ALGUNOS MODELOS pueden llegar a ALEMANIA

¿Hay que temer a Kim Jong-un? Este es el poder real de los misiles de Corea del Norte

En una palabra: sí. Pyongyang tiene las armas nucleares, y si logra miniaturizarlas e introducirlas en los cohetes, tendría la capacidad de lanzar un ataque atómico contra EEUU y Europa

Foto: Misiles KN-11 (Pukgukson-1) exhibidos durante el desfile del sábado en la plaza Kim Il Sung de Pyongyang. (Reuters)
Misiles KN-11 (Pukgukson-1) exhibidos durante el desfile del sábado en la plaza Kim Il Sung de Pyongyang. (Reuters)

El pasado sábado, miles de tropas y vehículos militares norcoreanos desfilaron por la plaza Kim Il Sung de Pyongyang. Pero lo que llamó la atención de los observadores, como es lógico, fue la exhibición de las armas que amenazan con provocar una de las crisis más profundas de la historia de la República Democrática de Corea del Norte, los diferentes tipos de misiles balísticos con los que el régimen presume de capacidad militar.

Para los profanos, el desfile ofreció poco más que una alarmante sucesión de cohetes más o menos amenazantes, aunque los expertos pudieron sacar sus conclusiones, confirmar algunas sospechas y tal vez descartar otras. Mientras tanto, el mundo se pregunta: ¿cuáles son las capacidades reales de los misiles de Corea del Norte? ¿A quién afectaría un conflicto armado con este país, y hasta dónde podrían llegar?

[Trump la lía con su portaaviones: navega 10 días en dirección opuesta a Corea del Norte​]


El programa de misiles norcoreano empezó en 1976, cuando el régimen de Kim Il Sung, el fundador de la dinastía, logró hacerse con varios Scud que la URSS había vendido a Egipto. Tras una concienzuda investigación, Pyongyang empezó a fabricar su propia versión, llamada Hwasong. Hoy, Corea del Norte tiene tres versiones de este cohete: el Hwasong 5, 6 y 7, cuyo alcance es de, respectivamente, 300, 500 y 800 kilómetros. No son proyectiles especialmente potentes, pero bastarían para abarcar casi todo el sur de la península de Corea.

Pero estos misiles -equiparables a los existentes en los arsenales de casi cualquier país del mundo con unas fuerzas armadas desarrolladas- no son los que preocupan a la comunidad internacional, sino los modelos superiores. Los cohetes Nodong, basados en el mismo diseño que los Hwasong pero más largos y con un motor más potente, tienen un alcance que podría ser de entre 1.000 y 1.500 kilómetros, y servirían para golpear gran parte de Japón. Una variante testada en octubre de 2010 llegaría incluso a los 1.600 kilómetros, por lo que alcanzaría la base estadounidense de Okinawa

Entre los artefactos más populares del elenco, testados repetidamente en 2015 y 2016, se encuentran los KN-11 (Pukgukson-1), lanzados desde submarinos, lo que, a pesar de su alcance relativamente reducido (900 kilómetros), permitiría su despliegue en casi cualquier teatro naval del mundo. Según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, todavía se encuentra en fase de desarrollo.

Lanzamiento de un misil KN-11 (Pukgukson-1) desde un submarino, en una imagen no datada publicada por la agencia oficial norcoreana. (EFE)
Lanzamiento de un misil KN-11 (Pukgukson-1) desde un submarino, en una imagen no datada publicada por la agencia oficial norcoreana. (EFE)

Lanzamiento en cuestión de minutos

Los tradicionales Taepodong-1, con un alcance de entre 2.000 y 5.000 kilómetros y reseñados en casi todas las relaciones sobre el arsenal norcoreano, han sido considerados obsoletos, sustituidos por los Musudan (2.500-4.000 kilómetros, considerados ya misiles de rango intermedio) y la versión más avanzada del cohete, los Taepodong-2, cuyo rango es de 8.000 kilómetros, pero que podría llegar a los 15.000 en condiciones favorables.

Son estos últimos los que más inquietan a los expertos: incluso en su alcance más reducido, estos misiles balísticos intercontinentales podrían llegar hasta Australia, Nueva Zelanda, todo Oriente Medio, África Occidental y varios países europeos, incluyendo Alemania. Y a diferencia de otros modelos experimentales (como el KN-08, uno de los proyectos estrella del régimen, que teóricamente tendrá un rango de 11.500 kilómetros), el Taepodong-2 está plenamente operativo.

El KN-08, de hecho, fue una de las armas aparentemente exhibidas este fin de semana. Y decimos “aparentemente”, porque algunos expertos han señalado que probablemente se trataba solamente de las carcasas que las contienen, puesto que no está claro que el misil haya sido ya completamente desarrollado. También se mostraron, pro primera vez, los KN-15 (o Pukgukson-2), la versión terrestre del KN-11 submarino. Esta arma también preocupa a los analistas, puesto que utiliza combustible sólido, lo que en teoría permite su lanzamiento en cuestión de minutos, convirtiéndolos en armas mucho menos vulnerables a un ataque preventivo que otros modelos que necesitan horas para estar operativos.

Si el objetivo del desfile era mostrar el poderío militar de Corea del Norte, solo lo consiguió a medias. La ceremonia debería haber culminado con el lanzamiento de un misil de rango intermedio, pero el proyectil cayó a los pocos segundos de haber despegado. El fracaso podría deberse a las acciones de Estados Unidos, que, como reveló el diario New York Times el mes pasado, mantiene desde 2014 una operación encubierta de cibersabotaje contra el programa de misiles norcoreano, que habría cosechado importantes éxitos durante los últimos dos años.

Desde 2006, Corea del Norte posee bombas atómicas. Y como vemos, también tiene los misiles. El temor ahora es que sea capaz de miniaturizar las cabezas nucleares para montarlas en los cohetes. Llegado ese punto, el régimen norcoreano tendrá la capacidad de lanzar un ataque nuclear contra más de medio planeta.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios