una historia con mensaje

"Me cansé de hacer dieta y ejercicio. Esto es lo que hago para estar guapa"

Esta joven estadounidense ha pasado de estar dedicada al 100% a su cuerpo a preocuparse lo mínimo. Antes estaba obsesionada con los entrenamientos y ahora se dedica a vivir

Foto: Jolene Jones, antes y ahora. (Instagram)
Jolene Jones, antes y ahora. (Instagram)

No paramos de leer noticias sobre personas que han adelgazado y/o han transformado su cuerpo con el ejercicio. Tienen miles de seguidores en Instagram. Los 'followers' están deseosos de ver la próxima receta o la nueva foto comparativa del antes (gordo) y el después (delgado). Bien, pues la historia que te traemos hoy es completamente diferente.

Se trata de Jolene Jones. Esta joven estadounidense de 26 años ha hecho el camino contrario: ha pasado de estar dedicada al 100% a su cuerpo a preocuparse lo mínimo. Antes estaba obsesionada con los entrenamientos, era una "amante de su cuerpo". Pasaba dos horas diarias en el gimnasio y llevaba una dieta superestricta, en la que estaban prohibídos el alcohol, la carne, el trigo, el azúcar y todos los productos lácteos.

Una publicación compartida de Jolene Jones (@joleeeenin) el

Procedente de Kalispell, en Montana (Estados Unidos), decidió abandonar la competición en el culturismo después de cuatro años. Fue después de que su entrenador le dijese que necesitaba perder otros 13 kilos. Y, como vemos en la foto, ya estaba bastante esbelta.

"De culturista a amante de mi cuerpo. Esta no es una foto típica de transformación. Pasé de ser controlada por mi intenso régimen de gimnasio, pesar siempre el pollo que comía y llevar batidos de proteína en mi bolso en todo momento, para disfrutar plenamente de una vida social. Algunas personas podrían decir que esto es 'dejarte llevar', pero no puedes ponerle precio a la felicidad", escribió Jolene en su cuenta.

Una publicación compartida de Jolene Jones (@joleeeenin) el

"A esto yo le llamo haberme encontrado y darme cuenta de que puedo tener más de una pasión en la vida, ya sea haciendo senderismo en Glacier Park o disfrutando de cervezas con amigos. Un abdomen perfecto no me hizo feliz. Nunca era suficiente y siempre necesitaba mejorar", dijo.

"Tu valor y felicidad no pueden ser medidos por el peso que puedas levantar o lo que diga la balanza. Mi valor es medido por aquellos con los que me rodeo y por la sonrisa en mi cara".

Missing that hot little body I had 😩 #tbt #tbthursday #fitfam #bikinicompetitor #bikini #bigsky #instafit

Una publicación compartida de Jolene Jones (@joleeeenin) el

Una historia, sin duda, llamativa y que nos motiva a amar nuestros cuerpos, sean como sean.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios