si nada funciona, hay que ir al médico

Lo mejor que puedes hacer si llevas bastante tiempo sin ir al baño

Si no logras defecar un mínimo de tres veces a la semana, debes preocuparte por cambiar una serie de hábitos. Recogemos los consejos de dos expertos en estreñimiento

Foto: Sientes que vas a explotar. (iStock)
Sientes que vas a explotar. (iStock)

El estreñimiento es un problema muy extendido, sobre todo en España. Según la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) afecta a entre un 12 y un 20% de los adultos de nuestro país (más mujeres que hombres). El problema es que la mayoría de personas creen poder solucionarlo sin acudir al médico, pensando que basta con cuidar la dieta, algo que a veces no es suficiente.

De un tiempo a esta parte, hemos sufrido un bombardeo con la idea de que hay que ir al baño a diario, razón por la cual debemos comprar todo tipo de alimentos ricos en fibra. Pero lo cierto es que mucha gente no defeca todos los días y es algo que no supone ningún problema. No obstante, si no logras ir al baño un mínimo de tres veces a la semana, debes preocuparte por cambiar una serie de hábitos.

El estreñimiento es un mal común en nuestro país. Según la Fundación Española del Aparato Digestivo afecta a entre un 12 y un 20% de los adultos

Recogemos los consejos que Deborah Fisher, doctora de la American Gastroenterological Association, comparte en 'Prevention', y las indicaciones del doctor Aronold Wald, publicados en una revisión de estudios sobre el estreñimiento de 'The Journal of the American Medical Association'.

1) Dieta rica en fibra

El primer consejo es el que conoce todo el mundo: una dieta rica en fibra ayuda a que vayamos al baño con mayor regularidad. Si sufres estreñimiento debes comer con frecuencia legumbres, cereales integrales, verduras, frutas (son especialmente beneficiosas las deshidratadas) y los frutos secos. Se aconseja tomar diariamente entre 25 y 30 gramos de fibra de diferentes fuentes.

2) Bebe agua

Toma un vaso de agua antes de acostarte para que se ablanden las heces y otro nada más despertarte para estimular el intestino.

3) Evitar el arroz y el chocolate

Se suele hablar mucho de la necesidad de comer fibra, pero no tanto de que algunos alimentos fomentan el estreñimiento. Es el caso del arroz blanco y otros carbohidratos refinados, los plátanos poco maduros, el té, el queso y el chocolate.

4) Haz ejercicio

Muévete. Cuanto más intenso sea el ejercicio, mejor.

5) Establece un horario fijo

El momento perfecto para hacer de vientre es justo 30 minutos después de despertarse. Es decir, si diariamente te levantas a las 7:00, deberías sentarte en la taza a las 7:30 horas. Tu aparato digestivo estará preparado para vaciarse en ese momento. Así lo asegura un estudio científico recogido por 'The Sun', el cual establece que es el momento perfecto porque cuando nos despertamos, nuestros intestinos comienzan a moverse, y están listos para liberar los desechos del día anterior. Todo ello porque nuestro intestino delgado se ha pasado la noche procesando la comida en el colon, mientras dormíamos.

Evita alimentos fomentan el estreñimiento. Es el caso del arroz blanco y otros carbohidratos refinados, como los plátanos poco maduros

6) Tomar medicación con cuidado

Estos sencillos consejos sirven a la mayor parte de la gente para evitar el estreñimiento, pero hay personas que, por múltiples razones, deben recurrir a los laxantes. En su estudio, el doctor Wald y sus colegas desmontan otro de los mitos asociados a este problema de salud: que tomar laxantes durante mucho tiempo puede deteriorar el funcionamiento del colon y causar dependencia.

Es cierto que el abuso de los laxantes durante muchos años puede dañar los nervios del colon y los músculos del aparato digestivo, pero es un problema que solo aparece si se multiplica por doce la dosis recomendada: no hay nada de que preocuparse si nos limitamos a tomar lo que nos receta nuestro médico.

7) Acude al médico

Por lo general, el estreñimiento es un problema pasajero que se produce por llevar una dieta pobre en fibra, tener una vida sedentaria, beber poco agua, demorar la defecación, viajar mucho o sufrir estrés, pero en ocasiones, cuando el problema se cronifica, sus causas pueden ser menos evidentes (y los remedios no siempre son los mismos). De ahí la importancia de ir al médico si los consejos habituales no funcionan.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios