recomendada por numerosos expertos

La dieta baja en sal que es el último grito en nutrición, según Harvard

Un nuevo estudio de la conocida universidad promete acabar con la hipertensión o presión arterial alta sin necesidad de medicación. ¿Lo mejor? Que también sirve para adelgazar

Foto:

Un nuevo estudio de Harvard promete acabar con la hipertensión o presión arterial alta sin necesidad de medicación. Es revelador, ya que se trata de una enfermedad muy grave. De hecho, se la conoce como la asesina silenciosa porque no suele presentar síntomas y puede causar graves problemas de salud como derrames cerebrales, insuficiencia cardiaca, infarto e insuficiencia renal. Es más, es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular que padece más del 40% de la población adulta española y de la cual una tercera parte lo desconoce.

Además, las enfermedades hipertensivas son las que más han aumentado en los últimos diez años. Según datos de la World Hypertension League, 1.500 millones de personas la padece en todo el mundo. En España, son 11 millones (el 36,7%) los afectados, más hombres (49,9%) que mujeres (37,1%). El 37,4% de los hipertensos están sin diagnosticar, más los varones (43,3%) que las mujeres (31,5%) y solo el 30% tiene la presión arterial controlada, más ellas (24,9%) que ellos (16%).

La dieta DASH fue desarrollada para tratar a pacientes con tensión alta, pero también es un perfecto régimen de adelgazamiento

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Con cada latido, el corazón bombea sangre hacia estas, aumentando así su presión. A esto se le conoce con el nombre de presión sistólica, y lo normal es que los niveles sean de 120 milímetros de mercurio (mmHG). En cambio, cuando el corazón está en reposo, entre un latido y otro, la presión sanguínea disminuye, lo que se conoce como presión diastólica, cuyos niveles deben estar alrededor de 80 mmHG. Si se superan con creces estas cifras hablamos de hipertensión, la cual puede tratarse y prevenirse.

Conozcamos pues las conclusiones a las que han llegado los expertos de la Universidad de Harvard.

Corta la sal

Según la investigación, las dietas bajas en sal y ricas en frutas y verduras reducen la presión arterial más que la medicación después de tan solo cuatro semanas. En concreto, reduce el número de casos de personas con resultados de presión arterial alta en un promedio de 21 mm Hg. Para poner esto en contexto, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) solo acepta medicamentos antihipertensivos que bajen la presión sanguínea en al menos 3-4 mm Hg.

La mayoría de los medicamentos generalmente reducen las lecturas de hipertensión entre 10 y 15 mm Hg, pero producen efectos secundarios como fatiga, mareos y dolores de cabeza.

"Estamos viendo que la intervención dietética combinada reduce la presión arterial sistólica tanto como los medicamentos recetados. Es algo importante para los pacientes, ya que que pueden ahorrarse mucho dinero solamente adhiriéndose a una dieta sana y baja en sodio", asegura el autor del estudio, el doctor Lawrence Appel, en la investigación publicada en el 'Journal of the American College of Cardiology'.

Para llegar a tales conclusiones, los investigadores analizaron a 412 personas con hipertensión en etapa temprana y que no tomaban medicamentos. Algunos de los participantes fueron alimentados con una dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), que incluye muchas frutas, vegetales y productos lácteos bajos en grasa, con un mínimo de grasas saturadas. Los otros participantes siguieron una dieta común.

Las dietas bajas en sal y ricas en frutas y verduras reducen la presión arterial más que la medicación después de tan solo cuatro semanas

Este estudio revela que los participantes con los niveles más altos de presión arterial que siguieron la dieta DASH baja en sal durante cuatro semanas, redujeron su hipertensión en un promedio de 21 mm Hg.

"Lo que estamos observando de la intervención dietética combinada es una reducción en la presión arterial sistólica igual o mayor que la conseguida con medicamentos recetados. Es un mensaje importante para los pacientes que pueden obtener una gran cantidad de dinero al adherirse a una dieta sana y baja en sodio".

También adelgaza

La dieta DASH no solo es buena para tratar esta enfermedad, sino también para perder peso. Como su nombre indica, fue desarrollada como una dieta específica para tratar a pacientes con tensión alta, pero hoy en día se ha extendido como un perfecto régimen de adelgazamiento, y su éxito ha sido rotundo.

El régimen, que fue diseñado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), ha sido escogido por sexto año consecutivo como la mejor dieta por el 'ranking' que elabora 'U.S. News', recogiendo las opiniones de dietistas, nutricionistas y psicólogos expertos en alimentación, y es recomendada, entre otras muchas instituciones, por la Clínica Mayo (pese a que esta cuenta con su propio régimen).

La dieta está pensada para limitar la ingesta a 2.000 calorías diarias, primando el consumo de frutas, verduras y cereales integrales. También incluye bastantes productos lácteos bajos en grasa, pollo, pescado, legumbres, frutos secos y aceites vegetales. Se limita el consumo de grasas saturadas y productos lácteos ricos en grasas, y el consumo de azúcares se reduce a la mínima expresión.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios