Los usuarios valoran, ante todo, su privacidad

Cómo cambiaron las 'apps' nuestra forma de compartir fotos en internet

La forma de compartir fotos ha cambiado. En WhatsApp y Snapchat hemos subido más este año que si sumamos las de Facebook, Flickr o Instagram

Foto: Cómo cambiaron las 'apps' nuestra forma de compartir fotos en internet

La forma de compartir nuestras fotos en internet está cambiando drásticamente. En WhatsApp y Snapchat hemos compartido este año muchas más que si sumamos las que hemos subido a Facebook, Flickr o Instagram. 

Ese es uno de los datos que arroja el informe sobre tendencias en internet que cada año difunde la empresa de capital riesgo KPCB. El dato, por cierto, explica por qué Facebook estaba dispuesta a pagar 3.000 millones de dólares por Snapchat, o que Instagram haya lanzado en algunos países Bolt, un sistema de mensajería similar al mencionado. Además de que Pinterest también haya hecho algo parecido

Mientras que en 2013 existía una suerte de empate técnico en el número de fotos que se compartían a través de Facebook con las que se compartían en WhatsApp y Snapchat, estos servicios de mensajería se han desmarcado en 2014 y cada uno de ellos supera claramente a la suma de imágenes que se comparten en Facebook e Instagram juntos. 

Por su parte, la que fuese la red social para compartir fotos más importante del mundo, Flickr, ha perdido hoy casi totalmente su atractivo para la mayoría de usuarios de internet. Al menos si comparamos sus cifras con las de las demás plataformas que aparecen en el estudio.

La privacidad, prioridad a la hora de compartir imágenes

A pesar de todo, estos datos deben ser analizados con lupa pues realmente desde los comienzos de internet ha estado presente la tendencia a compartir fotos de forma privada, sobre todo, por el correo electrónico, aunque también mediante los servicios de almacenamiento online de datos.

Dropbox, por ejemplo, cada vez se usa más para difundir fotografías de forma restringida, como prueba el hecho de que hace unos meses los responsables de este servicio de almacenamiento online lanzaran Carousel, una aplicación especialmente pensada para gestionar y compartir las imágenes que almacenamos en Dropbox. 

Snapchat permite compartir imágenes volátiles, fotos que mandamos a través de la aplicación y que solo aparecen en la pantalla del destinatario de uno a diez segundos

Pero todo esto no quiere decir que las redes sociales estén en declive como grandes escaparates en los que compartir fotos en público. Más bien, lo que está cambiando profundamente es la forma en la que intercambiamos fotos de forma privada. Basta con preguntar a cualquier joven con qué frecuencia usa el correo electrónico y con qué frecuencia usa las aplicaciones de mensajería.

También resulta verdaderamente nuevo el que se haya popularizado un servicio para compartir imágenes volátiles como Snapchat. Que las fotos que mandamos a través de la aplicación solo aparezcan en la pantalla del destinario de uno a diez segundos parece dejar claro que la privacidad es ahora una prioridad para muchos a la hora de compartir imágenes. 

'Apps' que comparten archivos que se eliminan automáticamente

Pero la mejor prueba de que los servicios para compartir imágenes en público siguen estando en auge está en que, a pesar del declive de Google+, los de Mountain View estén interesados en desligar de la red social su servicio de fotos, la parte que mejor funciona del engendro. Muchos usuarios usan este servicio como disco duro online para almacenar imágenes, pero también como escaparate para mostrarlas.

También Twitter está potenciando cada vez más su rol como red social de imágenes, pues desde hace unos meses permite publicar varias fotos en cada mensaje y al parecer está probando un nuevo servicio de vídeo. Vine parece que no ha terminado de cuajar entre los usuarios de la red de los 140 caracteres.

Tal es su éxito que ya existen aplicaciones que permiten incluso compartir archivos que se eliminan automáticamente tras un periodo de tiempo

Otro gran almacén de fotos online que va viento en popa es Tumblr, de hecho tras su compra por parte de Yahoo Marissa Mayer ya puede presumir de disponer de dos importantes servicios de difusión de imágenes. Flickr, a pesar de haber perdido popularidad, sigue siendo una red social apreciada por fotógrafos profesionales y por todos aquellos que quieren publicar sus fotos en alta resolución y con bastantes filtros para controlar su difusión. 

En cualquier caso no deja de ser sorprendente el auge de las imágenes volátiles. Tal es su éxito que ya existen aplicaciones que permiten incluso compartir archivos que se eliminan automáticamente tras un periodo de tiempo, como es el caso de Digify, algo que rompe con lo que había sido una constante desde los inicios de internet: que la mayor parte de los datos que enviamos a la red queden almacenados para siempre en ella.

Quién sabe si Snapchat no abra abierto las puertas a un internet más fugaz.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC