Insomnio: Los trucos que te harán salir de la cama en 60 segundos, incluso cuando hace frío. Noticias de Alma, Corazón, Vida
consejos de experto

Los trucos que te harán salir de la cama en 60 segundos, incluso cuando hace frío

Hay ciertos trucos que nos pueden ayudar a mitigar el drama de escapar de las garras del edredón en pleno diciembre. Y todo sin tragedias y en menos de un minuto

Foto: Deja de remolonear. El suelo no está tan frío. (iStock)
Deja de remolonear. El suelo no está tan frío. (iStock)

No sabemos por qué, pero en España, por normal general, dormimos mal. De acuerdo con la Sociedad Española de Neurología (SEN), entre un 20 y un 48% de la población adulta sufre, en algún momento, dificultad para conciliar o mantener el sueño por la noche, detalla EFE. Aunque existen unas 100 patologías al respecto, la más habitual es el insomnio, que sufre del 20 al 30% de la población española.

Cuanto peor dormimos, más nos cuesta salir de la cama, sobre todo en invierno. Hace frío, y bajo el colchón se está la mar de bien. Suena una alarma, dos, tres... y tú ahí remoloneando bajo el nórdico. Lo hacemos todos, pero hay que cambiar el chip, y conseguir que levantarse en pleno diciembre no sea tan traumático.

Hay ciertos trucos que nos pueden ayudar a mitigar el drama y hacernos levantar en tan solo 60 segundos. No tendrás que presionar siquiera el botón de apagar la alarma de repetición. Los consejos han sido revelados por Coveteur y la National Sleep Foundation, y recogidos por 'The Daily Mail'. Vemos los mejores:

1) Beber agua

Antes de irte a la cama, es aconsejable dejar un vaso o botella de agua en la mesita de noche. Cuando te despiertes, da un trago para ayudar al cuerpo a hidratarse y a impulsar el metabolismo. También te vendrá bien para despertarte y te hará sentir mucho más fresco.

Si comienzas a tumbarte todo el día en la cama para hacer otras cosas que no son dormir, tu mente dejará de relacionarla con la relajación y el sueño

Además, según el Instituto Europeo de Hidratación, beber agua en ayunas te proporcionará numerosos beneficios. El más destacado es que ayudas al cerebro a que funcione correctamente, ya que cuando estamos hidratados, las células de este reciben sangre oxigenada, lo que hace que el cerebro se mantenga alerta.

2) Abrir las persianas

Ver el sol asomarse a través de las ventanas por la mañana puede ser frustrante y molesto, pero es una forma sencilla de que te des cuenta de que es hora de levantarse. Antes de irse a la cama, abre las persianas para que cuando te levantes por la mañana, el amanecer entre por tus ventanas.

Otra opción es comprar un despertador que emita luz cuando llegue el momento de despertarse; a menudo estos dispositivos imitarán los rayos del sol, y gradualmente se harán más brillantes a medida que se acerque la hora de la alarma.

3) Despertadores de verdad

No hay nada peor que el horrible sonido de una alarma de móvil. El ruido fuerte y discordante puede arrancarte literalmente de tu sueño de una manera muy incómoda, lo que significa que tu primera experiencia en la mañana será de 'shock' positivo y subidón de adrenalina, en lugar de sentir que estás bien descansado.

Mejor utiliza despertadores portátiles. Es la alternativa perfecta para las personas que luchan para hacer frente al ruido abrasivo de su teléfono.

Los expertos aseguran que merece la pena invertir en un reloj que te despierte silenciosamente, con una vibración por ejemplo.

4) Utilizar la cama solo para dormir

Si eres el tipo de persona a la que le gusta acurrucarse en la cama durante el día para ver un poco de Netflix o leer un libro, ten en cuenta que esto puede afectar a tu capacidad para dormir bien por la noche.

¿Alguna vez te has preguntado por qué en los días más perezosos estás cansado todo el día, y luego, cuando es hora de ir a la cama, simplemente no puedes conciliar el sueño?

Si comienzas a tumbarte todo el día en la cama para hacer otras cosas que no son dormir, tu mente dejará de relacionarla con la relajación y el sueño, ocasionando que te cueste más conciliar el sueño.

5) Nada de alcohol ni cafeína

Después de un largo día de trabajo, suele apetecer relajarse con una copa de vino. Sin embargo, si quieres despertarte temprano sintiéndote renovado, tendrás que pasar de la cafeína y el alcohol. En su lugar, toma infusiones calientes sin cafeína, como manzanilla o lavanda.

Antes de irte a la cama, es aconsejable dejar un vaso o botella de agua en la mesita de noche. Cuando te despiertes, da un trago para despertarte

6) Comprarte una cafetera con temporizador

Si la idea de no tomar cafeína por la noche te preocupa, este consejo te alegrará el día. Cómprate una cafetera que tenga un reloj incorporado y un temporizador. Configúrala antes de acostarte para que el café comience a prepararse cinco minutos antes de que suene la alarma.

De esta manera, cuando te levantas por la mañana, no es solo el despertador quien te está levantando de la cama, sino también el delicioso aroma del café recién hecho. Además, es una manera fácil de ahorrar tiempo y no tener que esperar para preparar una taza de café antes de ir al trabajo.

7) Convencerte de que puedes levantarte

Si constantemente te quejas de que no eres una persona madrugadora, nunca podrás levantarte de la cama sin hacer un drama. "Eres terco y tienes la voluntad suficiente para creer verdaderamente en todo lo que te dices a ti mismo", rezan en el mencionado portal.

En lugar de refunfuñar acerca de lo horrible que es levantarse, y de lo poco que te apetece ir al trabajo ese día, háblate de manera positiva todas las mañanas. Tienes que empezar a pensar en los aspectos más positivos que te esperan en el día, ya sea una reunión, una comida o planes. Verás qué cambio.

8) Apagar las pantallas

Aunque pueda parecerte imposible conciliar el sueño sin ver la televisión y/o sin consultar Instagram o Twitter, debes saber que estás equivocado. De hecho, son justo estos dispositivos los que hacen que duermas mal y que, por tanto, te cueste levantarte por la mañana.

Apagar todos los dispositivos electrónicos, como el televisor, los ordenadores y el móvil, puede marcar drásticamente la diferencia en tus hábitos de sueño.

En lugar de estar por las redes sociales antes de acostarte, reserva media hora para apagar los dispositivos electrónicos y poner en modo descanso nocturno tu teléfono.

Si necesitas algo para mantenerte ocupado una vez que estás en la cama, intenta leer un libro, escribir en un diario o incluso colorear o pintar algo. Todas estas actividades sin pantalla te ayudarán a calmar tus ojos y tu mente, y te prepararán para dormir tranquilamente.

¡'Bona nit'!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios