Conócete un poco más

Comprueba si eres listo: el test de inteligencia más corto y preciso

¿Tienes un momento? Te proponemos una prueba de tan solo tres preguntas para saber un poco más sobre tu manera de pensar y el modo en que te enfrentas a los problemas

Foto: Comienza a preparar tu mente para la prueba. (iStock)
Comienza a preparar tu mente para la prueba. (iStock)

A no ser que tengas el ego muy subido y te consideres un genio sin igual, como la mayoría de los mortales te cuestionarás con frecuencia si tu inteligencia y tu modo de enfrentarte a las incógnitas de la vida se corresponde con la del resto.

Desde El Confidencial te queremos proponer un brevísimo test que te servirá como referencia para entender mejor la parte más lógica de tu cerebro. Diseñado por el profesor Shane Frederick, con solo tres cuestiones el test CRT intenta valorar una habilidad cognitiva particular que te contaremos al final de la prueba. ¿Preparado para realizarlo?

El test CRT

Aquí tienes las preguntas:

1. Una raqueta y una pelota cuestan 1,10€. La raqueta cuesta 1€ más que la pelota. ¿Cuánto cuesta la pelota?

2. Si 5 máquinas necesitan 5 minutos para fabricar 5 televisores, ¿cuánto tardarán 100 máquinas en fabricar 100 televisores?

3. Piensa en un lago con nenúfares. Cada día la formación de nenúfares crece el doble de su tamaño. Si el lago se acabará llenando de nenúfares en 48 días, ¿cuánto tardarán los nenúfares en cubrir la mitad de la superficie del lago?

Las respuestas

Éstas son las soluciones que normalmente se suelen dar:

1. 10 céntimos de euro.

2. 100 minutos

3. 24 días.

¿Coincides con la mayoría? ¿Quieres darle una última vuelta antes de ver los resultados? Vamos a analizar los problemas.

En una encuesta de 3.500 personas, el 33 % respondió a todas las respuestas mal y el 83 % se equivocó en al menos una

1. El primero quizás sea el menos evidente, por lo que te recomendamos que intentes traducir el enunciado en una fórmula matemática como esta:

El valor de la raqueta es el de la pelota + 1 €. Por tanto, el valor total de la raqueta = (pelota + 1 €)

Precio total = pelota + precio de la raqueta = pelota + (pelota + 1 €) = 1,10 € (aunque en una suma no sea necesario, ponemos el paréntesis para que se entienda mejor la explicación).

2 pelotas + 1 € = 1,10 €;

2 pelotas = 0,10 €;

1 pelota = 0,05 €

Si la pelota cuesta 5 céntimos y la raqueta cuesta 1 euro más, la raqueta costará en total... ¡1.05 €!

2. La segunda incógnita es sencilla si consigues pillarle el punto y pensar de manera adecuada. Si 5 máquinas fabrican 5 televisores en 5 minutos, una máquina sola fabricará también un televisor en 5 minutos. Si 100 máquinas tienen que fabricar 100 televisores, significa que cada máquina tendrá que hacer un televisor, por lo que el tiempo será siempre el mismo: 5 minutos. La solución sería la misma si 50 máquinas tuvieran que fabricar 50 televisores o si 200 máquinas tuvieran que hacer 200 televisores.

3. El truco para resolver el tercer problema consiste en empezarlo desde el final en vez desde el principio. Si el día 48 el lago está lleno y los nenúfares crecen el doble cada día, en el día 47 habrá lógicamente la mitad de nenúfares. Ergo, ya tenemos la solución: 47 días para llenar la mitad de la superficie del lago.

¿Las soluciones no eran las que esperabas? (iStock)
¿Las soluciones no eran las que esperabas? (iStock)

En una encuesta llevada a cabo por casi 3.500 personas, el 33% respondió a todas mal y el 83% se equivocó en al menos una.

Si estás entre aquellos que no han conseguido acertar las tres cuestiones, no te desanimes. Consuélate pensando que la mitad de los estudiates del MIT (es decir, la universidad donde estudiaron el astronauta Buzz Aldrin, el CEO de General Motors Alfred P. Sloan o el premio Nobel de economía Paul Krugman) que efectuaron el test fallaron al menos una pregunta.

El propósito del CRT (Test de Reflejos Cognitivos) es en realidad el de valorar nuestra habilidad para suprimir una repuesta intuitiva y espontánea, pero errónea, y sustituirla por una solución correcta y meditada. Las personas que dan más respuestas correctas suelen ser más pacientes que las que se equivocan. Por lo que respecta además a la toma de decisiones, quienes suelen tener más fallos muestran un temor al riesgo menor que quienes dan con las soluciones. Considera, por tanto, que errar en el test no significa que seas menos lúcido, sino que utilizas más la intuición y eres más impulsivo que aquellos que se paran un segundo a revisar los enunciados y comprobar si puede haber truco.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios