El agua no hierve antes si echas sal y otros mitos sobre cocina más falsos que Judas
  1. Alma, Corazón, Vida
Cada maestrillo tiene su farsa

El agua no hierve antes si echas sal y otros mitos sobre cocina más falsos que Judas

El microondas es malo, hay que echar sal al agua para que hierva antes y otras grandes creencias entre fogones que deberías dejar de hacer cuando cocinas porque son mentira

Foto: Después de abrasarte vivo, ¿tienes que ponerte hielo o pasta de dientes en las quemaduras? (iStock)
Después de abrasarte vivo, ¿tienes que ponerte hielo o pasta de dientes en las quemaduras? (iStock)

En cuestiones de cocina se cumple la regla máxima de los juegos de mesa: es que en mi casa jugamos así. Igual que mientras unos salan la carne antes de cocinarla otros defienden que eso es un sacrilegio, hay quienes sacan los huevos de la nevera un rato antes de freírlos porque están convencidos de que a temperatura ambiente el aceite salta menos. Ya.

Costumbres y hábitos en la cocina que nos vienen de herencia familiar o aprendidos de amigos, programas de la tele o aconsejados por dependientes de puestos de mercado y que estamos seguros de que funcionan. ¿En serio? Ojito, porque los expertos en cocina de 'Pure Wow'aseguran que puede que estés equivocado sacando a la palestra una serie de mitos culinarios que son mentira.

'Espera, ¿túle echas agua a la pasta cuando la cuelas? Pues eso la estropea', y otros grandes debates entre fogones que pueden acabar cuando descubras que algunas de tus creencias –que van camino de convertirse en manías– son realmente falsas.

Mito: El alcohol se evapora

“Lo cierto es que lo hace”, confiesan los expertos, pero desde luego no tan rápido como crees: “Tendrías que cocinar el plato durante tres horas seguidas para que desapareciese cualquier rastro de alcohol”, aseguran. Está claro que cuando echas un vasito de vino blanco a tu guiso es para que coja algo de sabor, pero no te pases con las cantidades o tu comida será el equivalente a irte de cañas. Ten especial cuidado con alcoholes duros como el vodka o el orujo, especialmente si estás preparando una comida familiar…

Mito: Hervir pasta con mucha agua

Sí, la pastadebeestar cubierta por agua para que toda se cocine por igual y puedas moverla para que no se apelmace. Pero los espaguetis no tienen que quedarse al fondo de la olla cubiertos por tres cuartas partes de agua. Gastarás más energía hasta que esos dos litros entren en ebullición y desperdiciarás todo el líquido al colarlos. Es más, incluso hay expertos que recomiendan hacer la pasta en una sartén, tal que así:

Mito: El microondas acaba con los nutrientes

Cocinar en el microondas es rápido, cómodo y sí, por mucho que digan, bastante sano. Asúmelo: cualquier método de recalentamiento de los alimentos va a destruir cierta cantidad de nutrientes, pero ¡sorpresa! El microondas es uno de los sistemas en los que se pierden menos gracias a que se cocinan con menos intensidad de calor y en muy poco tiempo que si los fríes o cueces por segunda vez.

Mito: Enfriarantes de meter nadaen la nevera

A ver si tu madre también ha corrido el bulo de este consejo:“No metas el 'tupper' de las lentejas en el frigorífico hasta que se haya enfriado”. ¿Por qué? Bien, parece ser que si metemos un recipiente caliente en la nevera hacemos que el electrodoméstico tenga que aportar más energía para mantenerlo a la misma temperatura que el resto de alimentos, pero si dejamos que la comida fuera para que se enfríe también podría ocurrir que surjan inapetentes bacterias en la misma. Según el alimento, no lo dejes fuera demasiado tiempo y deja que la nevera trabaje un poco más.

Mito: Echarnos aguacuando nos quemamos

Cuando accidentalmente nos quemamos con una olla o con el horno, tenemos la tendencia de irnos corriendo al grifo y enchufarnos un buen chorro de agua para aliviar el dolor. Bien, siempre y cuando ésta no esté demasiado fría. Un choque radical en el cambio de temperatura puede hacer que el daño en la piel sea aún mayor. Ni qué decir si nos aplicamos hielo en la zona. ¡Error!

Tendrías que cocinar el plato durante 3 horas seguidas para que desapareciese cualquier rastro de alcohol

Y no. Untarte de pasta de dientes tampoco es bueno, sólo reseca la quemadura y puede dañar la piel.

Mito: La sal hace que el agua hierva más rápido

¿Añades un puñadito de sal al agua fría para que hierva antes? Tu truco no funciona. Los expertos lo explican desde un punto de vista molecular: “Cuando se eleva la temperatura del agua, las moléculas se mueven más rápido, chocan con más frecuencia y liberan más moléculas de gas de vapor. Los iones de sal química toman un poco de espacio, provocando menos colisiones entre las moléculas de agua, por lo que no libera tantas moléculas de vapor como el agua pura lo haría. Por lo tanto, se requiere más energía (una temperatura más alta) para que el agua salada empiece a hervir”. Vamos, que para elevar el punto de ebullición de un litro de agua un grado se necesitarían aproximadamente 58 gramos de sal. Si el agua hierve empieza a hervir cuando alcanza los 100 grados, echa cuentas.

Es cierto que la sal hace que el punto de ebullición se eleve, pero en cantidades tan nimias no marca una diferencia significativa en el hecho de que el agua hierva más o menos rápido. Y, por si también lo habías escuchado, tampoco hace que impida que el agua en ebullición del rebose.

Cocina Alimentación Intoxicación alimentaria Errores de lógica Mitos Grandes chefs
El redactor recomienda