Edgerton, el inventor del flash que logró detener el tiempo
  1. Tecnología
cambió el futuro de la fotografía

Edgerton, el inventor del flash que logró detener el tiempo

Seguro que alguna vez has visto esa fotografía de una gota de leche cayendo sobre un fondo de color, de una bala atravesando naipes y frutas

placeholder Foto:

En la historia de la fotografía suele ocurrir que nos encontramos con el nombre de una persona y le asociamos inmediatamente su imagenmás representativa.Seguro que alguna vez havisto la fotode una gota de leche cayendo sobre un fondo de color, de una bala atravesando naipes y frutas o de un atleta en pleno salto. Los ejemplos se los debemos a Harold E. Edgerton.

El 19 de diciembre de 1937, 2.000 personas secitaron en el Bushnell Memorial de Massachusetts para ser testigode unademostración que les dejó de piedra. Unas imágenes que, de lo imposibles que eran, parecían sacadas de una película. Aquella noche, el ingenieroEdgerton divulgaba sus últimos y complejos experimentos: unas fotografías que permitían verlo que ocurría en determinados fenómenos que, a pesar de su cercanía, no eran lo esperado.

Inventor, empresario y profesior del MIT,nos dejó el magnífico legado del flash,esa luz cegadora que todos tenemos en nuestrosmartphone ocámara fotográfica. A él le debemosesa imagen capaz de detener el momento más veloz.

Electricidad que congela el tiempo

Edgerton nació en Nebraska en el año 1903 y tanto la fotografía como la electricidad fueron desde muypequeño sus dos pasiones. En la era de las radios del tamaño de una mesa, el estadounidenselogró lo deseado por todos:una manera de detener el tiempo.

A través de la vista podemos intentar entenderel mundo. En términos técnicos esto significala capacidad que tieneel ojo humano para registrar hasta diez imágenes por segundo. Esto se debe a que nuestra retina necesita un tiempo para recibir y transmitir al cerebro dichas imágenes, pero un movimiento más rápido de lo esperado no puede ser retenido, por lo que la información que llega a nuestro cerebro nunca serácompleta. Esparcial.

Y es que,¿quién puede ver con pleno detalle las alas de una mariposa mientras vuela? Edgerton fue el primero en captar todo aquello que se nos escapa.

Reducir la duración a una millonésima de segundo

La idea surge durante un experimento en el cual utilizaba un ordenadorrudimentario. El inventornotó que las luces de emergencia sobrecalentadasparecían congelar las partes en movimiento de un motor, de manera que se veían como si estuvieran quietas. Esto le hizo pensar quelos cortos destellos de luz podían iluminar nuestro mundo.

La teoría no parece complicada: lograr un destello tan breve que comenzase y se detuviera casi al mismo tiempo. Para ello, solo había que reducir su duración a una millonésima de segundo.

Edgerton puso así final hasta entonces flash fotográficoy abrió la puerta a la luz estroboscópica (1931), que contenía una lámpara con xenón en lugar de mercuriolo que permitía que sus tubos pudieran ser más pequeños.Ésta se conectaba a una batería, y el voltaje de la corriente excitaba a las moléculas del gas, generando así una brillante luz instantánea.Además, su duración podía ser ajustada fácilmente, lo que le permitía disparar una y otra vez.Así, podía congelar la bala más rápida o incluso el ala de un colibrí.

Conocido por sus alumnos como Doc, el inventor tomó sus imágenes en la era analógica, grabándolas en una cámara de cine que había sido convertida para tomar fotografíasa velocidades que antes se hacían imposibles de pensar, y las iluminaba con elflashelectrónico que él mismo inventó.

En el mundo del deporte sus aplicaciones son ilimitadas

De repente se pudo veraquellas formas desordenadas que se sucedían tan rápido que el ojo humano era incapaz de comprender. “Él logró captar imágenes maravillosas y cautivadoras que trascendían de la ciencia, el arte y el entretenimiento”, dice Colin Hardingdel Museo Nacional de Medios de Reino Unido en Bradford a laBBC.

Como sucede muchas veces en el mundo de la innovación, el inventor no lo tuvo nada fácil para convencer a la industria fotográfica de que su invento tenía futuro -el gigante Kodak lo rechazóporque le parecía difícil de vender-. Pero siguió intentándolo hasta llevarse el premio.Tomóuna fotografía nocturna durante una pelea de boxeo, capturando con todo detalle a los dos púgiles,y la envióa los periódicos nacionales. En ese momento nacíael flash electrónico ylos muchos millones recaudados desde entonces.

Ese afán infatigable por enfrentarse a nuevos retos quedó demostradoen las fotografías ultrarápidas que tomóde los ensayos de explosiones producidas con bombas atómicas o de aquéllasque mostraban las áreas libres de tropas alemanas para que los aliados pudieran decidir con seguridad las zonas de aterrizaje durande el Desembarco de Normandía.

Por si fuera poco, además de ofrecer una gran galería en todo lo referente a los deportes,desarrolló un revolucionario sistemapara capturar imágenes de los oscuros fondos marinos a bordo del Calypso, el emblemático barco del oceanógrafo Jacques Cousteau -investigador que llamaba cariñosamente papá flashal empresario-.

Una herramienta muy importante en la industria científica

Al principio una novedad, el flash electrónico está ahora integrado en la mayoría de las cámaras y es utilizado regularmente por los fotógrafos profesionales y aficionados. Además, la luz estroboscópica se ha convertido en una herramienta importante en la industria científica.

En muchas ocasiones las fotografías más impactantes no son de objetos, sino aquellas que muestran el tiempo.El inventor, conmás de 40 patentes de inventos y que llegó a participar en una expedición fracasada en la que trataban de buscar, encontrar y fotografiaral mismísimo monstruo del Lago Ness, supo dibujarnos los momentos más sorprendentes.

“Trabaja duro. Dile a todos lo que sabes. Cierra un trato con un apretón de manos. ¡Diviértete!”, recomendaba.

Smartphones Tecnología Inventos Fotografía
El redactor recomienda