancio y puede dar lugar a diversas enfermedades

La desinformación hace que cometamos muchos errores. Por eso, podemos empezar por dejar de cometer errores que hacen que no concilies el sueño al caer la noche.

1) Usar tecnología en la cama

Tu hora de Twitter, Instagram o Facebook antes de irte a dormir no te la quita nadie. A veces lo cambias por series de Netflix, pero el resultado es el mismo: sometes a tus ojos a la luz azul y blanca emitida de las pantallas digitales, lo que evita que el cerebro libere melatonina, una hormona que le dice al cuerpo cuándo es hora de dormir, según una reciente investigación. Así, se hace más difícil quedarse dormido. ¿Lo mejor? Leer un libro impreso.

2) Tomar pastillas para dormir

Se anuncian en la televisión y en los escaparates. Las pastillas para dormir son consumidas por un 32% de los españoles, según una encuesta de la OCU a más de 2.000 españoles. La OCU destaca que las cifras de consumo en España son llamativamente altas si se comparan con el resto de países del estudio: 4 de cada 10 españoles han recurrido en alguna ocasión a medicamentos para tratar la ansiedad, y en el 32% de los casos se consumen por la dificultad para conciliar el sueño.

A no ser que lo haya recomendado un médico, lo mejor es dejar los hipnóticos por completo, según el profesor de Harvard, Patrick Fuller. "Creo que la mayoría de las personas que están tomando estos medicamentos para conciliar el sueño en realidad no los necesitan; incluso si tiene problemas para dormir, probablemente no tenga insomnio", aseguró, recoge 'The Independent'.

Los medicamentos, asimismo, suelen tener efectos secundarios, como dolores musculares o pérdida de memoria. Además, dijo Fuller, pueden ser altamente adictivos, y los problemas de sueño pueden empeorar después de las pastillas.

3) Beber alcohol

A veces con dos copitas de vino te entra un sueño de mil demonios, te metes en la cama y duermes plácidamente... pero solo unas horas. Según los expertos de 'Sleep', consumir alcohol puede hacer que tengas dificultades para permanecer dormido durante la noche. Todo ello porque a medida que tu cuerpo metaboliza la bebida durante al segunda mitad de la noche, comenzarás a ponerte inquieto y a desvelarte.

4) Descuidar la higiene

¿Sabías que deberías lavar tu almohada al menos una vez cada tres meses para evitar que se convierta en un nido de ácaros y bacterias? Por lo general, la mayoría de nosotros cometemos errores en nuestros hábitos de higiene que pueden afectar a la calidad del sueño.

El alcohol hace que te duermas rápido, pero en contrapartida te hace despertarte varias veces durante la noche. Mejor no tomarlo

Has de prestar atención a las sábanas, que se recomienda cambiar todas las semanas y lavarlas al menos a 60 grados de temperatura para acabar con las bacterias, e incluso, aunque no te lo hubieses planteado hasta ahora, el colchón: de no airearlo y sacudirlo cada seis meses, acumulará polvo, bacterias y moho que pueden conllevar infecciones y reacciones alérgicas de todo tipo.

5) Trabajar en el dormitorio

Los expertos de Harvard aconsejan reservar el dormitorio únicamente para dormir y practicar sexo. De lo contrario, asociarás la cama con el resto de tareas poco agradables, lo que puede hacer que te sea difícil quedarte dormido.

6) Consumir cafeína después de las 17h

Un estudio publicado en el 'Journal of Clinical Sleep Medicine' descubrió que consumir 400 miligramos de cafeína incluso seis horas antes de acostarse altera el sueño. Además, especificaron que aquellos que consumieron una píldora de cafeína seis horas antes de acostarse dormían aproximadamente 60 minutos menos que cuando no lo hacían.

7) Comer alimentos grasos

Comer en la última hora antes de acostarte no es buena idea, pues puede puede dañar tanto tu calidad del sueño como la cantidad, especialmente en las mujeres. El problema se agrava cuando comemos platos altos en grasa, pues al ser digeridos disminuyen el tiempo que la gente pasa en el sueño REM.

Si tienes hambre tarde en la noche, los expertos recomiendan comer granos con proteínas. Puede ser, por ejemplo, un sándwich de pan integral con embutido o queso.

¡Buenas noches!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios