sin RETRASAR LA ALARMA DEL DESPERTADOR

La rutina mañanera de las personas más exitosas del mundo

Cada minuto cuenta, y aprovechar las horas de tranquilidad antes de que comience el jaleo laboral es clave para alcanzar un estilo de vida triunfador y saludable

Foto: Madrugar más que nadie se está convirtiendo en un distintivo de estatus. (iStock)
Madrugar más que nadie se está convirtiendo en un distintivo de estatus. (iStock)

Noche cerrada. La ciudad en calma, y en la tranquilidad de sus hogares unos extraños individuos ya trajinan antes del amanecer. Son madrugadores, exitosos, personas hechas de otra pasta que no retrasan la alarma del despertador. Estiran sus días para que duren más de 24 horas; son maestros de la productividad y del rendimiento.

Despertarse temprano es cada vez un rasgo más común entre CEOs, altos funcionarios y demás personas exitosas o influyentes. En cierto modo, se está convirtiendo en un distintivo de estatus: “Yo madrugo”. El tiempo es uno de los recursos más escasos cuando se acumulan las responsabilidades. Cada minuto cuenta, y aprovechar las horas de tranquilidad antes de que comience el jaleo laboral es clave para alcanzar un estilo de vida exitoso y saludable.

Durante su presidencia, el partido de baloncesto de Obama era tan inamovible como la cena con Michelle y sus hijas

Una vez hayas hecho el esfuerzo de cambiar tus hábitos de transnochador incorregible para ser esa rara avis que se despierta de buen humor por las mañanas, ¿cómo aprovecharías el tiempo? Aunque probablemente no exista una rutina ideal que se adapte a todos, podemos aprender de los hábitos matutinos de las personas más exitosas: desde actores millonarios hasta jefes de Estado.

Barack Obama

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Durante su presidencia, Obama no dormía más de cinco horas al día, y aun así, se levantaba a las 07:00 horas como un reloj (como el comandante en jefe que era). En cuanto salía de la cama, comenzaba su rutina de ejercicio: 45 minutos de cardio en su gimnasio personal (¿o pensabas que iba al Holiday Gym de la esquina?) y, en ocasiones, también entrenaba y jugaba al baloncesto con amigos. Este entrenamiento era tan inamovible como la cena con Michelle y sus hijas. Se lo tomaba muy en serio. Después, Obama le pedía cada mañana al cocinero de la Casa Blanca un buen plato de huevos, pan y bacon, acompañado de un zumo de naranja, té o agua. Nunca tomaba café. Y antes de acostarse preparaba su vertiginosa agenda para el próximo día. Asumimos que ahora se está tomando un merecido descanso.

Dwayne 'La Roca' Johnson

La Roca hace ejercicio todos los días, incluso los lunes. Mientras el resto de los mortales todavía estamos roncando o quitándonos las legañas, Johnson ya está levantando pesas y sudando la gota gorda. Como te puedes imaginar, el ejercicio es una parte fundamental en la vida del actor mejor pagado de Hollywood: no hay más que ver sus bíceps de acero forjado. Se despierta antes del amanecer (a las 03:50, a juzgar por su Instagram) y comienza con motivación sobrehumana el entrenamiento de cada día durante 30 o 50 minutos; implacable.

Oprah Winfrey

La estrella de la televisión americana comienza cada día con meditación. Quizá no exista una persona que haya abogado tanto (y tan bien) por los beneficios del recogimiento personal como Winfrey. Antes de enfrentarse al ajetreo del mundo televisivo, se asegura cada mañana de tener al menos 20 minutos para despejar su mente a través de la meditación. “Me llena de esperanza, satisfacción y profunda alegría saber que, incluso en el bombardeo constante del día a día, existe todavía la constancia de la quietud. Solo desde ese espacio puedes dar lo mejor de ti mismo en el trabajo y en la vida”.

Richard Branson

Foto: Virgin.
Foto: Virgin.

Si googleas “Richard Branson” y “éxito” (en inglés) obtendrás cientos de miles de resultados. Los dos términos van de la mano. No hay quizá mejores símbolos del emprendimiento empresarial que su melena rubia y su compañía Virgin. Hace unos años que el inglés compartió su arma secreta para alcanzar el éxito: despertarse pronto. Desde entonces, se ha convertido en un defensor a capa y espada de los hábitos matutinos: “No importa en qué parte del mundo esté, trato de despertarme siempre a las cinco de la mañana. Al levantarme temprano, soy capaz de hacer algo de ejercicio y pasar tiempo con mi familia, lo que me pone a punto antes de adentrarme en los negocios”.

Warren Buffett

El hombre considerado como el inversor más exitoso del mundo es conocido por comenzar sus días leyendo. No solo eso, sino que el oráculo de Omaha asegura que se pasa el 80% del día con una novela, un ensayo o un periódico entre sus manos. Es famosa la recomendación de Buffett al respecto: ¡500 páginas al día! “Así es como funciona el conocimiento. Se acumula, como el interés compuesto. Todos podéis hacerlo, pero os garantizo que muchos de vosotros no lo haréis”. Podrías intentar demostrarle a Buffett que se equivoca y ponerte a leer negro sobre blanco como un descosido.

Reina Isabel II

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Brian Hoey, el autor de 'En casa con la Reina', desvela la rutina de la monarca más longeva de la historia de Inglaterra. Isabel II se levanta cada mañana a las 07:30 con el sonido de las gaitas escocesas y directamente acude a su cita diaria con un buen té inglés (qué 'british' todo). Además, lee los periódicos y escucha su programa de radio preferido. A juzgar por Hoey, las mañanas son tranquilas en el Palacio de Buckingham.

Kim Kardashian

Es de las mujeres más famosas del mundo: no solo por sus shows y frivolidades, sino porque también es un cerebro empresarial. La mayor de las Kardashian comienza su día conectada a la tecnología. Su blackberry, su iPhone y su portátil echan humo desde las seis de la mañana. Suele organiza su día sin salir de la cama. Curiosamente, ha admitido que no suele responder a ninguno de los e-mails a esa hora. Después de semejante estímulo tecnológico, la diva acude a su cita con el ejercicio. Tampoco es mal comienzo para alguien que dirige un imperio multimillonario...

Mark Cuban

No hay yoga limpia chakras que valga. Tampoco meditaciones ni mañanas apacibles. El empresario Mark Cuban, dueño de los Mavericks de Dallas de la NBA, no para. Al igual que Winston Churchill, lo primero que hace recién despertado es trabajar, desde su cama si hace falta. Y después, trabaja un poco más. “Los negocios son mi meditación matutina. Me levanto y me pongo a ello inmediatamente. Me encanta”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios