remedios para el insomnio

El truco que hará que te duermas en apenas cinco minutos. Y funciona

Un grupo de investigadores ha encontrado la que parece la clave para conciliar el sueño en poquísimo tiempo. Es gratis y además te vendrá bien si eres desorganizado

Foto: Ya verás mañana qué ojeras. (iStock)
Ya verás mañana qué ojeras. (iStock)

Si estás leyendo esto hay muchas probabilidades de que te encuentres entre el 20-48% de españoles, según la Sociedad Española de Neurología (SEN), que sufre insomnio. Se trata del trastorno de sueño más frecuente, seguido del síndrome de las piernas inquietas y del síndrome de apneas-hipopneas del sueño. Todos ellos tienen el mismo resultado: dormir mal.

Tener un sueño reparador es de vital importancia para nuestra salud integral, pues se trata de un proceso fisiológico que condiciona nuestra supervivencia y el adecuado funcionamiento del sistema nervioso. De hecho, puedes morir. Diversos estudios han probado que dormir menos de cuatro o cinco horas al día aumenta un 12% el riesgo de fallecimiento.

Una investigación ha probado que poner por escrito lo que nos queda por hacer nos relaja y facilita que conciliemos el sueño mucho antes

Como ves, dormir mal es de todo menos un tema baladí. Si estás desesperado porque has probado de todo, desde mirar una luz azul en el techo hasta darte un baño caliente, y no te ha servido, igual lo que tenemos que contarte por fin te haga descansar.

El truco de cinco minutos

En la mayoría de ocasiones no nos dormimos porque le estamos dando vueltas a asuntos que nos desvelan y hacen que no consigamos relajarnos. Esta es la premisa de la que parte un estudio reciente, que ha encontrado que redactar una lista de "cosas por hacer" antes de meterse a la cama ayuda a las personas a dormirse mucho más rápido. Al respecto, los participantes que invirtieron cinco minutos para anotar las cosas que les quedaban por hacer, y que presumiblemente las llevarían a cabo al día siguiente, se durmieron nueve minutos más rápido que aquellos que no lo hicieron.

Ojo, pero no sirve cualquier tipo de lista, pues no tiene el mismo efecto una 'completa' que una 'por finalizar'. Para demostrarlo, los investigadores de la Universidad de Baylor en Texas utilizaron a 57 estudiantes como conejillos de indias. Los dividieron en dos grupos y controlaron su sueño durante una noche de entre semana. Para ello tuvieron que pasar la noche en el laboratorio.

A todos ellos se les asignó una tarea de escritura de cinco minutos de duración. A un grupo se le dijo que escribiera sobre las tareas que habían completado durante los últimos días, mientras que el otro tenía que redactar acerca de todo lo que necesitaban recordar durante los próximos días.

¿Qué ocurrió? Aquellos que estaban en el grupo de "tareas por hacer" se durmieron alrededor de 16 minutos después de que se apagasen las luces. Mientras, los del grupo "tareas completadas" cogieron el sueño después de 25 minutos. Así pues, vemos que recordar lo que nos queda por hacer, relaja de alguna manera nuestro cerebro y cuerpo, facilitando la llegada de Morfeo.

Escribir, la clave

El autor principal del estudio, el doctor Michael Scullin, dijo que escribir una lista de cosas para recordar permitía a las personas "descargar" sus pensamientos, lo que finalmente reducía el estrés y les hacía dormir profundamente.

"Vivimos en una cultura 24/7 en la que nuestras listas de tareas parecen estar en constante crecimiento y nos hacen preocuparnos por las pendientes a la hora de acostarnos. La mayoría de las personas simplemente hace un repaso mental a sus cosas por hacer, y por eso queríamos explorar si el hecho de escribirlas podría contrarrestar las dificultades nocturnas para conciliar el sueño", asegura.

Tener un sueño reparador es de vital importancia, pues condiciona nuestra supervivencia y el adecuado funcionamiento del sistema nervioso

Y parece que así es. "Hay dos escuelas de pensamiento sobre esto. Una es que escribir sobre el futuro llevaría a una mayor preocupación por las tareas pendientes y que retrasaría el sueño, mientras que escribir un diario sobre actividades completadas no debería generar preocupación. La hipótesis alternativa, en cambio, es que escribir una lista de cosas por hacer 'descargará' esos pensamientos y reducirá la preocupación".

¿Quieres dormir bien? (iStock)
¿Quieres dormir bien? (iStock)

Existen numerosas investigaciones que corroboran lo hallado por el equipo del doctor Scullin. Una de ellas es la realizada por la Universidad de Chicago en 2011, la cual demostró que la escritura reduce el estrés de quien la realiza. Se probó que los estudiantes combatían la ansiedad que producen los exámenes y aumentar su rendimiento escribiendo sobre sus preocupaciones inmediatamente antes de tener un examen. Este ejercicio redujo su ansiedad antes de examinarse y, en consecuencia, mejoró su capacidad para superar las pruebas con éxito.

Nosotros vamos a probarlo. ¿Y tú?

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios