en jamaica

"Lo hacen a la vista de todos": lo que ocurre en el 'resort del sexo'

Todo el mundo se imagina lo que puede pasar en uno de estos complejos hoteleros, pero solo quien ha estado allí puede contar la verdad de lo que ocurre. Nosotros ya lo sabemos

Foto: Unas vacaciones liberadoras. (iStock)
Unas vacaciones liberadoras. (iStock)

Lo nudista siempre llama la atención, por eso una reportera de 'Marie Claire' decidió acudir a un resort donde el único requisito era ese: estar sin ropa durante las 24 horas del día. La primera sorpresa que se llevó Kaitlin Menza llegó antes de acudir a su peculiar hotel, y fue la reacción que tuvo su entorno cuando comunicó su destino. A quien se lo dijo, se quedó con los ojos como platos y muchos le preguntaron si "era nudista".

Ella no sabía muy bien qué contestar. "No lo sé. ¿Qué es una persona nudista? Me desnudo en los vestuarios, cuando estoy relajada en casa y veo a mis amigos en pelotas. Entonces, diría que es relativo".

Sin prejuicios acerca de la desnudez, Kaitlin se embarcó en su aventura en el resort Hedonism II en Negril, Jamaica, cuyo sobrenombre es "el parque de juegos para adultos más icónico del mundo". Nada más entrar, en la recepción, le ofrecen una cerveza y le preguntan si es la primera vez que acude. "¡Ah! Así que eres virgen", le dijo la profesional de atención al público al oír la respuesta de nuestra protagonista.

El hotel tenía dos zonas diferenciadas: una en la que ir desnudo era una obligación, y otra en la que era totalmente opcional

El complejo hotelero tiene dos partes bien diferenciadas: hay una en la que puedes estar desnudo, y otra en la que tienes que estarlo. Se trata de una política cuyo único objetivo es evitar la presencia de mirones. "Mi habitación estaba en el extremo desnudo; tenía una pequeña terraza que daba a la arena y al mar del Caribe; también había un espejo en el techo, sobre la cama".

Hacer amistades, complicado

Durmió y todo bien. "Me levanto por la mañana, salgo y me saludan dos penes flácidos. Mis vecinos de al lado, hombres gay o simplemente amigos, están desnudos, paseando por la playa junto a mi habitación. Voy a yoga (vestida) y desayuno (también vestida, por una cuestión de higiene). Me acerco a un hombre que había visto en yoga y le digo que la clase había estado muy bien, y de pronto me sorprendí observando sus testículos. Definitivamente, aún no estaba preparada para hacer amistades", cuenta.

Se decide a salir a la playa, a una hamaca con su libro. Estaba en la zona semidesnuda. Pero de pronto comienza a llover y salen todos corriendo a refugiarse al interior del resort. "Me giro y veo como a cincuenta personas, desnudas, corriendo". Ya a cubierto, los huéspedes del hotel se pusieron a tomar algo en la cafetería. "Es entonces cuando empiezo a hacer nuevas observaciones sobre la forma humana. Los hombres tienen una forma más atlética, incluso con el paso de los años; a ellas les ocurre al contrario, lo que me parece bastante injusto. También me fijo en que todas tenemos grasa bajo el vientre y en la entrepierna".

Fotograma del programa 'Adán y Eva. (Cuatro)
Fotograma del programa 'Adán y Eva. (Cuatro)

Cesa de llover y Kaitlin vuelve a la playa decidida a quedarse en pelota picada. Comienza haciendo topless, algo que tiene bastante controlado. "Después de pasarme sentada un buen rato, decido arrancar mis pantalones y la braga del bikini rápidamente, como si estuviera a punto de orinar detrás de un árbol. Nadie a mi alrededor cambió de postura y tampoco me sentí observada. Estaba desnuda, en público, y fue genial: sentí la brisa de la playa en zonas de mi piel por primera vez en mi vida".

Habemus cunnilingus

Tras unas horas, nuestra protagonista comienza a entablar amistades. Las primeras fueron personas de mediana edad, con las que se siente muy cómoda. Hablaron de sus vidas, aspiraciones, sobre qué les había llevado a Jamaica... vamos, la típica conversación entre individuos que se acaban de conocer, lo único que sin ropa. Mientras hablaban, comieron.

Y llegó la sorpresa. En la playa, mientras ella estaba leyendo, se dio cuenta de que había huéspedes que lo estaban pasando bastante mejor. "Me giro y veo a dos mujeres recibiendo un cunnilingus. Al otro lado, una pareja se encuentra en una silla, haciendo lo mismo. Mi presencia no les molestaba". Vuelve a su habitación y se encuentra a sus vecinos teniendo sexo entre ellos: "Les veo de pie, en el jacuzzi. Es peor que escuchar a tus compañeros de casa, ya que aquí encima puedes verlos y escuchar los pormenores de la relación".

Los huéspedes tienen sexo al aire libre y a la vista de todos. Se sienten liberados en todos los sentidos

En la cena, me sientan con dos parejas de mujeres. Unas eran homosexuales y las otras, hermanas. "Me cuentan estas últimas que era su primer viaje en familia. Y me quedo petrificada. ¿La primera escapada y se van a un resort sexual?".

Ya solo le quedaba una mañana en el hotel. Se levantó y se dio un último baño desnuda, e hizo la maleta, repleta de ropa que no utilizó. En el taxi de camino al aeropuerto, coincidó con una pareja heterosexual que hablaba abiertamente entre ellos de sus actividades sexuales. De hecho, era su sexto viaje al resort.

Imagen del hotel.
Imagen del hotel.

¿Balance? Kaitlin sale contenta. "Esto no trata de penes ni de alcohol, ni siquiera de la brisa caribeña que una siente en los pezones. Tampoco va de cosas lascivas. Lo más bonito es lo sencillo y relajado que es todo el mundo respecto a lo anterior. Nadie finge. Es un lenguaje común, un suspiro del alma, la sensación de que tienes tanto que decir que no puedes sacar las palabras lo suficientemente rápido".

Nada más llegar a su casa, todo su entorno está deseoso de escuchar historias escandalosas y curiosas. Y las hay, pero no son lo que la gente espera oír. "La mayoría de las personas del resort tenían algo que nosotros no: franqueza, honestidad y una ligereza en el ser que impacta. Están literalmente aligerados -por la ausencia del peso de la ropa- pero también sin el peso de la propiedad, la expectación, las bromas, la charlatanería, la necesidad de tener comida en el estómago. Son más tranquilos y felices. Ojalá yo pudiera ser así todo el tiempo".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios