no hay certezas

La nota que dejó el tirador de Las Vegas y todas las teorías sobre lo que ocurrió

Las razones de las masacres se suelen conocer un día o dos después del suceso. Sin embargo, seguimos sin saber qué motivó a Paddock a perpetrar el mayor tiroteo de EEUU

Foto: Imagen de Stephen Paddock difundida por las televisiones locales.
Imagen de Stephen Paddock difundida por las televisiones locales.

Desde su habitación en el piso 32 del hotel Mandalay Bay, Stephen Paddock podía ver a los miles de asistentes del festival de música country Route 91 Harvest. Él era un contable jubilado de 64 años, inversor inmobiliario y aficionado al póker que, hasta el momento, no había dejado su huella en la Historia. Todo eso cambió la noche del domingo 1 de octubre cuando abrió fuego contra el público, mató a 59 personas, hirió a más de 250 y se convirtió en el artífice del peor tiroteo de la historia de Estados Unidos.

¿Por qué lo hizo? Más de una semana después de la masacre, todavía no hay respuesta. Las razones, por muy enfermas y retorcidas que sean, se suelen conocer un día o dos después del suceso. Por lo general, una reivindicación posterior, un testigo, un familiar o amigo, un manifiesto en las redes sociales o incluso los informes de la policía o los expedientes jurídicos suelen proporcionar una idea de la motivación del asesino. Sin embargo, lo que impulsó a Paddock sigue siendo un misterio, lo que supone una enorme presión tanto para los investigadores como para la opinión pública para encontrar un veredicto final.

Paddock era un hombre “obsesivo” y “paranoico” que siempre hablaba de teorías de la conspiración y que creía que el gobierno había orquestado el 11-S

En esa habitación del piso 32, además de casi medio centenar de armas y el cadáver del tirador, la policía halló una nota y, como es normal en este ambiente de incertidumbre, las especulaciones sobre su contenido se dispararon. Sin embargo, sus esperanzas por conocer los motivos de la matanza se desbarataron cuando cuatro de los agentes que entraron en la habitación de hotel confirmaron a 'CBS' que la hoja de papel no contenía ninguna proclama, ni siquiera palabras, sino que incluía cálculos realizados a mano para mejorar su puntería y, por tanto, matar al mayor número de personas. “Me di cuenta de que en la mesita de noche había una nota. Pude ver que había escrito la distancia, la elevación y la trayectoria de las balas con las que iba a disparar contra el público”, aseguró David Newton, del Departamento de Policía de Las Vegas.

Hijo de un atracador de bancos

No obstante, poco a poco vamos conociendo más datos acerca del Paddock anterior a la masacre. Según ha publicado el diario 'The Sun', el tirador contrató una prostituta nueve veces entre noviembre de 2015 y junio de 2016. Dicha fuente anónima, que ahora busca la policía, reveló que Paddock solía jactarse de ser hijo de un atracador de bancos, que fue uno de los diez hombres más buscados del FBI. “No tuve nada que ver con él, pero la mala racha está en mi sangre. Yo nací malo”, le escribió en una ocasión.

Benjamin Hoskins Paddock, el padre de Stephen. (Reuters)
Benjamin Hoskins Paddock, el padre de Stephen. (Reuters)

Al respecto, John White, un importante psicólogo forense y expolicía deTexas, señala en 'Rear Clear Politics' que es posible que sus acciones pudieran estar vinculadas a las de su padre: “No existe ningún gen que haga a alguien más propenso a cometer una masacre, pero sí hay rasgos hereditarios. Si consiguió suprimir sus sentimientos de ira en una edad temprana, podría haber acumulado mucha tensión, hasta que sucedió algo que lo empujó al abismo”.

Según la mujer de 27 años, a quien le pagó más de 7.500 dólares por sus servicios, Paddock era un hombre “obsesivo” y “paranoico” que siempre hablaba de teorías de la conspiración y que creía que los atentados del 11-S habían sido orquestados por el gobierno estadounidense. Paradojas de la vida, ahora él mismo e incluso sus hábitos sexuales protagonizan estas teorías.

Cuando tenía una racha ganadora, volvíamos a la habitación y teníamos sexo agresivo y violento. Tenía un lado oscuro y retorcido

“Íbamos a los casinos juntos y él se pasaba horas bebiendo y jugando. Pero cuando tenía una racha ganadora, volvíamos a la habitación y teníamos sexo agresivo y violento”, asegura la prostituta anónima al tabloide británico. Al parecer, el tirador disfrutaba de las relaciones sexuales como si estuviese perpetrando una violación. En uno de los mensajes que la mujer reveló al diario, Paddock admite su deseo de atarla y hacer el amor con ella “mientras grita auxilio”. “Tenía un lado oscuro y retorcido. Pero aún así, nunca hubiera imaginado que haría algo semejante”.

El Air Force One junto al hotel desde el que Paddock cometió su masacre. (Reuters)
El Air Force One junto al hotel desde el que Paddock cometió su masacre. (Reuters)

Este lado oscuro, junto a la dificultad que tenía para relacionarse con la gente, lleva a los investigadores a considerar la opción de que Paddock sufría una enfermedad mental grave no diagnosticada. No quieren precipitarse, como ha ocurrido en otras ocasiones cuando se trataba de un atentado sin motivaciones islamistas. No obstante, esta teoría cuadra con el perfil que describe su novia, Marilou Danley, una ciudadana australiana de origen filipino a la que conoció en un casino de Reno y con la que mantenía una relación fría y controladora. Ella fue testigo de su deterioro físico y mental durante sus últimos meses en los que pasaba horas y horas jugando al póker.

Proliferan las teorías 'conspiranoicas'

Pese a los muchos vídeos de Youtube que supuestamente desmontan todo lo que la policía o los periodistas han revelado, esta (la de la enfermedad mental) y no otra parece ser la teoría que más cobra peso en la investigación. Se ha especulado con la autoría del ISIS (ya que su brazo de propaganda, la agencia de noticias Amaq, reivindicó el ataque), pero el FBI ya ha descartado cualquier vínculo. También se ha dicho que Paddock acumuló una fortuna considerable en el juego, que últimamente su suerte le había abandonado y que, por tanto, tenía una deuda económica insalvable.

Asimismo, ha llamado la atención el hecho de que hubiese demandado a un casino de Las Vegas en 2012 por “haberse resbalado y haberse torcido una muñeca”. El caso se desestimó en 2014 y, pese a lo jugoso de la historia de venganza, el casino en cuestión era el Cosmopolitan y no el Mandalay Bay. Por si fuera poco, ciertos periodistas de la ultra derecha estadounidense han difundido, sin evidencias, la idea de que el asesino estaba relacionado con la izquierda o incluso con el movimiento antifa. Alex Jones, director del portal Infowars, señaló que el tiroteo tiene “todas las características de haber sido guionizado por los demócratas del Estado y sus aliados islámicos”, así como por "revolucionarios bolcheviques". Precisamente, la vida errante, aislada y enigmática de Paddock no ayuda a limitar la difusión de estas teorías. No conocemos toda la verdad, y eso nos angustia, pero no significa que tenga que haber una conspiración a lo Kennedy detrás de cada asesinato.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios