La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

las políticas europeas desplazan los flujos

Ante el cierre de fronteras, los inmigrantes se vuelcan hacia rutas más peligrosas

Las políticas europeas de protección fronteriza suelen tener como principal logro el de desplazar los inmigrantes de una ruta a otra.
Foto: Inmigrantes llegan a las Islas Canarias en 2006. Foto cortesía de ACNUR.
Inmigrantes llegan a las Islas Canarias en 2006. Foto cortesía de ACNUR.

Habría podido ser un intento de salto más. Pero esta vez, el pasado 6 de febrero, Desiré consiguió entrar. Era el cuarto intento de saltar la valla de este joven camerunés, según contó a este periódico. En esta ocasión lo logró. Pero el mismo muro de alambre y cuchillas echó para atrás a decenas de migrantes que, como Desiré, llevaban meses en camino desde África Subsahariana a Europa. Algunos de ellos lo intentaron por otra vía. Quisieron rodear, por mar, la frontera. La decisión se revelaría mortal para quince de ellos.

Lo que ocurrió en Ceuta, que levantó la indignación internacional, resume a pequeña escala lo que acontece desde hace años en la mayoría de rutas de inmigración hacia Europa. Ante fronteras cada vez más militarizadas, los inmigrantes asumen riesgos por vías más peligrosas.

Una investigación que El Confidencial ha llevado a cabo junto a diez periodistas de seis países Europeos ha permitido crear la base de datos más completa hasta la fecha sobre inmigrantes fallecidos en su intento de alcanzar el Viejo Continente. Gracias al análisis de estos datos, que se pueden consultar en la web del proyecto, The Migrants Files, y a su comparación con los de la Agencia Europea Frontex, se ha identificado cómo las políticas de cierre de fronteras que intentan disminuir las entradas de inmigrantes irregulares, aumentan, a la vez, la posibilidad de que estos mueran en su intento de alcanzar la ‘Fortaleza Europea’. 23.000 han fallecido en el intento en los últimos trece años, según los datos recogidos durante la investigación.

En 2013, los datos de Frontex indican que más inmigrantes han intentado llegar a Europa por vía marítima que por terrestre, dando la vuelta a la tendencia de los dos años anteriores. Cruzar el Mediterráneo ha supuesto el camino de ingreso para el 60% de los inmigrantes que llegaron al continente. Es en este tipo de rutas, según los datos recopilados para esta investigación, donde se producen 8 de cada diez muertes.

 

Pinche en el gráfico para verlo a pantalla completa 

Tanto la ruta que cruza el Mediterráneo desde Libia y Túnez hasta Italia y Malta y la que lo rodea a través de Grecia y Turquía son las más peligrosas. Y, en 2013, han vuelto a poblarse. Como hicieron los amigos de Desiré, es cada vez más hacia caminos inseguros donde se está redirigiendo la entrada de migrantes en Europa.  

De ruta en ruta

Frontex recoge información detallada por cada una de las rutas que, en las últimas décadas, los inmigrantes irregulares eligen para llegar a Europa.   

Además de los aeropuertos, puerta de ingreso principal, existen ocho rutas habituales. A partir de la afluencia de migrantes en cada una de ellas, la Agencia, en colaboración con diferentes Estados europeos, lleva a cabo operaciones orientadas a disminuir el número de irregulares que acceden a las diferentes fronteras. 

"Los inmigrantes sólo son noticia cuando llegan a este lado", argumenta Amparo González, investigadora del CSIC que, a través del proyecto MAFE, ha analizado las costumbres de los inmigrantes senegaleses en su trayecto hacia Europa. En las entrevistas llevadas a cabo a inmigrantes llegados a varios países europeos emerge el mismo patrón: todos lo intentan más de una vez. El cierre de una vía no les echa para atrás: "Es una cuestión lógica de vasos comunicantes: si cierras un lado, se hace más presión por el otro", explica González a este periódico.

Inmigrantes saltan la valla de Melilla.
Inmigrantes saltan la valla de Melilla.

Un ejemplo de ello es lo que ocurre en la ruta donde, en los últimos cuatro años, se ha detectado uno de cada tres intentos de ingresos ilegales. Se trata de la llamada ruta del Mediterráneo del Este, y une Turquía con Grecia: ha sido la más poblada del período analizado. A finales de 2010, en la zona llegó a concentrarse hasta el 60% de todos los que se detectaron en el continente. Y, en ese período, el camino vía tierra, el menos peligroso, era el más utilizado.  

Fue por ello que para el año siguiente Frontex movilizó sus efectivos de cara a la Operación Poseidón. Menos de un año después, el país empezaba la construcción de una valla de doce kilómetros en su frontera con Turquía, cerca de la localidad de Orestiada, completada en diciembre de 2012. En los dos años, los irregulares identificados bajarían de 55.000 hasta 32.000 por año. 

La otra cara de este resultado, sin embargo, se encuentra en los números de fallecidos, una información que Frontex no recoge. Los datos de The Migrants Files indican que en 2010 murió un migrante por cada 200 que intentaron entrar por esta ruta. En 2012 lo hizo uno de cada 30.

¿Las razones? La misma Frontex, en su último informe de 2011, daba algunas pinceladas sobre lo que estaba ocurriendo: un cambio de ruta para elegir, de nuevo, la travesía por mar. "Las operaciones han causado un ligero efecto de desplazamiento hacia la frontera marítima entre Grecia y Turquía y hacia la terrestre entre Grecia y Bulgaria", se lee en el informe. 

Ese ligero desplazamiento se ha convertido rápidamente en un cambio de flujo en una ruta que, en 2012, eligió el 30% de los inmigrantes que entraron a Europa por estas vías.

Según detalla Frontex en su informe del primer cuatrimestre de 2013, el mar Egeo, que baña Turquía y Grecia, ha marcado un récord de intentos de entradas. A mitad del año, cuando se añaden las buenas condiciones meteorológicas, la zona se convierte de forma oficial en un nuevo “punto caliente” de entrada de inmigrantes. Durante todo el año, 11.800 personas intentaron entrar a Europa por esta vía, el mismo número que en los tres años anteriores juntos.

Mediterráneo, cementerio de migrantes y fuente de dinero negro

Esta situación no se produce sólo en la Ruta Este del Mediterráneo: la más directa hacia los países europeos es otra y más mediática. Según los datos de Frontex del último año, a los que esta investigación ha tenido acceso en exclusiva, la Ruta Central del Mediterráneo ha sido la que el más ha crecido en 2013, un año en el que 107.000 inmigrantes alcanzaron las costas europeas.

Esta ruta es, a día de hoy, la que más vidas se cobra. Lo ha sido siempre desde que Frontex recoge datos: el ratio de muertes en 2012, según los datos recopilados para esta investigación, indica que más de cuatro de cada cien migrantes que intentaron alcanzar Europa murieron en el intento.

La misma Frontex, en su último informe de 2011, daba algunas pinceladas sobre lo que estaba ocurriendo en Grecia: un cambio de ruta para elegir, de nuevo, la travesía por mar.Los datos de los primeros meses de 2014 indican un claro incremento de los inmigrantes que han decidido utilizar esta ruta. Su destino inicial suele ser Italia. Entre el 1 de enero y el 28 de Febrero, 4.776 personas se habían embarcado en este viaje desde Libia. Hace un año, en el mismo período, habían sido 449. El crecimiento producido durante este año ha tenido directas consecuencias sobre los grupos criminales que facilitan los traslados.

Christer Zettergren, exsecretario de la Cruz Roja en Suecia, encabeza la unidad de inteligencia en la Unidad de Migraciones del país nórdico, añorado destino final para muchos de los migrantes que llegan a las puertas de Europa. La Unidad se dedica a recolectar y analizar datos de los flujos migratorios, que facilita al Gobierno y a los miembros de la UE. "En este momento hay muchas más mafias que están aprovechándose de la situación", asegura a este diario.

"Se han dado cuenta de la alta probabilidad de que los barcos de los inmigrantes sean cazados por la policía que controla el canal de Sicilia, en Italia", explica. Las acciones de los guardacostas italianos están siendo miradas en este trozo de la Ruta del Mediterráneo Central.

"Es así como 'venden' y hacen cotizar al alza su oferta, dando lugar a una más alta demanda". Garantizan un viaje lejos de la vista de las autoridades, pero "esto provoca que tomen riesgos más altos, rutas más largas y vendan sus viajes incluso si la mar está agitada", remata Zettergren.

En las costas italianas se lanzó la Operación Mare Nostrum el pasado mes de octubre, como reacción al naufragio de Lampedusa, una tragedia que llevó a Cecilia Malmström, comisaria europea, a pedir a Frontex que organizara misiones de rescate que rastrearan la zona desde España hasta Chipre.

Es justamente en ese lado del Mediterráneo donde está aumentado el flujo migratorio. En opinión de Zettergren, se espera que cada vez más personas intenten Grecia desde las costas de Turquía. "Son muchos los sirios, por ejemplo, que aguardan en Turquía para entrar", detalla, respaldado por los análisis de Frontex. Las ventajas de tomar esta ruta son la distancia más corta del trayecto marítimo –con respeto a la ruta central– y la menor probabilidad de que se registren sus huellas digitales al entrar en Grecia.

Las tendencias para 2014 confirman esta lógica, que se está aplicando a otras rutas. Muchos migrantes desde países de habla franceses –Mali y Senegal sobre todo– ahora prefieren enfrentarse a un viaje más largo hasta Francia zarpando desde Libia, y ya no saltando la valla de Ceuta y Melilla.

_

The Migrants Files es un proyecto de periodismo de datos impulsado por  Journalism++ SAS,Journalism++ Stockholm y Dataninja en colaboración con Neue Zürcher ZeitungEl ConfidencialSydsvenskan y Radiobubble, además de los periodistas freelance Jean-Marc Manach y Jacopo OttavianiJournalismFund.eu ha financiado gran parte del proyecto.

Las principales fuentes de datos se han obtenido del trabajo previo realizado por United for Intercultural Action, por el periodista Gabriele Del Grande en su Fortress Europe y por Puls, al que se ha añadido el trabajo de investigación de los diferentes colaboradores.

Dieciséis estudiantes del Laboratorio de Periodismo de Datos de la Universidad de Bolonia han contribuido al proyecto contrastando los detalles de cada fallecimiento bajo la supervisión del profesor Carlo Gubitosa.

#3
Compartir

Africa y Oriente medio,  para las grandes multinacionales (los políticos están a su servicio), sólo son espacios geográficos en donde se consiguen buenas (y muy caras) materias primas, con el acuerdo de élites locales totalmente corrompidas. La desestibilización de los países facilita el saqueo y lo que le ocurra a la poblacióncivil, como se demuestra,no es una preocupación de los consejos de administración de estas empresas. Lo único que les queda a estos deseperados de la tierra es intentar escapar del caos y de la muerte (arriesgan su vida), algo muy fácil de entender.  La solución a este interminable  drama pasa por penalizar la avaricia de estas multinacionales y hacer un gran esfuerzo inversor en estos países para que puedan vivir de sus recursos en igualdad de condiciones con los lamados países "desarrollados" y para conseguir que la población no sevea obligada a escapar. Todo lo demás será intentar poner puertas al campo.

Europa y América tendrían que mirar hacia esos países con otros ojos. Su desarrollo sería beneficioso para todos y evitaría tentanciones tan terroríficas y sangrientas como las que propone el estado islámico,por poner un ejemplo.

 

Ampliar comentario
#2
Compartir

Alomejor nadie lee este post.., pero me pregunto, porque yo mismo lo hago.., porque nadie los llama personas? o seres humanos?.. será que nos resulta menos molesto y nos hace sentir menos culpables llamarlos inmigrantes..?; No lo sé.. pero es una pregunta que deberíamos hacernos..., una de las muchas que hay sobre este drama.. 

Ampliar comentario
#1
Compartir

Por cierto nunca se ha aclarado, si existían "barcos-nodriza", que remolcaban las enormes barcazas llenas completamente de gente. Venir desde Senegal, Nigeria Sierra Leona requiere mucho combustible, y no se aprecia que hubiese espacio para el mismo, con tanta gente.

Los inmigrantes africano no "van a Europa", se dirigen exclusivamente a España e Italia, que son los que mantienen una generosa subvención a los inmigrantes llegados.

Ampliar comentario