Siete pautas para entrenar el cuerpo y la mente si lo que se quiere es vivir al máximo
  1. Alma, Corazón, Vida
'mens sana in corpore sano'

Siete pautas para entrenar el cuerpo y la mente si lo que se quiere es vivir al máximo

Los hábitos de vida saludables van mucho más allá de hacer ejercicio a menudo: con todos estos consejos serás capaz de llegar a avanzada edad con una salud de hierro y una mente clara

placeholder Foto: La amistad, el amor o el consumo moderado de alcohol influyen positivamente en nuestro bienestar. (iStock)
La amistad, el amor o el consumo moderado de alcohol influyen positivamente en nuestro bienestar. (iStock)

Aunque el dicho 'mens sana in corpore sano' que se acuñó en la Grecia clásica se refería más al equilibrio entre espíritu y cuerpo y la necesidad de cultivar y entrenar ambas facetas, esta máxima sigue estando plenamente vigente con el significado que le damos hoy en día. Una vida plena pasa por mantener un cuerpo bien entrenado que reuna las condiciones de fuerza, resistencia y flexibilidad mínimas que nos aseguren una buena calidad de vida. Pero según pasan los años y de la misma forma que se van perdiendo facultades físicas, nuestra capacidad cognoscitiva se va deteriorando por una razón tan sencilla y simple como la falta de ejercicio mental. De la misma manera que debemos entrenar el cuerpo para mantenernos en forma, tenemos que hacer lo mismo con la mente.

En todo caso, y además del ejercicio físico, hay una serie de pautas y muchas de ellas sorprendentes que nos ayudan a mantener el cerebro en plenitud durante más tiempo, consiguiendo así que tanto nuestra edad cerebral como la física sea menor que la que indica nuestro DNI. Podemos incluso incrementar nuestras neuronas y la conexión entre ellas durante toda nuestra vida, siempre y cuando mantengamos hábitos de vida saludables:

1.- Corra

El hecho de realizar cualquier actividad aeróbica de forma regular, aunque parezca sorprendente, estimula y ayuda a activar y ejercitar nuestro cerebro. Efectivamente, se ha demostrado en numerosos estudios científicos que la carrera continua o la bicicleta son dos actividades que ayudan a mejorar nuestro sistema neuronal. La Universidad de Georgia, en EEUU, ha demostrado cómo la realización de una actividad física diaria incrementa las funciones cognoscitivas, la memoria y las conexiones neuronales. El cerebro se comporta exactamente igual que cualquier otra parte u órgano de nuestro cuerpo, si no se ejercita, se deteriora y atrofia, y, lógicamente al contrario, si se estimula, este se desarrolla y mantiene activo.

Cualquier tipo de ejercicio que mantenga su corazón activo durante media hora diaria, le ayudará a mejorar fisica y cerebralmente

En estos estudios se concluye que tan solo 20 minutos de ejercicio al día sirven para estimular y multiplicar las conexiones neuronales, mecanismo por el cual nuestra capacidad cerebral crece. Así, practicar treinta minutos de carrera continua es bueno para mantener el estado físico en general, pero también ayuda a mantener el cerebro activo y funcionando. El ejercicio aeróbico reduce sensiblemente el riesgo de padecer demencia con los años, según el profesor Dickersson de la Universidad de Harvard. Los beneficios de la práctica de ejercicio tienen lógicamente su base científica y esta no es otra que su capacidad para reducir la resistencia a la insulina, y estimular la liberación y crecimiento de sustancias químicas en el cerebro que contribuyen a crear y aumentar nuestras neuronas. En definitiva, prácticamente cualquier tipo de ejercicio que mantenga su corazón activo durante media hora diaria, le ayudará a mejorar física y cerebralmente.

2.- Relaciónese y manténgase sexualmente activo

No sólo es el ejercicio físico, sino que cualquier tipo de estímulo que nos ayude a mantenernos activos, reactiva nuestra capacidad cerebral e incrementa la memoria. Científicos de la Universidad de Princeton concluyeron en un estudio que las ratas que se habían mantenido sexualmente activas diariamente durante un mes, habían incrementado su capacidad cerebral y su memoria sensiblemente más que aquellas otras que solo practicaban sexo dos veces al mes.

3.- Beber con moderación

Aunque pueda creerse que beber alcohol en principio no aporta nada bueno para el organismo, esta conclusión es cierta si medimos el resultado de aquellas personas que lo hacen con frecuencia y abusan de su consumo bebiendo más allá de lo que podíamos considerar como moderado. Sin embargo, en un estudio realizado por la Universidad Católica del Sagrado Corazón, en Italia, se observó cómo según nos hacemos mayores, la capacidad cerebral era sensiblemente superior en aquellas personas que habían bebido con moderación a lo largo de su vida en las comidas, que en aquellas otras que fueron abstemias.

4.- Coma correctamente

Según los estudios realizados por la Univerisdad de Toronto, se ha demostrado que el cerebro es el órgano que más glucosa necesita para realizar sus funciones, es su combustible natural. Por eso, una rica dieta en hidratos, frutas, legumbres y verduras es saludable no solo desde el punto de vista cardiovascular, sino que reduce el riesgo de demencia. Esta dieta eminentemente mediterránea aporta la energía que necesita el cerebro para desarrollarse y mantenerse activo. Asegúrese de que su dieta incluye estos alimentos si quiere que su cerebro no los eche en falta y comience a perder facultades por falta de combustible para realizar dichas funciones.

El poder de la cafeína para ayudar a retener la atención y por tanto captar nuevos estímulos de forma más rápida y segura es rotundo

5.- Aprenda algo nuevo cada día

Del mismo modo que los músculos se adaptan al ejercicio y no crecen porque se han habituado a él; es necesario cambiar las rutinas que mantienen nuestros músculos en tensión para crecer. Asimismo, el cerebro necesita nuevos estimulos cada día para mantenerse activo. Trate de leer una hora cada día, a ser posible sobre algún tema sobre el que tenga curiosidad pero no sepa mucho de él. Esa curiosidad le ayudará a aprender algo nuevo y mantener activo su cerebro.

6.- Beba café y té

El doctor Hart de la Universidad de Texas, en Dallas, afirma que aquellas personas que toman un par de tazas de café o de té al día son capaces de mantener la atención sobre un asunto determinado de forma más consciente que aquellas otras que no beben café ni té. El poder de la cafeína para ayudar a retener la atención y por tanto captar nuevos estímulos de forma más rápida y segura es una evidencia, concluye.

7.- No haga más de una cosa a la vez

Ese lugar común que asegura que las mujeres pueden hacer varias cosas a la vez, mientras que los hombres solo son capaces de fijar su atención en un cosa parece que tiene su parte positiva y negativa. Según los últimos estudios realizados en el campo de la neurología y en el estudio de las imágenes cerebrales, la Univesidad de Harvard concluye que hacer varias cosas a la vez permite atender diversos temas, pero con muy poca profundidad cada uno, además de aumentar sensiblemente la posibilidad de cometer errores. Para ser más productivo, creativo y eficaz mentalmente trate de concentrarse en una sola cosa al tiempo. Estimulará su cerebro mucho más.

La felicidad se demuestra andando Ejercicio físico Felicidad Medicina Grecia Noticias de Italia
El redactor recomienda