también presenta una tableta con ubuntu

Lo nuevo de BQ es metálico, estilizado y viene con 'software' libre

La firma española ha desvelado un nuevo 'smartphone' con acabado metalizado, lector de huellas y batería de 3.100 mAh con la que pretende competir en la gama media
Foto: BQ presenta su nuevo smartphone en el Mobile World Congress. (EC)
BQ presenta su nuevo smartphone en el Mobile World Congress. (EC)

Un móvil y una tableta con Ubuntu. Esos son los dos productos que BQ ha presentado en el Mobile World Congress de Barcelona. Un móvil, el Aquaris X5 Plus, que se sitúa en la zona alta de la gama media pero con argumentos para intentar hacerse un hueco en ese segmento. Las impresiones fueron buenas durante el poco tiempo que lo pudimos probar. Más complicado lo tiene la tableta, la Aquaris M10 Ubuntu Edition, que presenta buenas ideas pero compite en un ámbito canibalizado por el iPad y la Surface.

El Aquaris X5 Plus llega con interesantes novedades en el apartado de 'hardware'. Los responsables son una CPU Snapdragon 652 Octa-Core y una GPU Adreno 510 que, según los responsables de la firma española, están montados de manera que ambas piezas puedan acceder a la memoria RAM de manera simultánea.

BQ quiere posicionarse en la zona alta de la gama media. Los acabados así lo demuestran, aunque la cámara palidece frente a la competencia

La palabrería puede sonar a latín pero las primeras impresiones con el terminal, una versión hipervitaminada del Aquaris X5, son más que satisfactorias. Esa arquitectura del teléfono se traduce en un terminal que se mueve con soltura, tanto con aplicaciones que exigen potencia gráfica como en la navegación.

Tampoco se puede desmerecer el exterior del Aquaris X5 Plus, que esconde algunos secretos interesantes. Contará con un lector de huellas dactilares, aunque la versión que hemos visto todavía no la incorpora; tiene acabados metálicos en negro, plata y rosa dorado, y cuenta con un micrófono mejorado capaz de detectar las distorsiones en el sonido para priorizar la grabación en lugares con mucho viento o ruido de fondo. El abandono del plástico le sienta fenomenal.

La cámara trasera, de 16MP, viene de la mano de una aplicación nativa de cámara y de un sensor que permite un enfoque por detección que se encarga de localizar el elemento de la imagen a destacar para que el proceso de enfoque y disparo sea más rápido. La cámara cuenta con un 'flash led' capaz de emitir luz cálida o fría, en función de la situación. Ese 'flash' ha desaparecido de la cámara frontal, de 8MP, que optará por iluminar la pantalla -de 5" y Full HD- para crear un efecto similar.

En este apartado, puede sufrir mucho frente a otros teléfonos que han hecho de la cámara su mayor activo. El OnePlus 2 es uno de esos ejemplos que, a un precio similar, ofrecen mejores prestaciones.

El Aquaris X5 Plus llegará con Android 6.0.1 y una fecha prevista de salida "cercana al verano", en palabras de los responsables de la firma española. El precio no se ha confirmado, aunque estará por debajo de los 400 euros, y esconderá un último argumento de venta que le hará muy atractivo entre la competencia: la batería, de 3.100 mAh. No hemos podido probarlo a fondo, pero debería aguantar más de un día de manera sobrada.

Esa batería es uno de los mejores embajadores del teléfono frente a sus rivales de gama media en un segmento que presenta cada vez mayor competencia con más terminales de aspecto 'premium' y cuyo coste se mueve sobre los 300 o 400 euros.

Esta tableta apunta maneras

El mercado de las tabletas es un sector muy desagradecido más allá del iPad y la Surface Pro. Bq no va a reinventar la rueda con Aquaris M10 Ubuntu Edition que ha presentado pero, por lo menos, ha dado forma a un equipo con ideas interesantes.

La tableta, la primera del mundo con Ubuntu, está pensada para un uso dual, tanto en formato táctil como si de un PC se tratara, ya que reconoce cuando se enchufa un teclado y un ratón y cambia su interfaz a un tradicional entorno de ventanas. La convergencia es la nueva moda del sector, y grandes nombres como Microsoft, Apple o Huawei quieren liderar ese mercado.

"No es una estación de trabajo", han declarado fuentes de la firma, que han querido dejar claro que la máquina permite desarrollar una gran parte del trabajo "que se centra en navegación y ofimática ligera". Lo que sí nos queda claro es que el hecho de abandonar Android no deja en gran lugar al sistema operativo de Google en la vertiente de las tabletas, donde nunca ha logrado cuajar.

Uno de los añadidos más interesantes de la Aquaris M10 Ubuntu Edition, que la firma española incorporó en el 'smartphone' Aquaris E4.5, son los llamados 'scopes'. Se trata de una especie de agregadores que aglutinan diferentes contenidos: imágenes, música, vídeos, noticias. Son una funcionalidad tradicional de Ubuntu que simplifica la experiencia de uso. ¿Por qué buscar una foto que no recordamos si subimos a Facebook, Twitter o Instagram pudiendo tenerlas todas juntas, y ordenadas según la fuente, en una misma pestaña?

Los 'scopes' son agregadores de contenidos que reúnen todo tipo de material: fotografías, vídeos, noticias, música...

En una primera prueba, tanto la versión táctil como la de escritorio funcionan de manera fluida y su uso es sencillo, por lo que el hecho de venir con Ubuntu predeterminado no debería ser un problema para un usuario no habituado a Linux. La jugada parece más enfocada en hacerse con el nicho 'linuxero' que en atrapar nuevos usuarios.

La Aquaris M10 Ubuntu Edition todavía no tiene ni fecha de salida ni precio. Bq asegura que llegará al mercado "durante el segundo trimestre" y que tendrá un precio similar al M10 lanzado a finales de 2015. La tableta contará con una pantalla de 10,1", procesador MediaTek quad-core de 1,5 GHz, 16GB de almacenamiento, 2GB de RAM y una batería de 7.280 mAh.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC